AUTOR DEL ARTÍCULO: David Calero – Profesor de QA Distiller

 

 

QA Distiller es uno de los programas indispensables para el traductor profesional. Este programa forma parte de las llamadas herramientas de control de calidad (o herramientas QA), con las que podemos analizar nuestras traducciones de forma rápida para asegurarnos de que no contienen ningún error. QA Distiller ha sido desarrollado por Yamagata, empresa creada en Japón en 1906 que actualmente tiene una importante presencia en Asia, Estados Unidos y Europa, y cuya tecnología se utiliza en las agencias de traducción de todo el mundo.

¿Para qué se utiliza exactamente QA Distiller?

Las posibilidades de esta herramienta son enormes, nos permite analizar una traducción en diferentes niveles para detectar los errores y asegurar así su calidad. Los errores que nos ayuda a detectar son muy variados, pero cabe destacar su capacidad para analizar incoherencias en las traducciones, algo especialmente útil para grandes proyectos. Además, también nos permite detectar segmentos no traducidos, números incorrectos, dobles espacios, paréntesis sin cerrar o incluso errores de formato, entre otros muchos.

¿Qué lo diferencia de otros programas de control de calidad?

QA Distiller es, sin duda, la herramienta de revisión de traducciones más avanzada del mercado. Son muchas las características que la diferencian de sus competidores, pero lo más destacable es la capacidad de adaptación a tus proyectos. Se puede configurar el programa de forma que los análisis sean más precisos para el proyecto en el que estamos trabajando. Por ejemplo, podemos añadir palabras que no se deberían traducir, definir la extensión de las palabras clave o determinar formatos predeterminados para los números. Esta característica minimiza el número de falsos errores, solucionando así uno de los problemas de las primeras versiones de estos programas.

Además, se pueden crear varios perfiles para guardar diferentes configuraciones del programa. Esto nos permite ahorrar mucho tiempo, puesto que podremos personalizar el programa para cada uno de nuestros proyectos y seguir utilizándolo hasta finalizar el proyecto.

Otra característica destacable de QA Distiller es la posibilidad de editar los textos directamente desde la interfaz del propio programa. Una funcionalidad muy útil, puesto que no tendrás que molestarte en abrir los archivos y buscar los errores en el programa de origen para corregirlos. La interfaz es muy sencilla y con un simple clic podrás corregir un error concreto o incluso varios errores de la misma categoría a la vez. Con la configuración adecuada, se podrán incluso corregir varios errores en múltiples archivos de forma automática. Por ejemplo, si varios números aparecen separados por espacios (1 000) y queremos separarlos por puntos (1.000), podremos corregir todos los errores en un solo clic.

Por último, QA Distiller dispone de uno de los sistemas de reconocimiento de archivos más completo. Reconoce archivos bilingües tanto creados de una simple alineación, en formato TMX, como creados con los diferentes programas de traducción (Trados, MemoQ, Déjà Vu…) y, además, analiza archivos en más de 70 idiomas.

En resumen, QA Distiller nos aporta un valor añadido a nuestro trabajo. Como traductores profesionales, tenemos que trabajar rápido para aumentar nuestra rentabilidad, pero no nos podemos permitir que se nos escape ningún detalle que ponga en duda la calidad de las traducciones. QA Distiller te ayudará a analizar las traducciones de forma rápida y eficaz. De esta forma, podrás ahorrar tiempo en la última fase de revisión y te asegurarás de entregar tus traducciones con la máxima calidad.

Si quieres aprender sobre esta herramienta te aconsejo el curso online de QA Distiller donde te explicaré, paso a paso y por Skype, cómo utilizarla y sacarle el máximo partido.