Uno de los requisitos para hacer algunos de nuestros cursos, entre ellos el curso de subtitulación para traductores o el curso de localización de software, es utilizar el sistema operativo Windows en vez de Mac. El motivo es que en los cursos explicamos el uso de algunos programas necesarios para hacer los ejercicios prácticos, que solo se pueden instalar en el sistema operativo Windows y no tienen su versión para Mac. Cuando es posible, damos alternativas similares, pero en la mayoría de los casos no hay otra opción.

Recibimos muchas consultas preguntando cómo se puede hacer uno de estos cursos si tienes un Mac y vamos a utilizar esta entrada de blog para explicarlo. Si te queda alguna duda, solo tienes que escribirnos. 🙂

Dos opciones para utilizar programas de Windows en Mac

Una de las opciones consiste en hacer una partición del disco duro en tu Mac e instalar en una de ellas Windows. Esto, que puede parecer sencillo, no lo es tanto si nuestras habilidades tecnológicas no son muy avanzadas, ya que hay que utilizar la herramienta Boot Camp. Si no se te dan nada bien estos temas, recomendamos contactar con un técnico de Apple para que haga la partición y con otro técnico para la instalación de Windows (a no ser que te veas capaz de hacer alguna de ellas).

La otra opción es comprar un programa que instala una máquina virtual en tu Mac y hace todo esto por ti por solo 70-80 €. Este programa te servirá, no solo para hacer el curso, sino para utilizar cualquier programa de Windows en Mac. El programa en cuestión se llama Parallels. Además, con esta herramienta, si ya tienes una partición partición de Windows en Boot Camp puedes convertirla a una nueva máquina virtual de Parallels Desktop.

Si estás leyendo esto porque quieres hacer o estás haciendo alguno de nuestros cursos, existe otra opción más sencilla y temporal: utilizar otro ordenador con Windows para hacer el curso. Si tienes algún ordenador que no usas o alguien puede prestarte uno, es una buena opción para decidir más tarde si deseas instalar Boot Camp o Parallels en tu Mac.

Algunos consejos si vas a usar Windows en Mac

Para ayudarte a  decidir por una de estas dos opciones, es importante que sepas en qué se diferencian en cuanto a su uso. Si te decides por Boot Camp, tienes que saber que al encender el ordenador tendrás que elegir qué sistema operativo deseas arrancar y, una vez que estés dentro, no podrás cambiar al otro simultáneamente, sino que tendrás que apagar y volver a encender el ordenador para pasar al otro. Con Parallels esto no ocurre, ya que esta herramienta se instala en tu ordenador como si fuera una aplicación, de forma que para pasar de uno a otro, solo tienes que minimizar o maximizar Parallels.

De manera adicional, es importante que el problema que plantea Parallels frente a la partición con Boot Camp es que al utilizar dos sistemas operativos a la vez consume más recursos y el ordenador puede funcionar más lentamente. Por otro lado, el problema que plantea Boot Camp frente a Parallels es que va a consumir más espacio en tu ordenador debido a la partición.

Nadie dijo que fuera fácil, pero es posible. Si estás leyendo este artículo y tienes algo que aportar, será un placer incluirlo.

Aprovechando este artículo, ¿qué opináis? ¿Es mejor que un traductor use Mac o que use Windows?