Desde que el mundo es mundo y el traductor es traductor, uno de los mayores quebraderos de cabeza a los que nos enfrentamos son los documentos que no podemos editar directamente. A menudo, los clientes nos mandan encargos con archivos en formatos cómodos para su distribución, como, por ejemplo, imágenes, tablas incrustadas o los temidos PDF. Se trata de un tipo de archivo extremadamente popular pero que, sin embargo, plantea no pocas dificultades a la hora de extraer el texto para poder trabajar sobre él, editarlo y traducirlo.

Opciones para traducir un archivo PDF

Hasta hace poco, cuando necesitábamos trabajar con un archivo PDF, y después de haber comprobado, consternados, que el cliente no podía mandarnos el documento editable con el que se había creado, teníamos dos alternativas «profesionales»:

  • Uno: utilizar la edición profesional de Adobe Acrobat para poder editar el archivo sin problemas. Sin problemas, aparte del importante desembolso que supone la licencia completa de este programa, claro.
  • Dos: utilizar un programa de OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres) para extraer el texto y los gráficos, como OmniPage, Able2Doc y otros menos conocidos. Si el texto era simple y las fuentes claras, solía funcionar bien, pero ¡ay, amigo!: si el documento utilizaba fuentes, ajustes de línea o gráficos que se salían de lo común, empezaba para nosotros un verdadero calvario para poder crear un texto mínimamente decente que nos permitiese utilizar nuestra herramienta TAO preferida, ya sea Wordfast o cualquier otra.

La tercera opción, llamada «bandera blanca, me rindo», consistía en abandonar toda esperanza de extraer el texto, tras decenas de intentos frustrados, y hacer la traducción de forma completamente «artesanal», creando un documento de texto en blanco para ir escribiendo la traducción según leíamos a quemarropa el PDF de origen. No resultaba de lo más productivo, sinceramente.

Ahora, gracias a una nueva tecnología de extracción de texto, Wordfast Pro 5 te permite trabajar directamente con archivos PDF y crear proyectos de traducción editables sin necesidad de recurrir a herramientas de terceros.

Pasos para traducir un archivo PDF con Wordfast Pro

Nada más fácil: en la pantalla de bienvenida de Wordfast Pro (la lista de proyectos), es suficiente con arrastrar a cualquier parte de la pantalla el archivo PDF desde nuestro Explorador. Inmediatamente, Wordfast reconocerá el archivo y nos aparecerá la ventana emergente para crear un Nuevo Proyecto, en la que definiremos el par de idiomas y el resto de detalles relativos a la TM, glosarios y recursos adicionales. El editor de traducción nos mostrará directamente el texto, listo para editar, y al terminar nuestro trabajo podremos guardar el documento traducido, que mantendrá el formato del PDF original. Fácil, ¿verdad?

Dada la diversidad de formatos y estándares PDF, el sistema no es infalible, pero se puede decir que Wordfast Pro 5 es capaz de trabajar con la gran mayoría de archivos PDF compuestos de texto, tablas y gráficos sin necesidad de complicarnos con conversiones, extracciones y reconversiones.

Se acabaron las complicaciones a la hora de trabajar con archivos PDF, ¿por qué no lo compruebas con la versión de prueba gratuita de Wordfast Pro 5? Y, si te has quedado con ganas de más y quieres controlar Wordfast Pro al 100 %, matricúlate en nuestro curso online de Wordfast Pro y conviértete en un experto en pocas horas.