Cada vez más traductores encuentran un hueco en la traducción audiovisual traduciendo series, documentales y películas para Netflix, HBO, Amazon Prime o Movistar +.

Como es bien sabido, la manera de consumir productos audiovisuales ha cambiado completamente gracias a estas plataformas VOD. En la actualidad, podemos acceder a todo el contenido que queramos, cuando queramos y prácticamente desde el dispositivo que queramos. La globalización ha hecho, además, que podamos disfrutar de prácticamente todos esos contenidos en los idiomas que queramos. Esto, por supuesto, ha jugado a favor del crecimiento del sector. Solo tienes que buscar en redes sociales por la etiqueta #quiéntraduce para saber quién ha traducido el guion o quién ha realizado los subtítulos de tu serie favorita.

Hoy está en nuestro blog Alba Mas, profesora de nuestro curso online de traducción para plataformas VOD, para hablarnos sobre su experiencia traduciendo contenido para estas plataformas. Algunas de las series que ha traducido para Netflix son White Gold, The OA, Bitten, etc. y es la responsable también de la traducción de la serie Secret City de HBO, entre otras, claro.

También ha traducido una gran cantidad de series, películas, documentales y programas para cadenas de televisión como DMAX, DKISS, Divinity, Energy, MTV, Be Mad, Ten, A&E, Odisea, Historia, Fox, Discovery Channel, Crimen&Investigación, Sundance TV, etc.

Te dejamos con la entrevista, esperamos que la disfrutes tanto como nosotros.

 

¿Cuál ha sido la serie que más retos traductológicos te ha presentado?

Sin duda, la serie que ha supuesto un mayor reto para mí hasta la fecha ha sido Una serie de catastróficas desdichas, de Lemony Snicket. Esta serie, original de Netflix, tiene 3 temporadas que adaptan los 13 libros de los hermanos Baudelaire, los protagonistas. En este caso, cada libro se adapta en dos episodios, a excepción del último, que se adapta en solo un episodio.

Para empezar, se me presentaba un doble reto: ajustarme al máximo a las traducciones previas de los primeros 8 libros, que se han publicado de manera oficial en España, y después volar libre en los últimos 9 episodios, donde se adaptaron los 5 libros no publicados de manera oficial en España.

Sin destripar mucho la trama, diré que todo gira alrededor de las siglas V.F.D (Volunteer Fire Department), que en los libros en español se mantuvieron igual con la traducción Voluntarios Frente Deflagraciones. A partir de ahí, me topé a lo largo de las tres temporadas con un sinfín de elementos con estas siglas y que, por supuesto, no me quedó más remedio que adaptar. Así, el Verdant Flammable Device (un objeto que al encenderse emite una luz de color verde) pasó a llamarse Verdoso y Fulgurante Dispositivo y la Vernacularly Fastened Door (una puerta que solo se abre acertando preguntas) se convirtió en la versión en español en un Vano con Fachada Dialéctica. El séptimo libro, por ejemplo, tiene lugar en la Villa de la Fabulosa Desbandada, un lugar en el que adoran los cuervos. En inglés se llamaba Village of Fowl Devotees.

Y, precisamente, los dos episodios que adaptan el séptimo libro fueron de los más complicados de la serie. Estos dos episodios giran en torno a un poema que esconde una clave en la primera letra de cada frase. Y, claro, había que traducir el poema incluyendo esa clave en español haciendo que todo tuviese sentido al final y sin cambiar mucho el significado original. Pero no solo eso, ya que también había que asegurarse de que todo entrase en boca perfectamente. Por suerte, he podido trabajar durante toda la serie codo con codo con la ajustadora, María Ferrer, y entre las dos encontramos una solución que encajó perfectamente.

 

¿Con qué serie te lo pasas mejor traduciendo?

Cada vez que me preguntan esto, respondo lo mismo y sin dudarlo: Las Kardashian. Llevo casi cinco años traduciendo esta serie prácticamente sin descanso, porque en España se empezaron a traducir con unos 6 o 7 años de retraso con respecto a la emisión original. Acabo de terminar la temporada 15 y, desde hace tres o cuatro temporadas, por fin vamos a la par con las emisiones de Estados Unidos. De hecho, lo habitual es que se emita allí un episodio y que a los dos días lo tenga yo para comenzar. Tengo que reconocer que es con la que más me río de lejos. Ya he contado alguna vez que para esta serie tengo una libertad total. Desde el principio me dejaron experimentar con las personalidades de todo el clan Kardashian y me animaron a exagerar un poco todo el contenido: lenguaje malsonante, expresiones más modernas y otras más clásicas (aparecen tanto bebés recién nacidos como adolescentes, jóvenes, gente de mediana edad e incluso ancianos), etc.

Además, aunque las cámaras sigan el día a día de esta familia y la mayoría de las escenas sean ámbitos bastante normales (ir de compras, comer, estar sentados en el salón, bañándose en la piscina…) la verdad es que las hermanas Kardashian tienen conversaciones de lo más surrealistas.

Este es uno de esos casos:

KHLOE:

How do you spell, like, “Damn!” Is it, like, D-A-Y… “Daymn!”

MALIKA:

Oh. D-A-Y… U-M.

KHLOE:

A-Y. Dayum! U-M.

Ese era el texto original. En la imagen, Khloe y Malika discutían afanadamente sentadas en la mesa de la cocina sobre la duda existencial de cómo deletreaban ellas la palabra damn. Traducir esto al español no tiene ningún sentido y es complicado entrar una palabra en nuestro idioma que, además de la situación cómica de que no sepan deletrear algo tan fácil, aporte el significado de la palabra original o uno similar. Pues bien, esto fue lo que Khloe y Malika acabaron diciendo en español:

KHLOE: ¿Qué palabra te gusta más? ¿Potorro o chochetilla?

MALIKA: Chochetilla queda más fino.

KHLOE: Yo soy más de potorro.

Unas cuantas temporadas después, esta escena me sigue encantando. Otro ejemplo que pongo siempre para demostrar que estas chicas son un caso es el siguiente:

KHLOE:

I’m having a really hard time communicating today. How do you say “maneurisms”?

KIM: “Maneurisms”?

KOURTNEY: Mannerisms.

KHLOE: How do you say it?

BOTH: “Maneurisms”?

KHLOE: I said “maneurisms.”

KOURTNEY: You know what word Mom says that drives me insane? “Poy‐trit.”

KIM: Yeah, she does.

KOURTNEY: But is that true, is that how you say it?

KHLOE: What?

KIM: Portrait.

KOURTNEY: I say “portrait.”

KHLOE: Portrait. Say it again?

KOURTNEY: Mom says “poy‐trit.”

KHLOE: That’s not normal.

KOURTNEY: Yeah.

Y así quedó la versión en español:

KHLOE: Me cuesta mucho pronunciar algunas palabras. ¿Cómo se dice “mainerismo”?

KIM: ¿Manierismo?

KOURTNEY: “Mainerismo”.

KHLOE: ¿Cómo se dice?

KIM: ¡Manierismo!

KOURTNEY: ¡Manierismo!

KHLOE: Yo digo “mainerismo”.

KOURTNEY: ¿Sabéis una cagada de mamá que me vuelve loca? “Almóndiga”.

KIM: Es verdad que lo dice.

KOURTNEY: No se dirá así de verdad, ¿no?

KHLOE: ¿Qué?

KIM: Ni de coña.

KOURTNEY: Yo digo albóndiga.

KHLOE: Albóndiga. Se dice así.

KOURTNEY: Pues mamá dice “almóndiga”.

KHLOE: Se le va la pinza.

KOURTNEY: Ya.

En este caso, coincidía que la palabra «manierismo» puede llevar a confusión en su pronunciación en español, pero no pasa lo mismo con «retrato». O, al menos, es mucho más graciosa la pronunciación incorrecta de «albóndiga», que sí está más que extendida.

 

¿Ha habido alguna serie con la que pensabas que te ibas a volver loca?

Pues sí, todavía sigo acordándome mucho de cuando tuve que traducir The OA, otro original de Netflix. En este caso, la trama es muy enrevesada y complicada de entender. Es una serie que pretende ser bastante mística, pero la verdad es que acaba siendo más bien rara de narices.

Y, por si eso fuera poco, la odisea que tuve que vivir con los materiales de esta serie fue de película de terror. En primer lugar, Netflix pensaba que esta serie iba a ser su serie estrella, o algo similar, cosa que después no ha ocurrido. Así que decidieron mantener en el más absoluto de los secretos la trama. De hecho, al buscar información sobre ella cuando me llegó el proyecto, no encontré ni una triste sinopsis que poder leer. Decían que el secretismo tenía su razón de ser y que pensaban desvelarlo de manera simultánea en todo el mundo, así que tuve que empezar a trabajar sin saber nada más.

Pero esto no fue lo peor. El problema llegó cuando Netflix decidió que tendría que ir haciendo la traducción de los episodios de manera desordenada. Así que tuve que empezar por el penúltimo, seguir con los del medio, pasar al primero y luego acabar con el último. Y, por supuesto, todo materiales preliminares con las escenas llenas de cromas verdes, micrófonos a la vista y cables por todas partes. En fin, que tuve que sentarme a ver el resultado una vez subieron a la plataforma la serie doblada para enterarme bien del todo de qué iba el asunto.

 

¿Te has enganchado alguna vez a una serie que hayas traducido y que no tenga nada que ver con tus gustos? ¿Qué retos supuso?

La verdad es que sí. Hace unos meses terminé de traducir la tercera temporada de Etiquetados, una serie de HBO cuya trama gira en torno a unos asesinatos y a las redes sociales. Es una serie de corte adolescente y no es para nada el tipo de serie que pueda engancharme, pero 3 o 4 episodios después me sorprendió ver lo enganchadísima que estaba a la trama.

Tampoco es una serie sencilla y que tuve que enfrentarme a algo que para mí era una novedad: tener que traducir muchos mensajes en redes sociales, hashtags, mensajes privados y mensajes de móvil entre los protagonistas. Todo esto aparece en pantalla, en primeros planos, y muchas veces con el apoyo visual de alguna foto o vídeo que ellos mismos cuelgan en las redes. Obviamente, muchos de esos mensajes estaban llenos de abreviaturas y lenguaje coloquial, o más bien millennial, que previamente había que descifrar para después adaptarlo.

 

Hasta aquí la entrevista, ¡muchas gracias, Alba!

Si tú también traduces contenidos para plataformas VOD te animamos a compartir con nosotros tu experiencia en los comentarios de este blog. ¿Cuál ha sido tu mayor reto de traducción?

 

¿Quieres que te avisemos de los próximos artículos?

Responsable: Trágora S.C.A. Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Recibe contenido exclusivo antes que nadie.

Solo queda un paso. 

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección. ¡Te esperamos!

 

 

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo (spam, promociones, no deseado...).

NUEVO CURSO ONLINE DE

TRADUCCIÓN FINANCIERA

 ¡Estupendo! Serás de los primeros en enterarte de todo.

 

Te enviaremos toda la información detallada para que seas uno de los primeros en matricularte y aprovechar el descuento especial.

Responsable: Trágora S.C.A. Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Servidores de Mailchimp. Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo

(spam, promociones, no deseado...) 

¡Nos encantan las personas con esta iniciativa!

¿A qué correo electrónico te lo enviamos?

Responsable: Trágora S.C.A. 

Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. 

Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo

(spam, promociones, no deseado...)