El torbellino de buenas vibraciones que es Cristina Macía se ha pasado por los #HangoutsTrágora para contarnos cómo vivió la traducción de Canción de hielo y fuego o Juego de Tronos, como la conocemos todos después del éxito que ha cosechado la serie (más abajo tienes el vídeo).

Aunque suene a cliché, Cristina es una traductora que se ha hecho a sí misma. Comenzó estudiando Filosofía, pero las hadas de la traducción le mostraron el camino del mundo editorial. Empezó trabajando para Planeta-De Agostini, Ediciones B, Timun Mas, Norma, Círculo de Lectores, La Cúpula o Martínez Roca, centrándose sobre todo en géneros como la ciencia ficción, la fantasía y la novela negra, y también en el cómic. Aunque no era el objeto de la entrevista, también nos ha comentado que su otra gran pasión es la traducción y edición de libros de cocina, así que es muy posible que la volvamos a ver por aquí.

La posibilidad de traducir la obra más famosa de George R. R. Martin le cayó del cielo por estar en el momento adecuado en el lugar más indicado, con poco más de veinte primaveras pidió una noche para poder leer el original antes de decidirse porque, como nos ha comentado, nadie podía imaginar la repercusión que aquel texto llegaría a tener.

Durante la entrevista, Cristina nos ha relatado varias anécdotas que rodean a este encargo de traducción, la forma de trabajar tan exquisita que hay en la editorial Gigamesh, cómo se decidió qué apellidos traducir y cuáles no, por cuántas manos pasa su texto antes de llegar al mercado, si recibe el libro antes que nadie, cómo se documenta para el vocabulario de batallas, armas y expresiones medievales, por qué se cambió la variedad de los lobos en la traducción, si prefiere traducir diálogos o batallas, la relación de la traducción de la versión española con los libros en América Latina, lo que le costó que se admitiera el nombre Invernalia… y muchísimos otros temas que podréis disfrutar en el vídeo que os dejamos.

A petición de una espectadora de Twitter, no le preguntamos por la traducción de Hold the door y ella misma nos comentó que ese no fue el único caso, que hay otros más del mismo tipo y nos explicó las razones.

Todo el encuentro resultó fantástico y se tocaron muchísimos aspectos diferentes pero nuestra invitada nos dejó una frase que pide mármol a gritos: «Una nota a pie de página es el fracaso del traductor y el encumbramiento de su ego».

Le deseamos todo lo mejor a Cristina y esperamos que se siga divirtiendo con su trabajo como hasta ahora.

LA TRADUCCIÓN DE JUEGO DE TRONOS: EL FENÓMENO HOLD THE DOOR

Aquí os dejamos la charla sobre la traducción de Juego de Tronos. Si quieres enviarle preguntas a la invitada, hazlo a través de los comentarios de este blog.

Entra en #HangoutsTrágora para disfrutar del contenido de todos los encuentros virtuales sobre traducción e interpretación que hemos realizado hasta la fecha (disponibles en vídeo y en podcast).

Recuerda que suscribiéndote a nuestra Newsletter te enviamos un recordatorio cuando haya un nuevo #HangoutsTrágora. ¡No te perderás ninguno!