Humor, doblaje y traducción: ¿mundos paralelos?

Humor, doblaje y traducción: ¿mundos paralelos?

Traducir para doblaje es una de las tareas más arduas del sector de la traducción audiovisual. No solo entra en juego la traducción, sino también la adaptación.

No obstante, traducir humor también supone una tarea complicada y el traductor debe poseer las herramientas necesarias para poder adaptarlo a una cultura meta.

¿Qué pasa cuando combinamos la traducción para doblaje con la traducción el humor? Es por ello que venimos pisando fuerte con el último #TFTRAD de la temporada con nuestra invitada Tania Rosso.

¿Quién es Tania Rosso?

Desde siempre se ha considerado una amante de los idiomas. Ya desde pequeña, le influyó el ambiente bilingüe en el que nació. Su padre es italiano y su madre española. Vivió hasta los ocho años en un pequeño pueblo cerca de Venecia. Después, se mudó con su madre a Valencia y, años más tarde, estudió Traducción e Interpretación en la Universidad de Valencia. Ya sabía que quería trabajar con los idiomas, pero la idea de trabajar con ellos le llamó la atención y por ello decidió empezar esta carrera. En tercero, realizó una estancia Erasmus en Edimburgo, donde tuvo también la oportunidad de cursar la asignatura de interpretación. En el último curso, descubrió el maravilloso mundo de la traducción audiovisual que le permitía unir sus dos pasiones: los idiomas y el cine. Fue por ese motivo que decidió elaborar su Trabajo de Fin de Grado en esta rama de la traducción y realizar sus prácticas en Berlín en este sector. Allí, pudo poner en práctica sus conocimientos adquiridos, así como disfrutar de su trabajo en guiones como la serie Dark, de Netflix. Actualmente, se dedica a la enseñanza del español como lengua extranjera en Madrid, pero sigue manteniendo vínculos con la traducción a través de grupos del sector en las redes sociales y no descarta compaginar ambas profesiones en el futuro.

 

¿Por qué decidió investigar sobre traducción para doblaje y humor?

Desde el inicio de su carrera, siempre ha estado interesada en la traducción audiovisual, porque considera que supone un gran reto para el traductor. La traducción del humor es el sector que considera más motivador para un profesional que busca retos como ella, por todo el contenido idiosincrásico que contiene.

 

¿Qué códigos intervienen en los textos audiovisuales?

El fenómeno de la traducción se ha asociado tradicionalmente con textos orales o escritos. Sin embargo, hoy en día entran en juego otros tipos de códigos, como el sonoro, el visual, que da lugar a otros códigos que se combinan entre ellos y son por tanto más complejos. Este es el caso de los textos audiovisuales (en cine o televisión, por ejemplo). Básicamente, se pueden combinar cuatro códigos en estos textos: el escrito (el guion), el oral (la interpretación de los actores), el musical (sonoro) y el visual (imágenes). El doblaje nace en Barcelona alrededor de 1900, que explicaba todo lo que sucedía en la pantalla y, aunque en 1907 las inserciones explicativas comenzaron a aparecer en español en las proyecciones, permanecieron presentes hasta 1910. Los llamados talkies (o películas habladas) comenzaron a originarse al final de la década de 1920, aunque, más tarde, la mayoría de los países rechazaron estas películas porque resultaban incomprensibles para los espectadores. En consecuencia, se tomó la decisión de filmar la misma película en diferentes idiomas, aprovechando el mismo escenario y, a veces, incluso los propios actores.

 

¿Cuáles son las fases del doblaje?

Con respecto al proceso de doblaje actual en España, se pueden observar las siguientes fases:

1) Traducción

2) Adaptación

3) Producción

4) Dirección

5) Ajuste

Estos procesos pueden tener múltiples variantes; a veces el traductor también es responsable de adaptar la traducción; en otros casos, este trabajo lo realizan los directores de doblaje. El proceso de traducción ideal sería aquel en el que el traductor también participe en la adaptación del texto, ya que esto garantiza una mayor fidelidad a la traducción original.

 

¿Y qué supone traducir el humor?

Traducir el efecto humorístico supone uno de los mayores retos para el traductor, porque muchas veces es difícil encontrar un equivalente (de hecho, la mayoría de las veces). Es por ello que tenemos que recurrir a todas las técnicas de las que disponemos los traductores para compensar la falta de ese equivalente. El humor, además, es la suma de varios factores y existen diferentes tipos basados en diferentes temáticas, lo que viene a ser rizar el rizo.

La traducción del humor requiere que el traductor disponga de herramientas y recursos variados para abordar todo lo que implica.

La traducción para del doblaje, combinado con el humor, supone un reto para los traductores por la importancia de exportar unos de los principales pilares de una cultura.

Si quieres seguir profundizando en tema, te aconsejamos que le eches un vistazo a nuestro curso online de traducción de guiones para el doblaje y voice-over, que te dará todas las herramientas necesarias para dominar esta especialidad.

Mientras tanto, no te pierdas el #TFTRAD de nuestra invitada, Tania Rosso, en el que aprenderás cómo hacer reír en otros idiomas.

 

 

Los mitos del inglés para el turismo

Los mitos del inglés para el turismo

A todos nos gusta viajar: conocemos nuevas culturas, desconectamos del día a día, probamos nuevos sabores, conocemos a personas que pueden marcar toda tu vida…

Viajamos a la costa, a la montaña, a ciudades monumentales, etc. y es aquí donde entra en juego el papel del traductor, que funciona como puente entre culturas para poder hacer posible la comunicación.

Es por ello que hoy llega Raquel Madrid, nuestra invitada en este nuevo #TFTRAD, a contarnos cómo se mueve el sector en el campo de la traducción turística y a desvelarnos un poquito más sobre los mitos del inglés en el turismo.

 

¿Quién es Raquel Madrid?

Raquel Madrid es de Vitoria-Gasteiz y le encanta todo lo que tiene que ver con la cultura y la lengua alemana, pero vive en Inglaterra desde hace 7 años. ¡Y eso que solo fue de paso para trabajar 9 meses como auxiliar de conversación!

Se graduó en Traducción e Interpretación en la USAL en 2011 y emigró con una beca del ministerio a trabajar a Leeds en el curso escolar 2011-2012. No mucho después, se matriculó para estudiar Turismo por la UNED.

Siempre le ha apasionado viajar (por su cuenta, nada de guías ni viajes organizados) y pensó que sería muy interesante ver el mundo del turismo desde la posición del oferente.

Como traductora, siguió la especialidad médica y cursó el Máster de traducción médico-sanitaria de la UJI mientras compaginaba el turismo con sus primeras incursiones en el mundo laboral.

Todo esto es lo que le impulsó a combinar las especialidades de medicina y turismo, ya que le ayudan a crear un equilibrio entre lo técnico y lo creativo.

Actualmente, trabaja como editora para un portal en línea de artículos de salud y bienestar; y como traductora externa para una agencia de viajes/portal de reservas en línea.

 

¿Por qué decidió empezar a investigar sobre la traducción turística?

Antes de acabar la carrera de Turismo, Raquel decidió volver a aunar sus dos pasiones en una y plasmar la relación entre el turismo y la traducción en su TFG.

Se inclinó hacia este campo porque, en cierto modo, le parecía interesante el hecho de conocer un poco más la psicología de los viajeros y de indagar en otros campos como el marketing. Este último es el que le permite «vender» las empresas en las que trabaja y darles ese toque atractivo y persuasivo que caracteriza el mundo del marketing.

Con el auge de las nuevas tecnologías, le parecía anticuado investigar sobre las clásicas guías de viaje, por eso prefirió apostar por un enfoque más actual: las aplicaciones móviles para turistas.

Y, para eso, partió de un mito que acompaña nuestra profesión.

Por lo general, hay una percepción que rodea a quienes se mueven en el mundo de la traducción y el turismo y es que «sabiendo inglés, puedes ir a cualquier sitio y entenderte con cualquiera». O, lo que es lo mismo, el inglés vale para todo.

Bien, ¿es esto cierto o es solo un mito?

Para responder esa pregunta, Raquel decidió estudiar hasta qué punto el inglés puede ayudar al turista a desenvolverse en el extranjero y si quienes no dominan este idioma tan internacional pueden servirse de estas populares aplicaciones para viajar y comunicarse con la misma soltura.

 

¿Y cómo puso en marcha su investigación?

Raquel centró su investigación en esas aplicaciones que ofrecen una ayuda similar a las guías de viaje a través del teléfono móvil.

Es decir, ayudan a desenvolverse a los turistas que no hablan inglés o el idioma del país al que viajan gracias a una serie de expresiones básicas y de utilidad general (por ejemplo, para pedir un café o preguntar por la estación de trenes).

Estas tenían que cumplir una serie de condiciones, como que fueran gratuitas que pudieran utilizarse fuera de línea, que estuvieran disponible tanto para iOS como para Android y que estuvieran dirigidas expresamente al turismo.

El siguiente paso consistía en probarlas en la práctica.

Para ello, Raquel reunió tres grupos de voluntarios:

  1. hablantes nativos de español, de los que algunos hablaban inglés y otros no.
  2. hablantes nativos de inglés.
  3. hablantes de otras lenguas con un buen dominio del inglés.

Para comprobar la eficacia de estos recursos, los participantes españoles debían hacerse pasar por turistas y grabar algunas de las frases que propusiera la aplicación en uso.

Esas grabaciones se enviarían a los voluntarios del segundo y tercer grupo con el fin de comprobar las comprendían correctamente y de evaluar la utilidad de la aplicación que utilizaran.

En general, estas aplicaciones resultaron ser muy limitadas, ya que no están preparadas para interactuar con el usuario.

Y es que, para comunicarte, lo más importante es la interacción.

 

¿A qué nos referimos con interactuar?

Básicamente, estas aplicaciones para turistas te permiten preguntar y tomar la iniciativa en el idioma en cuestión, pero no ocurre lo mismo a la hora de entender la respuesta que recibes, ni mucho menos para mantener una conversación fluida.

Todas las aplicaciones o guías de viajes incluyen frases cortas que puedes decir si necesitas comunicarte con algún habitante local, como «¿dónde está la estación?», «¿dónde hay un restaurante de comida típica?».

Claro, hasta ahí todo funciona correctamente porque se deduce que esa persona te entenderá y te responderá sin complicaciones.

El problema es que, si no conocemos mínimamente el idioma, no podremos entender lo que nos quieren decir y toda posibilidad de comunicación entre el turista y el habitante local se quedará a medias.

 

Una buena tanda de conclusiones.

Entre las muchas conclusiones que Raquel sacó de su TFG, nos habla de las inconveniencias de la pronunciación, de la usabilidad de estas herramientas, de su futuro en el turismo, de la incipiente traducción automática en este campo y mucho más.

Aunque, sobre todo, nos recuerda la falsa seguridad que puede provocar el buen manejo del idioma o incluso de estas aplicaciones para turistas y que, en ocasiones, saber inglés no lo es todo en el mundo del turismo.

Eso sí, nuestra invitada nos asegura que aún queda mucho por explorar en este campo, así que no nos extrañaría volver a verla por aquí pronto.

Mientras tanto, si quieres saber más sobre todo lo que nos contó Raquel Madrid, no te pierdas su TFTRAD.

 

 

La traducción agroalimentaria no es pan comido

La traducción agroalimentaria no es pan comido

Nos gusta probar comida de todas las partes del mundo.

Vamos a restaurantes italianos, chinos, coreanos, rusos… De todo para saborear los platos más suculentos y deliciosos que nos ofrece cada país. Y es cierto que las plataformas audiovisuales nos ofrecen programas de todo el mundo para aprender a preparar cualquier plato o para ver como otros lo prueban.

Sin embargo, ¿es igual de apetecible traducir sobre gastronomía y la industria agroalimentaria? Nuestra invitada de hoy, Enya Fernández, nos lo explica a la perfección en este nuevo #TFTRAD.

 

¿Quién es Enya Fernández?

En 2018 se graduó en Traducción e Interpretación por la Universidad de Córdoba y actualmente está cursando el máster de Traducción Audiovisual del ISTRAD en colaboración con la Universidad de Cádiz. A pesar de estar recién graduada, ha estado durante un año y medio trabajando como traductora en plantilla de textos técnicos en una empresa danesa dedicada a la fabricación, venta, instalación y mantenimiento de aerogeneradores.

Además de la traducción audiovisual, el año que viene cursará el máster de Traducción Institucional de la Universidad de Alicante y se está preparando para las pruebas de Traductor e Intérprete Jurado.

Con respecto a la investigación, tiene varios proyectos entre manos siguiendo la línea de investigación que empezó con el TFG.

 

¿Por qué decidió investigar sobre el lenguaje agroalimentario?

Cuando Enya cursó la asignatura de traducción agroalimentaria, se dio cuenta de que era un campo que apenas se había investigado. Es cierto que hay bastantes estudios sobre algunos alimentos, como el vino o el aceite, pero sobre gastronomía hay muy poquito.

Como todo buen traductor, cuando te sientas en un restaurante a comer y ves que la carta está traducida, empiezas a buscar el fallo (y los encuentras, en esta entrada tenemos algunas pruebas). Bien es sabido que muchos restaurantes no tienen en cuenta un traductor profesional a la hora de traducir sus menús y es por ello que puede dar lugar a confusión.

 

¿Qué es la traducción agroalimentaria?

Enya define la traducción agroalimentaria como una «variedad» más que una especialidad y que tiene un lenguaje muy característico y particular.

Los traductores suelen englobarla dentro de la especialidad científico-técnica, pero como nos comenta nuestra invitada, esta variedad tiene una temática propia.

Existen muchos tipos de texto que tienen una gran carga terminológica procedente del campo de la agroalimentación, como es el caso de las normativas agrarias o los manuales de instrucciones de maquinaria agrícola. Pero, como resumen, es un tipo de traducción que permitirá a una empresa o a un establecimiento ofrecer sus servicios a sus clientes internacionales.

Esta variedad de traducción presenta muchas dificultades a la que nos enfrentamos los traductores cuando traducimos los culturemas propios de una región. Cuando nos encontramos ante un texto tan cargado de componentes culturales, la principal pregunta que nos surge es: ¿mantenemos esta presencia tan fuerte de culturemas en su lengua original mediante la «no traducción» y dejamos un texto con un lenguaje más exótico y sofisticado que respete la cultura origen o los traducimos para dejar un texto más natural y familiar a la cultura meta?

 

¿Qué estrategias se llevan a cabo a la hora de traducir este tipo de textos?

Al tratarse de textos con un nivel cultural muy elevado, Enya nos explica que podemos utilizar dos estrategias de traducción: la domesticación del texto, mediante la que ocultaría sus rasgos originales adaptando los términos a la cultura de destino; o la extranjerización del texto, acentuando así los elementos propios de la cultura mediante la «no traducción».

Debemos tener también muy claro que cuanto menos modifiquemos nuestro texto original, más visibilidad y prestigio le daremos a nuestra cultura y la dotaremos de mayor prestigio, y a su vez conseguiremos expandir nuestra cultura a otros países y otras lenguas.

 

Una investigación para chuparse los dedos

Enya analizó una serie llamada Spain… on the road again una serie de televisión estadounidense protagonizada por el chef Mario Batali cuyos protagonistas se embarcan en una aventura por España para probar los platos típicos de cada región.

De las conclusiones, sacamos que se trata de un texto multidisciplinar en el que convergen arte y cultura.

Al traducir esta serie, se habían utilizado diversas técnicas de traducción para los culturemas españoles empleados en la versión inglesa. Esto le llevó a desglosar dichos culturemas mediante un análisis muy detallado para examinar si se adecuaban y mantenían su sentido y significado.

De 106 términos gastronómicos que se analizan, el 56% resultaron ser préstamos del español y se mantienen en español y esta elevada carga de culturemas le permitió confirmar que como no existían equivalencias para la mayoría de culturemas, la estrategia que más se llevó a cabo fue la de extranjerización.

Se pueden ver claros ejemplos de extranjerización en palabras como «chorizo», que se ha acuñado totalmente en inglés y el risotto, siendo un plato típico de la comida italiana, está totalmente acuñado en español y es un término que utilizamos en el día a día sin que chirríe.

 

¿Tiene futuro el sector de la traducción agroalimentaria?

Enya nos explica que el sector agroalimentario es un nicho de mercado con mucho futuro.

Cada vez son más las series y programas que nos llegan por televisión y gracias a las nuevas plataformas audiovisuales cuyo contenido debe ser traducido por un traductor profesional.

Además, hay muchos cocineros y cocineras españoles muy buenos que han emigrado a otros países para exportar la gastronomía española y montar sus propios restaurantes.

Por suerte, al turismo y a la gastronomía les queda mucho recorrido de la mano de la traducción.

Como veis, la traducción para el sector agroalimentario supone un reto para los traductores por la importancia de exportar unos de los principales pilares de una cultura: la gastronomía. Si quieres seguir profundizando en tema, te aconsejamos que le eches un vistazo al nuevo curso online de traducción gastronómica, que te dará todas las herramientas necesarias para dominar esta especialidad y convertirte en el Ferran Adrià de la traducción gastronómica.

Mientras tanto, no te pierdas este #TFTRAD que nos trae Enya, que seguro que te resultará un plato de buen gusto.

 

 

La traducción de canciones para doblaje

La traducción de canciones para doblaje

Las películas Disney han hecho crecer a toda una generación. Todavía seguimos cantando y escuchando sus canciones gracias a las plataformas de Internet, que hacen posible que sigamos bailando al ritmo de «Quiero ser como tú» o gritar «Bajo del mar» a los cuatro vientos.

Aunque las hayamos escuchado en español, originalmente habían sido escritas en inglés. Y aquí, como siempre, entra en juego nuestra maravillosa profesión, que permitió y permite que estas canciones lleguen a todos los idiomas para que los más pequeños (y no tan pequeños) puedan disfrutar de ellas.

Y de todo esto nos habla hoy Paula León, nuestra invitada al #TFTRAD de este mes, donde nos cuenta qué debemos tener en cuenta para poder traducir canciones Disney.

 

¿Quién es Paula León?

Obtuvo el Premio Extraordinario Fin de Grado al graduarse en Traducción e Interpretación por la Universidad de Córdoba en 2018 con la combinación lingüística de inglés, francés y español.

Sus pasiones son la traducción audiovisual y el mundo editorial, aunque no descarta compaginar estos sectores con la especialización en traducción jurídica en un futuro próximo para aumentar sus servicios. Actualmente, está cursando un máster de traducción audiovisual y localización. Además, es colaboradora honoraria de la Universidad de Córdoba, por lo que está involucrada en diversas actividades relacionadas con la investigación en el marco de su especialidad.

Ha colaborado en prácticas formativas de traducción editorial con Scheherezade Surià López y de traducción de contenido audiovisual con Alba Mas García.

Asimismo, traduce y revisa los subtítulos de vídeos de la página web de TED Talks y no deja de perfeccionar sus competencias lingüísticas en inglés y en francés para ofrecer los mejores resultados.

Aún no ha tenido la oportunidad de dar el salto al mundo laboral, pero se siente más que preparada gracias al curso online de fiscalidad para traductores autónomos que realizó con Trágora Formación.

 

¿Cómo funciona esto del doblaje?

Paula nos cuenta que el doblaje consiste en la traducción y ajuste de un guion de un texto audiovisual y la posterior interpretación de esta traducción por parte de los actores, bajo la dirección del director de doblaje y los consejos del asesor lingüístico.

El proceso de un trabajo de de traducción para doblaje sería el siguiente:

  1. Compra por parte de una empresa, pública o privada, de un texto audiovisual extranjero, con la intención de emitirlo en el país o países de la cultura meta.
  2. Encargo a un estudio de doblaje de la traducción, adaptación y dramatización (doblaje propiamente dicho) de dicho texto. En ocasiones, las empresas, verdaderas iniciadoras del proceso, disponen de estudios de doblaje propios y no necesitan efectuar el encargo.
  3. Encargo a un traductor por parte del estudio de doblaje, de la traducción —y en algunas ocasiones adaptación— del texto audiovisual.
  4. Adaptación de la traducción inicial.
  5. Doblaje propiamente dicho (o dramatización) por parte de los actores en el estudio de grabación, bajo la supervisión del director de doblaje y del asesor lingüístico.
  6. Mezcla de las diferentes bandas por parte del técnico de sonido, así como creación de bandas sonoras, etc.

Paula nos comenta que, de entre todos los factores que influyen en el proceso del doblaje, el más importante es el destinatario.

Los destinatarios pueden ser diferentes tipos de espectadores que tienen diferentes conocimientos de la lengua original: desde un conocimiento que les permita una comprensión cercana a la de un nativo a una comprensión prácticamente nula.

Y es por ello que el doblaje para animación se sale un poco de la tónica general:

  1. Los personajes. El hecho de que no se trate de actores de carne y hueso contribuye a que los movimientos de los labios estén menos marcados.
  2. El público. El mayor o menor grado de adecuación a una franja de edad determinada repercutirá en la calidad del resultado final. De forma tradicional, la animación está asociada al público infantil, pero no conviene perder de vista que las películas de Disney también las verán los adultos, ya sea por admiración hacia la factoría, ya sea por haber acompañado a los niños a las salas de cine.
  3. El lenguaje. Es adecuado que destaque por su naturalidad y que esté adaptado por completo a la audiencia infantil.

 

¿Qué diferencia la traducción de canciones de otros tipos de traducción?

La traducción de canciones es uno de los mayores retos que le pueden surgir a un traductor a la hora de trabajar con un producto audiovisual. Paula nos comenta que existen cuatro métodos de traducción para estos casos:

  • Mimetismo absoluto. Se emplea el mismo número de sílabas que aparece en el original y no se modifica el lugar en el que se colocan los acentos.
  • Mimetismo relativo. Se mantiene el número de sílabas del original, pero se puede cambiar el lugar de los acentos musicales (relacionados con la intensidad de las notas) o lingüísticos (vinculados a la sílaba tónica) en caso de que sea necesario, excepto el último acento, puesto que da la medida de los versos.
  • Alteración silábica por exceso. Se propone una solución con un mayor número de sílabas, pero sin alterar el ritmo.
  • Alteración silábica por defecto. Se utiliza una menor cantidad de sílabas sin que el ritmo varíe.

Entre las características de este tipo de traducción, se encuentran la «cantabilidad», el sentido (significado original de la canción), naturalidad (orden de palabras y registro), ritmo, y rima. Estas son los criterios que debe cumplir la traducción de canciones.

Con todo esto y más, la traducción de canciones se está convirtiendo en un servicio cada vez más solicitado debido al auge de las plataformas VOD (y más cuando Disney+ está al caer). Aunque para sumarte a esta nueva tendencia, vas a necesitar una formación específica y, sobre todo, mucha práctica.

Como veis, la traducción para canciones supone un reto para los traductores, porque no solo hay que transmitir el mensaje, sino que hay que encuadrarlo en un ritmo, una sonoridad y una rima que, si desapareciesen en la traducción, el mensaje carecería de sentido.

Pero si no te ha quedado claro con esto, siempre puedes revisar el #TFTRAD de Paula León para buscar las respuestas que necesitas.

 

 

Interpretación en los servicios públicos para la comunidad china

Interpretación en los servicios públicos para la comunidad china

En esta ocasión, la gran protagonista de nuestro nuevo #TFTRAD es la interpretación para los servicios públicos en España, un tema que no ha sido realmente investigado hasta hace pocos años.

Se trata de una modalidad tan reciente que es difícil definir el papel y las competencias de sus profesionales, hasta el punto de que incluso en las aulas de TEI se pasa por alto.

Quizás sea por este desconocimiento, por el intrusismo laboral o por falta de regulación, se ha visto poco respaldada en comparación a otras naciones europeas.

Sin embargo, la afluencia migratoria y la creciente demanda de un papel como el del intérprete, permitió que se abrieran las puertas a una nueva rama de la interpretación muy necesaria en el sistema español.

Aunque quien verdaderamente conoce el sector es Guillermo Pinilla, nuestro invitado de hoy a este #TFTRAD en el que reflejará la realidad de la interpretación en los servicios públicos y, más concretamente, en el caso de la comunidad china.

 

¿Quién es Guillermo Pinilla?

Guillermo Pinilla es traductor e intérprete de conferencias. También trabaja como revisor, corrector, redactor de contenidos corporativos y gestor de proyectos. Como bien resume Ildefonso Muñoz durante la entrevista, «vamos, un pack completo».

Cursó el Grado en Traducción e Interpretación con la combinación inglés-francés en la Universidad de Valladolid y, con la actitud de quien no tiene tiempo que perder, consiguió sus primeros encargos durante esos años.

En 2017 formó y coordinó el I Congreso de Estudiantes de la Facultad de Traducción e Interpretación de Soria, titulado «Las oportunidades ocultas».

Actualmente, reside y trabaja en Granada, lugar en el que también estudia el Máster en Interpretación de Conferencias de la UGR.

Socio profesional de ASETRAD y de la SELM, tiene la suerte de que su pasión y su trabajo sean uno.

 

¿Por qué decidió investigar sobre interpretación en los servicios públicos?

Guillermo nos cuenta que en un primer momento tenía ganas de hacer una investigación sobre la interpretación en zonas de conflicto (como es el caso de Isa Somavila), pero le frenaba el miedo a no encontrar los recursos necesarios para abarcar este tema.

Sin embargo, encontró otra bonita posibilidad mientras cursaba las asignaturas de la interpretación para los servicios públicos. Le comentó esta idea a su profesora y ella le dio el visto bueno. Poco a poco fue cercando la información, puso en orden sus ideas y así nació este TFG.

 

¿Qué vas a aprender este #TFTRAD?

Guillermo da una increíble panorámica de la situación actual de la interpretación para servicios públicos en nuestro país y para ello nos habló de los siguientes temas:

  • Los motivos por los que la interpretación para servicios públicos ha pasado desapercibida hasta ahora
  • El papel del intérprete dentro de esta modalidad
  • Las cualidades necesarias para especializarte en esta rama
  • El panorama de la interpretación para servicios públicos en España actualmente

Y todo esto puedes descubrirlo aquí:

No hace falta recordarte que puedes dejar todas tus dudas y preguntas en los comentarios, ¿no? Bueno, por si las moscas. 😉

Y si quieres seguir aprendiendo sobre todo lo que necesitas para ser intérprete, te interesará echar un ojo a nuestros cursos de Interpretación Simultánea e Interpretación Consecutiva.

 

¿Qué es la interpretación para los servicios públicos?

Guillermo la define como una especialidad de la traducción y la interpretación que se desarrolla tanto en comisarías de policías, juzgados, centros de salud e incluso en escuelas.

Ya hablábamos antes de que no es una interpretación tan conocida como la interpretación de conferencias y, sin embargo, hacen un trabajo muy importante, porque no deja de ser una ayuda que el Estado provee a cualquier persona que no habla español.

Pero ¿qué es lo que necesita un intérprete para especializarse en esta rama?

 

¿Qué características debe tener un intérprete que se dedica a esta modalidad?

El intérprete para los servicios públicos debe tener una gran curiosidad intelectual, si bien es cierto que esto se le presupone a cualquier traductor e intérprete prácticamente por naturaleza, aunque en el caso de esta especialización es fundamental para que su trabajo se desarrolle de forma competente.

No solo debe conocer el idioma, debe saber cómo funcionan los organismos, conocer las culturas de las lenguas con las que trabaja, investigar sobre los posibles usuarios que vas a tener en un día, etc.

Otra de las características es la capacidad de anticipación. Da la sensación de que se exige que quien ejerza como intérprete en los servicios públicos tiene que saber de todo y, obviamente, eso es imposible. Ahora bien, si uno quiere dedicarse a esta especialización, ya sea a un ámbito concreto o a varios, debe anticiparse a las situaciones de trabajo que le pueden llegar. Si trabajas con francés, por ejemplo, tienes que ser consciente de que la mayor parte de los casos que van a llegar van a ser pacientes del África subsahariana y se van a tratar reproducción sexual, tuberculosis, paludismo, etc. y por ello siempre hay que estar preparado para lo que venga.

Del mismo modo, debe tener la capacidad de reflexión. Las situaciones a las que se enfrenta un intérprete en los servicios públicos suelen ser complejas y éticamente comprometidas, de modo que es importante que conozca los principios básicos de un código deontológico, como son la fidelidad, la neutralidad, la integridad y la confidencialidad.

 

¿Qué supone la interpretación en servicios públicos para España?

Esta rama de la interpretación depende de factores políticos, económicos, demográficos y sociales que son distintos en cada país y específicos en cada una de las regiones de esa nación. En consecuencia, esta profesión tiene una consideración diferente en función de la localización geográfica en la que se desarrolle.

España ha pasado de ser un país emigrante a recibir inmigrantes. Los proveedores de servicios públicos, así como los organismos en nuestro país, todavía no han asimilado los cambios que conlleva el que personas de otros países emigren a España, debido a que este fenómeno tuvo su punto más álgido hace solo una década.

Además, generalmente los recursos humanos, económicos y materiales con los que hacer frente en los organismos e instituciones antes mencionados no son suficientes.

No obstante, el interés por la interpretación en los servicios públicos en nuestro país ha aumentado considerablemente en la última década.

La prueba más clara es que cada vez hay más centros universitarios que ofrecen formación específica por medio de asignaturas que guardan relación o afinidad con esta disciplina en sus planes de estudio, entre los que predominan los posgrados universitarios.

Cabe mencionar que no tenemos intérpretes de todos los idiomas y que estén formados como tal, porque la cantidad de idiomas que tratamos es inabarcable y no contamos con intérpretes profesionales de todos los idiomas. Es lo que se llama «intérprete no profesional». Por ejemplo, entre garantizarle a una persona el juicio justo, porque requiere ir a un juicio, y obligar a que el intérprete sea profesional… Lo ideal sería que confluyeran las dos cosas, pero lo que prima es que la persona tenga un juicio justo.

Como veis, la interpretación para los servicios públicos es una especialidad muy compleja cuya máxima es la ayuda al prójimo y es justo eso lo que la hace tan especial.

¿Te veremos en el próximo #TFTRAD?

No merece la pena dejar escapar #TFTRAD como este, ¿no crees? Deja que te enviemos un recordatorio para que no te pierdas ninguno.

¿Qué te parece?

 

 

Interpretación en casos de guerra

Interpretación en casos de guerra

La iniciativa de #TFTRAD nos está permitiendo dar con jóvenes profesionales que han demostrado tener mucho que contar. Nos alegra enormemente ver cómo toman esta plataforma para darle voz a su mensaje.

En este caso, hemos tenido con nosotros a una invitada con una propuesta muy sugerente si te mueves en el ámbito de la interpretación. Se trata de un tema que ha pasado un poco de puntillas en el campo de la investigación y que, sin embargo, ha tenido un gran papel en el desarrollo de nuestra historia.

Se trata de la interpretación en casos de guerra y será Isa Somavilla quien venga a contarnos todo sobre ella.

 

¿Quién es Isa Somavilla?

Isa Somavilla es graduada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Alicante entre 2011 y 2015 con la combinación lingüística de inglés, alemán y español.

Su interés por la interpretación nació durante la carrera y fue esta la que la acercó a sus primeras andanzas profesionales como intérprete.

Finalmente, ha decidido apostar por su otra afición: la traducción audiovisual y de videojuegos.

Al terminar la universidad volvió a su tierra natal, Cantabria, y cursó un máster sobre aprendizaje y enseñanza de idiomas. También hemos tenido la suerte de contar con ella como alumna varios de nuestros cursos online (como el de Especialista en localización de videojuegos y el de Traducción audiovisual para doblaje y voice-over).

En los últimos dos años, ha alternado la docencia con la formación en traducción y ha empezado a trabajar como autónoma en los campos de audiovisual y de videojuegos. No conforme con eso, sigue avanzando en su estudio de japonés para aumentar sus servicios, ya que son muchos los videojuegos que vienen de Japón y le gustaría poder añadir la traducción de manga a la oferta.

Entre todo este amplio recorrido, Isa nos ha dedicado un buen rato para charlar sobre la que fue su investigación de Trabajo de Fin de Grado en nuestros #TFTRAD: la interpretación en casos de guerra.

 

¿Por qué decidió investigar sobre interpretación en casos de guerra?

Isa nos cuenta que su TFG iba a versar sobre su pasión, que es la interpretación. Indagando un poco más con su tutora, se propuso investigar sobre los intérpretes que trabajan en conflictos bélicos y profundizar un poco más en un caso concreto, en la guerra de Irak.

La principal idea que le venía a la mente cuando pensaba en el campo de la interpretación militar era que se trata de una profesión peligrosa en la que el intérprete se expone a amenazas constantes y que conlleva serios dilemas éticos y morales, pero también a nivel político, religioso, profesional y personal. Sin embargo, ha podido comprobar que hay mucho más detrás de esa idea primaria y nos lo cuenta en este #TFTRAD.

 

¿Qué vas a aprender en este #TFTRAD?

Estos son los temas que hemos podido tratar en la nueva sesión de #TFTRAD:

  • Los tipos de intérpretes que se mueven en este ámbito
  • Las cualidades que necesitan estos intérpretes para ejercer
  • El papel que toma el intérprete en conflictos bélicos
  • Las funciones del intérprete en el ámbito militar
  • Las situaciones a la que se exponen los intérpretes en estos casos

¿Te parece que hay mucho de lo que hablar? Pues no perdamos ni un minuto más y demos paso a este nuevo #TFTRAD.

Recuerda que puedes dejar tus comentarios en el vídeo para no quedarte con ninguna duda.

Y si te has quedado con ganas de seguir aprendiendo sobre la labor del intérprete, te interesará echar un ojo a nuestros cursos de Interpretación Simultánea e Interpretación Consecutiva.

 

¿Sabías que existen tres tipos de intérpretes militares?

Se podría decir que el perfil del intérprete militar no se corresponde con el de un intérprete común. De hecho, Isa distingue tres tipos de intérpretes diferentes en el caso de la guerra de Irak.

El primer grupo es el personal militar. Este intérprete tiene formación militar y se ha formado un poco en el idioma y en la cultura del país. Es un tipo de intérprete bastante práctico, porque tiene un poco conocimiento de la zona, conoce las necesidades que tiene su unidad y tiene la confianza de sus compañeros, aunque no es el más común.

El segundo grupo de intérpretes serían los intérpretes formados en el país de origen, y que luego van al país donde está teniendo lugar el conflicto bélico. Los conocimientos del idioma no son malos, pero no son suficientes para este tipo de situaciones. El conocimiento de la cultura y de la zona que tiene es prácticamente nulo, por lo que no se suele trabajar mucho con ellos.

El tercer grupo y en el que más se ha centrado es el formado por los civiles iraquíes, contratados o forzados a realizar esta labor. Este intérprete no tiene formación en traducción e interpretación, pero puede abarcar más funciones que el resto de intérpretes. Conoce la cultura, la zona y tiene la confianza de los demás civiles.

 

¿Qué papel juega el intérprete en estas situaciones?

Ya anunciábamos en un principio que el intérprete militar cuenta con un rol muy importante en los conflictos bélicos, pero es Isa quien nos ahonda más en el tema.

Según nos cuenta, el intérprete juega un papel fundamental. La función de este supone muchas veces la diferencia entre la vida y la muerte.

El tipo de interpretaciones suelen ser simultáneas, consecutivas, susurradas, a vista. Depende mucho de las funciones que tengan al cargo. Lo normal es que el intérprete realice un resumen de la interpretación y si los militares ven que es información es importante, le piden que dé información más detallada.

Muchas veces ejercen de asesores culturales o situacionales. Por ejemplo: para enterarse de las redes de contacto, saber a qué civiles preguntar, los grupos u organizaciones que hay en la zona, entender la televisión y los periódicos o informar de costumbres y eventos. También ejercen de cronistas de guerra, es decir: cuando un pelotón vuelve a su país, llega otro pelotón, pero el intérprete tiene que quedarse para informar al nuevo pelotón de todos los movimientos.

No obstante, hay otras situaciones más peligrosas a las que se enfrenta el tercer grupo de intérpretes: negociar con secuestradores, grupos insurgentes o terroristas; espiar a periodistas para obtener información; realizar actividades de propaganda; traducir documentos confiscados; interrogar a prisioneros de guerra; y, en los peores casos, disparar un arma.

Por ello, los intérpretes en casos de guerra tienen que contar con unas cualidades especiales que Isa menciona en el vídeo. Por ejemplo, deben tener la capacidad de mantener la cabeza fría, tomar decisiones al instante, ser neutrales (aunque en esta situación sea un poco más difícil) o saber someterse a muchos niveles de estrés.

Como ves, la interpretación es una profesión que requiere mucha entereza y en este campo aún más. Pero si no te ha quedado claro con esto, siempre puedes revisar el #TFTRAD de Isa Somavilla para buscar las respuestas que necesitas.

 

¿Nos vemos en el próximo #TFTRAD?

¡Seguimos buscando al próximo invitado de nuestros #TFTRAD!

Si te gusta la iniciativa de #TFTRAD y tú también tienes un trabajazo que estás deseando presentar, no te lo pienses más y escríbenos¡Estás más que invitado!

¿Te animas?

 

 

Accesibilidad y cultura inclusiva: la audiodescripción museística

Accesibilidad y cultura inclusiva: la audiodescripción museística

Esta semana nos despedimos de 2018 con un último #TFTRAD que pretende romper barreras en el mundo de la cultura.

En esta ocasión, volvemos a centrarnos en la accesibilidad, un tema que hemos tratado a menudo, aunque desde un nuevo enfoque tremendamente necesario.

Hasta ahora hemos hablado de subtitulado para sordos de los aspectos más curiosos de una serie, de accesibilidad para obras de teatro e incluso dedicamos un curso completo a la audiodescripción para ciegos en cine y televisión.

Sin embargo, falta otro de los aspectos que hacen posible conocer abiertamente una cultura: los museos.

La audiodescripción es una herramienta imprescindible para acercar la cultura y el patrimonio de un museo a las personas ciegas o con discapacidades visuales. Si bien aún queda mucho trabajo por hacer en este campo, hay quien ya se ha puesto las pilas y tiene su punto de mira puesto en hacer de los museos un lugar más inclusivo y accesible.

Ilaria Gadau y Arianna Stefanelli son un buen ejemplo de esto y no solo por haber dedicado su TFG a este tema. Además, serán quienes nos acompañen en este último #TFTRAD de la temporada el día 18 de diciembre a las 12:00.

 

¿Quiénes son Ilaria Gadau y Arianna Stefanelli?

Ilaria y Arianna son de procedencia italiana aunque se graduaron en la Universidad de Granada. Su admiración por los idiomas, el arte y la cultura fue lo que las unió con el mismo fin en este TFG.

Nos han contado que su investigación les ha ayudado a sensibilizar con ciertos aspectos de la sociedad actual y eso mismo es lo que les impulsa a seguir promoviendo la conexión entre accesibilidad y cultura.

Aunque eso no les impide seguir teniendo otros intereses por ampliar horizontes. Mientras que Ilaria quiere seguir ahondando en el campo de las artes visuales y la gestión cultural, mientras que Arianna apuesta por la comunicación internacional.

Sea como fuera, parece que tienen mucho por demostrar todavía y estamos seguros de que dentro de poco las veremos de nuevo por aquí.

 

¿Qué vas a aprender en este #TFTRAD?

Ilaria y Arianna tienen mucho que compartir con nosotros, así que apunta todo lo que veremos en esta sesión para que no se te escape nada:

  • El significado de accesibilidad y audiodescripción
  • Las normas generales en audiodescripción
  • Los problemas más comunes en audiodescripción para museos
  • Las posibles soluciones a estos problemas

 

¿Por qué empezaron a investigar sobre la accesibilidad y la cultura inclusiva?

Ambas decidieron estudiar idiomas y cultura, pero su pasión es el mundo del arte; y como bien sabemos, la traducción se puede aplicar a muchísimos ámbitos y querían aplicar esta a su pasión. A su vez, la accesibilidad es un tema central en un mundo que profesa la igualdad de oportunidades y la inclusión social, así que es fundamental también para poder promover el arte moderno y antiguo.

Sin embargo, antes de entrar en materia, tenemos que aclarar qué es la audiodescripción.

La AENOR define la audiodescripción como un servicio de auxilio a la comunicación que consiste en el conjunto de técnicas y habilidades aplicadas y diseñadas para compensar la carencia de la recepción de la visión contenida en cualquier tipo de mensaje, proporcionando la información sonora adecuada que la traduce o la explica, para que el usuario con discapacidad visual reciba el mensaje como un conjunto armónico y lo más cerca posible a la forma con la cual lo recibe una persona que ve.

Para trabajar con la traducción en el campo de la accesibilidad en los museos, hay que tener en cuenta las diferentes tipologías de traducción que existen y, sobre todo, las que se vayan a usar en este caso concreto:

  • la traducción intersemiótica o transmutación es una interpretación de los signos verbales mediante los signos del sistema de signos no verbales.
  • la traducción interlingüística, o la traducción propiamente dicha, es una interpretación de los signos verbales mediante otro idioma.
  • la traducción intralingüística o reformulación se define como “la interpretación de los signos verbales mediante otros signos del mismo idioma”.

 

¿Sabías que en España solo hay dos museos que son totalmente accesibles?

Por lo que respecta la accesibilidad en Italia, se han puesto en marcha distintos proyectos que han permitido acceder en el tiempo a las normativas europeas acerca de la inclusión social de personas con distintos tipos de discapacidad, no solo visual.

Existen también distintos proyectos pensados para poder acercar la cultura a todas las personas, indiferentemente de su discapacidad. El Diseño para todos, conocido también como Universal Design, Design for All o Progettazione per tutti, se caracteriza por la inclusión de la accesibilidad en el proceso de producción, desde la fase inicial: es decir, la accesibilidad directa.

El concepto de diseño Universal nace en Escandinavia, cuando en los años noventa se empieza a hablar de “una sociedad para todos”, concepción que se recoge en la Normas de las Naciones Unidas de 1993 sobre la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad y, en seguida, en 2006 en la Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad.

Además, la organización Art Beyond Sight, organización que fomenta el acceso y la inclusión en el mundo del arte y de la cultura, del ocio, del deporte para las personas con cualquier tipo de discapacidad, física o cognitiva, redacta unas directrices que deben tenerse en cuenta para crear un museo accesible, entre las que se encuentran:

  1. Explicar los detalles intangibles mediante analogías.
  2. Fomentar la comprensión mediante alusiones a imágenes.
  3. Proporcionar información acerca del contexto histórico.
  4. Utilizar el sonido de forma creativa.
  5. Permitir a las personas tocar la obra de arte

Etc.

Arianna e Ilaria no solo proponen pautas para hacer un museo accesible para personas con algún tipo de discapacidad, sino también hacerlo accesible para todo tipo de público.

¿Y cómo lo consiguen?

Mediante la lectura fácil. Es una variedad lingüística que consiste en aplicar reglas de simplificación para redactar textos que se puedan entender fácilmente. La lectura fácil es una técnica que ayuda a las personas a leer y entender la información difícil. Se trata de un recurso práctico que permite a los individuos con discapacidad la mejor compresión de los textos y el acceso a la información más útil del mismo. Se podría pensar que la lectura fácil se dirija sólo a aquellos que sufren algún tipo de discapacidad cognitiva. Sin embargo, se diseñó para todos aquellos que experimentan dificultades de comprensión escrita, como inmigrantes recién llegados a un país o niños.

La lectura fácil se puede entender como una tipología de traducción intralingüística dado que se trata de una adaptación de los contenidos cambiando el registro lingüístico más técnico o elevado por uno más simple y directo y manteniendo el mismo código lingüístico.

Toda esta metodología es la que desgranan Ilaria Gadau y Arianna Stefanelli en este nuevo #TFTRAD.

 

¿Cómo puedes ver este #TFTRAD?

El día 18 de diciembre, estaremos emitiendo en directo a partir de las 12:00 horas a través de nuestro canal de YouTube. Aquí tienes el enlace directo para acceder a este nuevo #TFTRAD en cuanto llegue la hora:

 

Eso sí, que no se te pase dejar tus preguntas en el chat para que podamos responderte. 🙂 ¡No te cortes!

 

¿Te gustaría participar?

Si te gusta la iniciativa de #TFTRAD y tú también tienes un trabajazo que estás deseando presentar, no te lo pienses más y escríbenos¡Estás más que invitado!

Si te animas, te estaremos esperando.

¡Nos vemos en el próximo #TFTRAD!

 

 

Localización de sitios web de parques zoológicos españoles

Localización de sitios web de parques zoológicos españoles

A día de hoy, es casi imposible tener una empresa y no tener página web.

Lo mires por donde lo mires, tu página web es tu escaparate en internet y, en un mundo donde prácticamente todo se consume online, ignorar este hecho es ser un poco kamikaze.

Es cierto que hay sectores en los que internet tiene más protagonismo que en otros.

Por ejemplo, hay negocios que son imanes de turistas. En esos casos no basta con tener una página web. Además, es indispensable que esté traducida a otros idiomas.

En España, el turismo se ha convertido en uno de los motores principales de la economía. Sin embargo, es evidente que ese turismo viene de fuera y no llega aquí por sí solo.

El turismo va de la mano con la traducción y, poco a poco, vamos comprendiendo lo necesario que es localizar estos sitios web orientados a turistas extranjeros.

¿Y si nos ponemos un poco más específicos?

¿Se te ocurre qué tipo de empresa puede atraer a tantos turistas extranjeros como para ser un requisito obligatorio localizar su página web? Hay muchas posibilidades, pero aquí va una pista: a veces puede ser un poco salvaje. 😉

¡Los parques zoológicos!

Solo tienes que ojear las páginas web de algunos zoológicos para darte cuenta de que no han hecho sus deberes y la localización es una de las tareas pendientes en este sector.

Y si hay alguien que ha estado investigando mucho sobre este tema últimamente es Irene Lebrón, la invitada a este nuevo TFTRAD: «Localización de sitios web de parques zoológicos españoles».

 

¿Quién es Irene Lebrón?

Como muchos apasionados por la lengua y la cultura, Irene estudió Traducción e Interpretación en la UGR. No obstante, siempre tuvo interés por la informática y el diseño y, dada la interdisciplinaridad de la traducción, decidió combinar aquello que le fascinaba y como fruto nació su interés por la localización.

Fue eso lo que le llevó a enfocar su TFG en localización web de las PYMES españolas.

Su objetivo era resaltar la importancia que las instituciones, empresas y organizaciones le dan hoy día a utilizar el entorno web y la traducción, en concreto la localización, para dirigirse a un público internacional.

Sin embargo, no quería investigar la localización de sitios web de un mercado general, sino que se centró en algo más concreto: los parques zoológicos orientados al turista extranjero.

Decidió analizar, entre otros aspectos, hasta qué punto los parques zoológicos son conscientes de la ventaja que supone poseer un sitio web localizado.

Estos fueron sus primeros paso en la localización, pero también ha estado con nosotros en el curso de localización de software y aplicaciones móviles. Actualmente reside en Francia mientras sigue formándose en un máster especializado de localización que le permita aprender más y más sobre esta área tan interesante de la traducción.

 

¿Qué vas a aprender en este #TFTRAD?

Que solo te sirva de aperitivo, porque estos son todos los temas que vamos a tratar:

  • El estado y grado de localización que puede tener un sitio web
  • Las variaciones que pueden sufrir el estado y grado de localización
  • Factores que se tienen en cuenta al localizar un sitio web
  • Factores que se ignoran al localizar un sitio web
  • La expansión del mercado de la localización

 

¿Cómo puedes ver este #TFTRAD?

Aquí tienes el vídeo en el que podrás ver este nuevo #TFTRAD:

Recuerda que puedes dejar tus preguntas en los comentarios para que podamos responderlas. 🙂 ¿Se te ocurre alguna de momento?

 

¿Por qué decidió investigar sobre localización web de parques zoológicos?

Irene cree que la globalización está cada vez más presente y que, por tanto, todo el mundo se puede beneficiar de un sitio web localizado, desde una multinacional hasta un autónomo. Hoy en día, Internet es el verdadero escaparate. En pocos días llega el Black Friday y la gente se suele fijar más en las ofertas de Amazon que en las de los escaparates de las tiendas, por ejemplo.

Sin embargo, pensando en el Biodomo de Granada, llegó a la conclusión de que hay sitios web que verdaderamente necesitan ser localizados, sí o sí, como son los destinados a atraer turistas. Y no solo a turistas nacionales, sino a turistas internacionales.

¿Sabíais que en 2017 visitaron Málaga 12,4 millones de turistas?

Si visitáis a un zoológico, en la Costa del Sol, por ejemplo, la mayoría de los turistas serán extranjeros. Posiblemente, estos extranjeros hayan utilizado Internet para organizar su viaje antes de salir de casa. Si tenemos en cuenta el criterio de credibilidad, es mucho más probable que sienta confianza al consultar un sitio web en su propia lengua (y más todavía si está bien localizado y no se percibe como algo ajeno).

 

Pero ¿en qué consiste la localización?

La localización forma parte de las siglas GILT y es la adaptación de un sitio web, un programa o un videojuego, por ejemplo, a una locale (a una lengua, una cultura y unas costumbres en concreto).

La G de GILT es de globalización, puesto que la localización es una consecuencia de la globalización. Ya no hay fronteras y las empresas necesitan lanzarse al mercado internacional, como los zoológicos.

La I es de internacionalización. En resumen, un sitio web que va a ser localizado necesita ser internacionalizado, es decir, desarrollado de tal manera que sea fácil la localización a distintas lenguas.

Por último, la T es de traducción. Aunque la localización va más allá, no deja de ser una traducción. Hay distintas opiniones respecto a esto, pero se puede decir que mientras que en la traducción prima el sentido y la fidelidad al original, en la localización prima la adaptación a una locale.

Cada proyecto de localización es un mundo. Es parecido a un proyecto de traducción, pero tiene en cuenta distintos aspectos. Primero, como en la traducción, el gestor de proyectos recibe un proyecto por parte de un cliente. Este tiene que analizar el proyecto y realizar un presupuesto y, si el cliente lo acepta, prepara los documentos para el localizador. Aquí llega la principal particularidad: se prepara un localization kit, que es una carpeta que contiene no solo el texto original, sino instrucciones, glosarios, memorias de traducción, programas… Después, el localizador tiene que localizar el producto; no se trabaja como con una traducción convencional.

Hay que tener mucho más en cuenta las etiquetas, la codificación, los límites de caracteres, las teclas aceleradoras… También hay que trabajar con una gran cantidad de formatos y no solo hay que localizar los sitios web en sí, sino también los elementos que se insertan: scripts, imágenes, vídeos, redes sociales…

Y no podemos pasar por alto el gran control de calidad, lingüístico y funcional. Aquí no solo hay que tener en cuenta lo que se localiza, sino también cómo se localiza. Todo el proyecto tiene que funcionar a la perfección.

 

¿Qué conclusiones sacamos?

Cuando Irene da comienzo a su investigación, tiene en cuenta varios aspectos:

  • ¿Está todo el contenido localizado?
  • ¿Cuenta el sitio web con vídeos localizados?
  • ¿Están las imágenes localizadas?
  • ¿Están las redes sociales localizadas?
  • ¿Está el contacto localizado?
  • ¿Están las noticias localizadas?
  • ¿Contiene la misma información?
  • ¿Funciona correctamente?
  • ¿Cambia el entorno?
  • ¿Evita el uso de elementos que puedan ofender al cliente?

De hecho, en cuanto a este último aspecto, encuentra un elemento ofensivo en algo tan particular como puede ser el uso de banderas para representar un idioma. En muchas páginas web localizadas, se ha localizado la selección del idioma con banderas. En la mayoría de las páginas aparece la bandera de España para representar el español. Sin embargo, para un turista mexicano, su bandera no aparece representada. Por esa razón, lo más coherente sería localizarlo con el código del idioma, que en el caso del español, es «ES» y el del inglés es «EN».

Si hablamos de cifras, Irene se centra en tres tipos de parque zoológicos: las pymes, las instituciones y las organizaciones. En las instituciones, sólo un 60% de las páginas web están localizadas; en el caso de las pymes, un 68% y en el caso de las organizaciones sólo un 25%.

Como conclusión, sacamos en claro que la localización es todavía una actividad invisible y no se aprecia realmente todo el impacto que ocasiona un sitio web bien localizado. No obstante, gracias a la globalización, la localización está cogiendo fuerza y las pymes, las instituciones y las organizaciones están tomando conciencia de la importancia de contar con una página web bien localizada.

 

¿Te gustaría participar?

Hay trabajos que no deberían quedarse guardados en un cajón y lo sabes.

Nos encanta que #TFTRAD sea una iniciativa abierta. Por eso, si quieres participar y contarnos un poco sobre tu TFG o TFM , escríbenos y no te quedes con las ganas.

¡Nos vemos mañana en este nuevo #TFTRAD!

 

 

Subtitulado para sordos: el sonido animal en la serie Stranger Things

Subtitulado para sordos: el sonido animal en la serie Stranger Things

Tenemos algo que confesarte.

El estreno de los #TFTRAD tuvo tal recibimiento que estábamos impacientes por compartir el segundo episodio. Es algo que tenemos que agradecer a Javier Rebollo y a Ildefonso Muñoz, que hicieron un gran equipo y nos tuvieron un buen rato enganchados a la pantalla.

Por eso mismo, hemos decidido seguir apostando por trabajos diferentes (¡en un buen sentido!). 😉

En este nuevo #TFTRAD tocaremos un tema un tanto curioso, aunque seguramente ya te lo habrás imaginado al ver el título. ¿Empezamos?

 

Subtitulado para sordos: el sonido animal en la serie Stranger Things con Alba González | #TFTRAD

Cuando combinas traducción audiovisual, accesibilidad y Stranger Things, el resultado solo puede ser bueno. Que se lo pregunten a Alba González, nuestra próxima invitada para el segundo #TFTRAD que se estrenará el martes 23 de octubre a las 12:00 horas.

Alba es otra valiente estudiante que se ha animado a presentar con nosotros su Trabajo de Fin de Grado: «Subtitulado para Sordos: el sonido animal en la serie Stranger Things». Si quieres ver todo lo que tiene que contarnos sobre el tema, busca el vídeo que tienes un poco más abajo para ver este nuevo #TFTRAD.

 

¿Quién es Alba González?

Alba González es graduada en Traducción e Interpretación con la combinación de inglés y alemán. Desde muy pequeña le apasionan los idiomas y la comunicación. De hecho, es por ello por lo que decidió abarcar el campo de la accesibilidad e investigar sobre el subtitulado para sordos.

Actualmente está cursando el Máster de Profesorado en educación secundaria para seguir abriéndose puertas, aunque no quiere decir que vaya a dejar de lado la traducción. Además, su intención es seguir indagando y especializarse en el campo de la accesibilidad.

 

¿Por qué decidió investigar sobre el sonido animal en el subtitulado para sordos?

Alba nos cuenta que todo este interés surge a raíz de su pasión por la traducción audiovisual. Este trabajo de fin de grado fue en grupo, por lo que ella y el resto de sus compañeras acordaron abordar este tema. Consideraron, además, que la práctica de la subtitulación es una herramienta muy útil a la hora de aprender idiomas y culturas de otros países. Por eso mismo, quisieron descubrir lo que se esconde tras un trabajo de subtitulación, en este caso para sordos, con las limitaciones anteriormente mencionadas.

¿Sabes que alrededor del 8% de los españoles tienen disfunción auditiva? ¿Y que en Estados Unidos la cifra asciende al 20%? Este es otro de los motivos por los que decidieron decantarse por este tema.

Bien es cierto que este campo se está investigando cada vez más, pero todavía hay muchísimo por trabajar y por aprender. Tanto es así que en Reino Unido el 100% de las emisiones son accesibles y en España tan solo el 80%.

El Subtitulado para Sordos es una modalidad de traducción triple, pues abarca la traducción intralingüística, interlingüística e intersemiótica, por lo que realizar esta tarea es una labor ardua. La BBC, en cuanto a subtitulado accesible, ha ido compilando una serie de directrices para la creación de subtítulos de calidad. Grosso modo, en las directrices de subtitulado publicadas en 2017 por la BBC se establecen las siguientes recomendaciones principales:

  1. Subtitles should normally occupy the bottom of the screen, except where they would obscure the speaker’s mouth or other vital information or activity. It is particularly important to avoid obscuring the face.
  2. Pre-prepared block subtitles are the best approach to providing accurate, easily legible and well-synchronised subtitles and should be used for pre-recorded programmes. Recommended colours are white, yellow, cyan and green against a solid black background.
  3. Subtitles should normally comprise a single sentence occupying no more than two lines”.

 

¿Qué estrategias se aplican en este campo a la hora de traducir?

La respuesta es simple: traducción literal, reducción, simplificación, omisión y ampliación. Sin embargo, se utilizan otras técnicas exclusivas en el subtitulado para sordos: categorización (instala el sonido en el marco de un estado o proceso), atribución (atribuye a lo categorizado una cualidad) y explicación (proporciona información relacionada con el sonido distinta del qué es y el cómo es, como su duración o su procedencia).

 

¿Qué es el sonido animal?

Para este trabajo, Alba se centró en el subtitulado del sonido animal.

En este punto debemos diferenciar entre el sonido que se produce en el plano narrativo y aquel que se genera en el plano físico. En el plano físico, subcategorizamos sonido artificial (conformado por objetos o música) y natural (proveniente de la naturaleza, un humano o un animal).

¿Y cómo categorizamos entonces al Demogorgon?

Debían reflexionar sobre si categorizarlo como humano, como describía algún personaje, o si, siguiendo la lógica de que los monstruos parecen estar más cercanos a los animales que a las personas, etiquetarlo como animal.

Otra característica que el emisor percibe gracias al sonido, además del grado de hostilidad, es el tamaño del animal. De manera altamente adecuada, el traductor transcribe el sonido que produce el Demogorgon después de haber sido herido en base al sonido que un animal real produciría en la misma situación.

Evidentemente, la alternativa a la descripción de un sonido es su transcripción a través de una onomatopeya. Por tanto, para recapitular, se pueden seguir dos estrategias a la hora de subtitular un sonido: la primera, hacer una descripción lo más precisa y objetiva posible; y la segunda, transcribir la onomatopeya del sonido.

En cualquier caso, ya sea en modo de onomatopeya o en modo de descripción, darle nombre a un sonido no es una tarea sencilla. Los sonidos, independientemente del canal a través del cual se perciban (auditivo o visual), cumplen siempre dos funciones: la primera, contextualizar al espectador; y la segunda, consecuencia de la primera, sumergirlo más plenamente en la trama.

 

¿Qué vas a aprender en este #TFTRAD?

Seguro que Alba puede contarte mucho mejor todo lo que has leído hasta ahora, así que echa un vistazo al vídeo de su #TFTRAD (lo encontrarás más abajo) porque esto es todo lo que vas a aprender:

  • La situación del subtitulado para sordos en España.
  • Las pautas que deben seguirse para poder llevar a cabo la tarea del subtitulado para sordos
  • Las técnicas que se plantean en la subtitulación para sordos.
  • Las estrategias exclusivas en la subtitulación para sordos.
  • Ejemplo de la subtitulación del Demogorgon de la serie Stranger Things.

 

¿Cómo puedes ver este #TFTRAD?

Puedes ver toda la charla que tuvimos con Alba durante este TFTRAD en este enlace: 

Recuerda que puedes dejar todas tus dudas y preguntas en los comentarios del vídeo o de esta entrada. ¡Toma nota para que no se te escape ninguna!

 

¿Te gustaría participar?

Si te gusta la iniciativa de #TFTRAD y tú también tienes un trabajazo que estás deseando presentar, no te lo pienses más y escríbenos. ¡Estás más que invitado!

Piensa en todos los compañeros a los que podrías echar una mano hablando de tu TFG/TFM. 🙂 ¡Podría ser una gran inspiración para muchos estudiantes e investigadores!

Si te animas, te estaremos esperando.

¡Nos vemos en el próximo #TFTRAD!

 

 

El subtitulado para smartwatch

El subtitulado para smartwatch

¡Estamos de estreno!

Hasta ahora has podido disfrutar con nuestros #HangoutsTrágora y #Asociatrad, pequeñas conferencias y píldoras formativas con grandes profesionales y asociaciones de la Traducción. Sin embargo, no nos parecía suficiente. Por eso tenemos una novedad preparada que podrás disfrutar muy, muy pronto.

Ha llegado el momento de cambiar las tornas.

Hemos decidido cederle el turno de la palabra a otro sector de la Traducción y la Interpretación que está deseando hacerse oír: los estudiantes. Y precisamente porque creemos que los estudiantes tienen mucho que contar, hemos creado esta nueva sección: #TFTRAD

 

¿Qué son los nuevos #TFTRAD?

#TFTRAD consiste en entrevistas a estudiantes de Traducción e Interpretación que quieran compartir con todos nosotros su trabajo de fin de grado o máster. ¿El objetivo? Ayudarles a difundir sus proyectos de investigación para empezar a crearse un hueco dentro de este sector.

Muchas veces damos con trabajos muy interesantes que acaban pasando totalmente desapercibidos porque no escapan de la sala de ponencias o de la corrección del TFG/TFM. Y no debería ser así.

Es el caso de Javier Rebollo, nuestro primer invitado, que vino a contarnos todo lo que sabe sobre el subtitulado en smartwatch y los nuevos paradigmas en traducción audiovisual (encontrarás el enlace más abajo).

 

Subtitulado en smartwatch con Javier Rebollo | #TFTRAD

Javier es graduado en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Su trayectoria ha estado marcada por la formación continua y el emprendimiento.

En un período de seis meses, compaginó el programa internacional de emprendimiento Explorer, donde presentó una propuesta de accesibilidad audiovisual para las salas de cine que le valió el premio Disruptive Technology Award por Granada; hizo prácticas profesionales en el ámbito de la traducción audiovisual con Fernando Castillo, profesor de Trágora; y no esperó a terminar la carrera para hacerse autónomo y prestar sus servicios a una empresa que gestiona proyectos europeos mientras acababa el trabajo de investigación sobre el subtitulado en smartwatch, del cual nos hablará en este #TFTRAD.

Actualmente, se dedica a la traducción de guiones y la subtitulación de forma autónoma, aunque pronto lo veremos compartiendo oficina con tres experimentados compañeros en AmperSound, que ofrecerá servicios de locución, doblaje, traducción audiovisual, localización y accesibilidad. El próximo 8 de noviembres estará participando en el SELM con su ponencia «Mi reloj no solo da la hora. El subtitulado en smartwatch».

Eso es lo que llamamos una mente inquieta.

 

¿Por qué decidió investigar sobre subtitulado en smartwatch?

Javi nos cuenta que esta inclinación por la traducción audiovisual nace de la admiración sincera por otros profesionales (como Eugenia Arrés o Juan Yborra) y por el enorme compañerismo que se respira en este sector. Esto fue lo que le empujó en 2017 a proponer un proyecto que, aunque no era novedoso, no se había investigado mucho sobre ese campo: el subtitulado en smartwatch.

¿Sabes que para 2021 se estima que el número de ventas de este dispositivo habrá alcanzado la cifra de 229,5 millones? Es una razón de peso para adaptarnos a las nuevas plataformas y al nuevo mercado, ¿no?

Debido al auge de los servicios de contenidos audiovisuales a la carta, grandes empresas como HBO o Netflix se han propuesto acercarse a todos sus públicos por todos los medios posibles.

Estamos hablando de la tendencia multiplataforma, por la que puedes ver tu serie favorita en tu televisión, tu ordenador o, directamente, tu teléfono móvil.

¿Es tan difícil creer que también podemos llegar a conquistar la pequeña pantalla de un smartwatch con el mismo fin?

Las estadísticas de cada plataforma varían según el rango de edad. Por ejemplo, los móviles son más populares entre el púbico que ronda los 18-24 años de edad para productos de corta duración (menos de 30 minutos). Sin embargo, las cifras muestran que pasamos más tiempo viendo la televisión o el ordenador.

Cuando hablamos de un smartwatch la dificultad aumenta. Es decir, apenas cabría una palabra en la pantalla.

¿A qué velocidad tendrías que leer? ¿Cómo vas a subtitular una película palabra por palabra en un smartwatch sin que nadie pierda el hilo? ¿Quién se plantearía ver una película subtitulada en su smartwatch con esas condiciones?

Lo lógico sería pensar que una adaptación de los subtítulos a un dispositivo de pantalla reducida como en smartwatch es impensable. No solo para los programas de contenidos a la carta como Netflix, que ni siquiera cuentan con un software adaptado a estos dispositivos de momento. Sobre todo, sería impensable para esa persona que lo único que busca es entretenerse un rato con alguna película o serie.

Javier no solo rebate esta idea, sino que nos demuestra cómo hacerlo posible. Si tú también quieres averiguarlo, te lo cuenta todo con detalle en el vídeo.

 

¿Qué vas a aprender en este #TFTRAD?

  • La forma de adaptar subtítulos a un smartwatch (con un ejemplo real)
  • Los sistemas de partición que permiten adaptar texto a pantallas de tamaño reducido.
  • Los tipos de movimiento ocular que te permiten leer perfectamente cualquier tipo de subtítulos en un
  • Otras posibles soluciones que necesitaremos plantearnos en algunas situaciones. Por ejemplo, en el caso del alemán y la longitud de sus palabras.
  • Los usos profesionales de la subtitulación en smartwatch.

 

¿Cómo puedo ver este #TFTRAD sobre el subtitulado en smartwatch y los nuevos paradigmas para la traducción audiovisual?

Aquí tienes el enlace al que tienes que acceder para ver la entrevista. Recuerda que puedes dejar tus preguntas en los comentarios.

Si te ha gustado este primer #TFTrad tan interesante con Javier Rebollo, no te pierdas su ponencia el 8 de noviembre en el SELM «Mi reloj no solo da la hora. El subtitulado en smartwatch». Además, ¿a quién no le gusta un #tradusarao? 😉

 

P.D.: ¿Te pasa como a Javi? ¿Crees que hiciste un gran trabajo de fin de grado o máster y te gustaría demostrarlo? Escríbenos y estaremos encantados de invitarte a participar en los próximos #TFTRAD.

P.D. 2: Si estás preparándote para tu propio proyecto de investigación, no pierdas ojo. Seguramente puedas sacar muchas ideas de este #TFTRAD y de todos los que quedan por venir. ¿Quién sabe? Igual dentro de poco eres tú el entrevistado. 🙂

 

¡Suscríbete para que te avisemos del próximo!

 

17167

Looking for 

Retirement Advice?

FREE

Download free eBook with advice from experts

17167

¿Quiere ahorrarle dinero al Estado?

FREE

Descárgate este eBook para suicidarte a los 60 años y que no tengan que pagarte la jubilación.

¡Nos encantan las personas con esta iniciativa!

¿A qué correo electrónico te lo enviamos?

Responsable: Trágora S.C.A. 

Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. 

Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo

(spam, promociones, no deseado...)