Localización de sitios web de parques zoológicos españoles

Localización de sitios web de parques zoológicos españoles

A día de hoy, es casi imposible tener una empresa y no tener página web.

Lo mires por donde lo mires, tu página web es tu escaparate en internet y, en un mundo donde prácticamente todo se consume online, ignorar este hecho es ser un poco kamikaze.

Es cierto que hay sectores en los que internet tiene más protagonismo que en otros.

Por ejemplo, hay negocios que son imanes de turistas. En esos casos no basta con tener una página web. Además, es indispensable que esté traducida a otros idiomas.

En España, el turismo se ha convertido en uno de los motores principales de la economía. Sin embargo, es evidente que ese turismo viene de fuera y no llega aquí por sí solo.

El turismo va de la mano con la traducción y, poco a poco, vamos comprendiendo lo necesario que es localizar estos sitios web orientados a turistas extranjeros.

¿Y si nos ponemos un poco más específicos?

¿Se te ocurre qué tipo de empresa puede atraer a tantos turistas extranjeros como para ser un requisito obligatorio localizar su página web? Hay muchas posibilidades, pero aquí va una pista: a veces puede ser un poco salvaje. 😉

¡Los parques zoológicos!

Solo tienes que ojear las páginas web de algunos zoológicos para darte cuenta de que no han hecho sus deberes y la localización es una de las tareas pendientes en este sector.

Y si hay alguien que ha estado investigando mucho sobre este tema últimamente es Irene Lebrón, la invitada a este nuevo TFTRAD: «Localización de sitios web de parques zoológicos españoles».

 

¿Quién es Irene Lebrón?

Como muchos apasionados por la lengua y la cultura, Irene estudió Traducción e Interpretación en la UGR. No obstante, siempre tuvo interés por la informática y el diseño y, dada la interdisciplinaridad de la traducción, decidió combinar aquello que le fascinaba y como fruto nació su interés por la localización.

Fue eso lo que le llevó a enfocar su TFG en localización web de las PYMES españolas.

Su objetivo era resaltar la importancia que las instituciones, empresas y organizaciones le dan hoy día a utilizar el entorno web y la traducción, en concreto la localización, para dirigirse a un público internacional.

Sin embargo, no quería investigar la localización de sitios web de un mercado general, sino que se centró en algo más concreto: los parques zoológicos orientados al turista extranjero.

Decidió analizar, entre otros aspectos, hasta qué punto los parques zoológicos son conscientes de la ventaja que supone poseer un sitio web localizado.

Estos fueron sus primeros paso en la localización, pero también ha estado con nosotros en el curso de localización de software y aplicaciones móviles. Actualmente reside en Francia mientras sigue formándose en un máster especializado de localización que le permita aprender más y más sobre esta área tan interesante de la traducción.

 

¿Qué vas a aprender en este #TFTRAD?

Que solo te sirva de aperitivo, porque estos son todos los temas que vamos a tratar:

  • El estado y grado de localización que puede tener un sitio web
  • Las variaciones que pueden sufrir el estado y grado de localización
  • Factores que se tienen en cuenta al localizar un sitio web
  • Factores que se ignoran al localizar un sitio web
  • La expansión del mercado de la localización

 

¿Cómo puedes ver este #TFTRAD?

Aquí tienes el vídeo en el que podrás ver este nuevo #TFTRAD:

Recuerda que puedes dejar tus preguntas en los comentarios para que podamos responderlas. 🙂 ¿Se te ocurre alguna de momento?

 

¿Por qué decidió investigar sobre localización web de parques zoológicos?

Irene cree que la globalización está cada vez más presente y que, por tanto, todo el mundo se puede beneficiar de un sitio web localizado, desde una multinacional hasta un autónomo. Hoy en día, Internet es el verdadero escaparate. En pocos días llega el Black Friday y la gente se suele fijar más en las ofertas de Amazon que en las de los escaparates de las tiendas, por ejemplo.

Sin embargo, pensando en el Biodomo de Granada, llegó a la conclusión de que hay sitios web que verdaderamente necesitan ser localizados, sí o sí, como son los destinados a atraer turistas. Y no solo a turistas nacionales, sino a turistas internacionales.

¿Sabíais que en 2017 visitaron Málaga 12,4 millones de turistas?

Si visitáis a un zoológico, en la Costa del Sol, por ejemplo, la mayoría de los turistas serán extranjeros. Posiblemente, estos extranjeros hayan utilizado Internet para organizar su viaje antes de salir de casa. Si tenemos en cuenta el criterio de credibilidad, es mucho más probable que sienta confianza al consultar un sitio web en su propia lengua (y más todavía si está bien localizado y no se percibe como algo ajeno).

 

Pero ¿en qué consiste la localización?

La localización forma parte de las siglas GILT y es la adaptación de un sitio web, un programa o un videojuego, por ejemplo, a una locale (a una lengua, una cultura y unas costumbres en concreto).

La G de GILT es de globalización, puesto que la localización es una consecuencia de la globalización. Ya no hay fronteras y las empresas necesitan lanzarse al mercado internacional, como los zoológicos.

La I es de internacionalización. En resumen, un sitio web que va a ser localizado necesita ser internacionalizado, es decir, desarrollado de tal manera que sea fácil la localización a distintas lenguas.

Por último, la T es de traducción. Aunque la localización va más allá, no deja de ser una traducción. Hay distintas opiniones respecto a esto, pero se puede decir que mientras que en la traducción prima el sentido y la fidelidad al original, en la localización prima la adaptación a una locale.

Cada proyecto de localización es un mundo. Es parecido a un proyecto de traducción, pero tiene en cuenta distintos aspectos. Primero, como en la traducción, el gestor de proyectos recibe un proyecto por parte de un cliente. Este tiene que analizar el proyecto y realizar un presupuesto y, si el cliente lo acepta, prepara los documentos para el localizador. Aquí llega la principal particularidad: se prepara un localization kit, que es una carpeta que contiene no solo el texto original, sino instrucciones, glosarios, memorias de traducción, programas… Después, el localizador tiene que localizar el producto; no se trabaja como con una traducción convencional.

Hay que tener mucho más en cuenta las etiquetas, la codificación, los límites de caracteres, las teclas aceleradoras… También hay que trabajar con una gran cantidad de formatos y no solo hay que localizar los sitios web en sí, sino también los elementos que se insertan: scripts, imágenes, vídeos, redes sociales…

Y no podemos pasar por alto el gran control de calidad, lingüístico y funcional. Aquí no solo hay que tener en cuenta lo que se localiza, sino también cómo se localiza. Todo el proyecto tiene que funcionar a la perfección.

 

¿Qué conclusiones sacamos?

Cuando Irene da comienzo a su investigación, tiene en cuenta varios aspectos:

  • ¿Está todo el contenido localizado?
  • ¿Cuenta el sitio web con vídeos localizados?
  • ¿Están las imágenes localizadas?
  • ¿Están las redes sociales localizadas?
  • ¿Está el contacto localizado?
  • ¿Están las noticias localizadas?
  • ¿Contiene la misma información?
  • ¿Funciona correctamente?
  • ¿Cambia el entorno?
  • ¿Evita el uso de elementos que puedan ofender al cliente?

De hecho, en cuanto a este último aspecto, encuentra un elemento ofensivo en algo tan particular como puede ser el uso de banderas para representar un idioma. En muchas páginas web localizadas, se ha localizado la selección del idioma con banderas. En la mayoría de las páginas aparece la bandera de España para representar el español. Sin embargo, para un turista mexicano, su bandera no aparece representada. Por esa razón, lo más coherente sería localizarlo con el código del idioma, que en el caso del español, es «ES» y el del inglés es «EN».

Si hablamos de cifras, Irene se centra en tres tipos de parque zoológicos: las pymes, las instituciones y las organizaciones. En las instituciones, sólo un 60% de las páginas web están localizadas; en el caso de las pymes, un 68% y en el caso de las organizaciones sólo un 25%.

Como conclusión, sacamos en claro que la localización es todavía una actividad invisible y no se aprecia realmente todo el impacto que ocasiona un sitio web bien localizado. No obstante, gracias a la globalización, la localización está cogiendo fuerza y las pymes, las instituciones y las organizaciones están tomando conciencia de la importancia de contar con una página web bien localizada.

 

¿Te gustaría participar?

Hay trabajos que no deberían quedarse guardados en un cajón y lo sabes.

Nos encanta que #TFTRAD sea una iniciativa abierta. Por eso, si quieres participar y contarnos un poco sobre tu TFG o TFM , escríbenos y no te quedes con las ganas.

¡Nos vemos mañana en este nuevo #TFTRAD!

¿Quieres que te avisemos del próximo

#TFTRAD?

Responsable: Trágora S.C.A. Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Servidores de Mailchimp. Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡No queda nada!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo (spam, promociones, no deseado...).

Subtitulado para sordos: el sonido animal en la serie Stranger Things

Subtitulado para sordos: el sonido animal en la serie Stranger Things

Tenemos algo que confesarte.

El estreno de los #TFTRAD tuvo tal recibimiento que estábamos impacientes por compartir el segundo episodio. Es algo que tenemos que agradecer a Javier Rebollo y a Ildefonso Muñoz, que hicieron un gran equipo y nos tuvieron un buen rato enganchados a la pantalla.

Por eso mismo, hemos decidido seguir apostando por trabajos diferentes (¡en un buen sentido!). 😉

En este nuevo #TFTRAD tocaremos un tema un tanto curioso, aunque seguramente ya te lo habrás imaginado al ver el título. ¿Empezamos?

 

Subtitulado para sordos: el sonido animal en la serie Stranger Things con Alba González | #TFTRAD

Cuando combinas traducción audiovisual, accesibilidad y Stranger Things, el resultado solo puede ser bueno. Que se lo pregunten a Alba González, nuestra próxima invitada para el segundo #TFTRAD que se estrenará el martes 23 de octubre a las 12:00 horas.

Alba es otra valiente estudiante que se ha animado a presentar con nosotros su Trabajo de Fin de Grado: «Subtitulado para Sordos: el sonido animal en la serie Stranger Things». Si quieres ver todo lo que tiene que contarnos sobre el tema, busca el vídeo que tienes un poco más abajo para ver este nuevo #TFTRAD.

 

¿Quién es Alba González?

Alba González es graduada en Traducción e Interpretación con la combinación de inglés y alemán. Desde muy pequeña le apasionan los idiomas y la comunicación. De hecho, es por ello por lo que decidió abarcar el campo de la accesibilidad e investigar sobre el subtitulado para sordos.

Actualmente está cursando el Máster de Profesorado en educación secundaria para seguir abriéndose puertas, aunque no quiere decir que vaya a dejar de lado la traducción. Además, su intención es seguir indagando y especializarse en el campo de la accesibilidad.

 

¿Por qué decidió investigar sobre el sonido animal en el subtitulado para sordos?

Alba nos cuenta que todo este interés surge a raíz de su pasión por la traducción audiovisual. Este trabajo de fin de grado fue en grupo, por lo que ella y el resto de sus compañeras acordaron abordar este tema. Consideraron, además, que la práctica de la subtitulación es una herramienta muy útil a la hora de aprender idiomas y culturas de otros países. Por eso mismo, quisieron descubrir lo que se esconde tras un trabajo de subtitulación, en este caso para sordos, con las limitaciones anteriormente mencionadas.

¿Sabes que alrededor del 8% de los españoles tienen disfunción auditiva? ¿Y que en Estados Unidos la cifra asciende al 20%? Este es otro de los motivos por los que decidieron decantarse por este tema.

Bien es cierto que este campo se está investigando cada vez más, pero todavía hay muchísimo por trabajar y por aprender. Tanto es así que en Reino Unido el 100% de las emisiones son accesibles y en España tan solo el 80%.

El Subtitulado para Sordos es una modalidad de traducción triple, pues abarca la traducción intralingüística, interlingüística e intersemiótica, por lo que realizar esta tarea es una labor ardua. La BBC, en cuanto a subtitulado accesible, ha ido compilando una serie de directrices para la creación de subtítulos de calidad. Grosso modo, en las directrices de subtitulado publicadas en 2017 por la BBC se establecen las siguientes recomendaciones principales:

  1. Subtitles should normally occupy the bottom of the screen, except where they would obscure the speaker’s mouth or other vital information or activity. It is particularly important to avoid obscuring the face.
  2. Pre-prepared block subtitles are the best approach to providing accurate, easily legible and well-synchronised subtitles and should be used for pre-recorded programmes. Recommended colours are white, yellow, cyan and green against a solid black background.
  3. Subtitles should normally comprise a single sentence occupying no more than two lines”.

 

¿Qué estrategias se aplican en este campo a la hora de traducir?

La respuesta es simple: traducción literal, reducción, simplificación, omisión y ampliación. Sin embargo, se utilizan otras técnicas exclusivas en el subtitulado para sordos: categorización (instala el sonido en el marco de un estado o proceso), atribución (atribuye a lo categorizado una cualidad) y explicación (proporciona información relacionada con el sonido distinta del qué es y el cómo es, como su duración o su procedencia).

 

¿Qué es el sonido animal?

Para este trabajo, Alba se centró en el subtitulado del sonido animal.

En este punto debemos diferenciar entre el sonido que se produce en el plano narrativo y aquel que se genera en el plano físico. En el plano físico, subcategorizamos sonido artificial (conformado por objetos o música) y natural (proveniente de la naturaleza, un humano o un animal).

¿Y cómo categorizamos entonces al Demogorgon?

Debían reflexionar sobre si categorizarlo como humano, como describía algún personaje, o si, siguiendo la lógica de que los monstruos parecen estar más cercanos a los animales que a las personas, etiquetarlo como animal.

Otra característica que el emisor percibe gracias al sonido, además del grado de hostilidad, es el tamaño del animal. De manera altamente adecuada, el traductor transcribe el sonido que produce el Demogorgon después de haber sido herido en base al sonido que un animal real produciría en la misma situación.

Evidentemente, la alternativa a la descripción de un sonido es su transcripción a través de una onomatopeya. Por tanto, para recapitular, se pueden seguir dos estrategias a la hora de subtitular un sonido: la primera, hacer una descripción lo más precisa y objetiva posible; y la segunda, transcribir la onomatopeya del sonido.

En cualquier caso, ya sea en modo de onomatopeya o en modo de descripción, darle nombre a un sonido no es una tarea sencilla. Los sonidos, independientemente del canal a través del cual se perciban (auditivo o visual), cumplen siempre dos funciones: la primera, contextualizar al espectador; y la segunda, consecuencia de la primera, sumergirlo más plenamente en la trama.

 

¿Qué vas a aprender en este #TFTRAD?

Seguro que Alba puede contarte mucho mejor todo lo que has leído hasta ahora, así que echa un vistazo al vídeo de su #TFTRAD (lo encontrarás más abajo) porque esto es todo lo que vas a aprender:

  • La situación del subtitulado para sordos en España.
  • Las pautas que deben seguirse para poder llevar a cabo la tarea del subtitulado para sordos
  • Las técnicas que se plantean en la subtitulación para sordos.
  • Las estrategias exclusivas en la subtitulación para sordos.
  • Ejemplo de la subtitulación del Demogorgon de la serie Stranger Things.

 

¿Cómo puedes ver este #TFTRAD?

Puedes ver toda la charla que tuvimos con Alba durante este TFTRAD en este enlace: 

Recuerda que puedes dejar todas tus dudas y preguntas en los comentarios del vídeo o de esta entrada. ¡Toma nota para que no se te escape ninguna!

 

¿Te gustaría participar?

Si te gusta la iniciativa de #TFTRAD y tú también tienes un trabajazo que estás deseando presentar, no te lo pienses más y escríbenos. ¡Estás más que invitado!

Piensa en todos los compañeros a los que podrías echar una mano hablando de tu TFG/TFM. 🙂 ¡Podría ser una gran inspiración para muchos estudiantes e investigadores!

Si te animas, te estaremos esperando.

¡Nos vemos en el próximo #TFTRAD!

¿Quieres que te avisemos del próximo

#TFTRAD?

Responsable: Trágora S.C.A. Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Servidores de Mailchimp. Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡No queda nada!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo (spam, promociones, no deseado...).

El subtitulado para smartwatch

El subtitulado para smartwatch

¡Estamos de estreno!

Hasta ahora has podido disfrutar con nuestros #HangoutsTrágora y #Asociatrad, pequeñas conferencias y píldoras formativas con grandes profesionales y asociaciones de la Traducción. Sin embargo, no nos parecía suficiente. Por eso tenemos una novedad preparada que podrás disfrutar muy, muy pronto.

Ha llegado el momento de cambiar las tornas.

Hemos decidido cederle el turno de la palabra a otro sector de la Traducción y la Interpretación que está deseando hacerse oír: los estudiantes. Y precisamente porque creemos que los estudiantes tienen mucho que contar, hemos creado esta nueva sección: #TFTRAD

 

¿Qué son los nuevos #TFTRAD?

#TFTRAD consiste en entrevistas a estudiantes de Traducción e Interpretación que quieran compartir con todos nosotros su trabajo de fin de grado o máster. ¿El objetivo? Ayudarles a difundir sus proyectos de investigación para empezar a crearse un hueco dentro de este sector.

Muchas veces damos con trabajos muy interesantes que acaban pasando totalmente desapercibidos porque no escapan de la sala de ponencias o de la corrección del TFG/TFM. Y no debería ser así.

Es el caso de Javier Rebollo, nuestro primer invitado, que vino a contarnos todo lo que sabe sobre el subtitulado en smartwatch y los nuevos paradigmas en traducción audiovisual (encontrarás el enlace más abajo).

 

Subtitulado en smartwatch con Javier Rebollo | #TFTRAD

Javier es graduado en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Su trayectoria ha estado marcada por la formación continua y el emprendimiento.

En un período de seis meses, compaginó el programa internacional de emprendimiento Explorer, donde presentó una propuesta de accesibilidad audiovisual para las salas de cine que le valió el premio Disruptive Technology Award por Granada; hizo prácticas profesionales en el ámbito de la traducción audiovisual con Fernando Castillo, profesor de Trágora; y no esperó a terminar la carrera para hacerse autónomo y prestar sus servicios a una empresa que gestiona proyectos europeos mientras acababa el trabajo de investigación sobre el subtitulado en smartwatch, del cual nos hablará en este #TFTRAD.

Actualmente, se dedica a la traducción de guiones y la subtitulación de forma autónoma, aunque pronto lo veremos compartiendo oficina con tres experimentados compañeros en AmperSound, que ofrecerá servicios de locución, doblaje, traducción audiovisual, localización y accesibilidad. El próximo 8 de noviembres estará participando en el SELM con su ponencia «Mi reloj no solo da la hora. El subtitulado en smartwatch».

Eso es lo que llamamos una mente inquieta.

 

¿Por qué decidió investigar sobre subtitulado en smartwatch?

Javi nos cuenta que esta inclinación por la traducción audiovisual nace de la admiración sincera por otros profesionales (como Eugenia Arrés o Juan Yborra) y por el enorme compañerismo que se respira en este sector. Esto fue lo que le empujó en 2017 a proponer un proyecto que, aunque no era novedoso, no se había investigado mucho sobre ese campo: el subtitulado en smartwatch.

¿Sabes que para 2021 se estima que el número de ventas de este dispositivo habrá alcanzado la cifra de 229,5 millones? Es una razón de peso para adaptarnos a las nuevas plataformas y al nuevo mercado, ¿no?

Debido al auge de los servicios de contenidos audiovisuales a la carta, grandes empresas como HBO o Netflix se han propuesto acercarse a todos sus públicos por todos los medios posibles.

Estamos hablando de la tendencia multiplataforma, por la que puedes ver tu serie favorita en tu televisión, tu ordenador o, directamente, tu teléfono móvil.

¿Es tan difícil creer que también podemos llegar a conquistar la pequeña pantalla de un smartwatch con el mismo fin?

Las estadísticas de cada plataforma varían según el rango de edad. Por ejemplo, los móviles son más populares entre el púbico que ronda los 18-24 años de edad para productos de corta duración (menos de 30 minutos). Sin embargo, las cifras muestran que pasamos más tiempo viendo la televisión o el ordenador.

Cuando hablamos de un smartwatch la dificultad aumenta. Es decir, apenas cabría una palabra en la pantalla.

¿A qué velocidad tendrías que leer? ¿Cómo vas a subtitular una película palabra por palabra en un smartwatch sin que nadie pierda el hilo? ¿Quién se plantearía ver una película subtitulada en su smartwatch con esas condiciones?

Lo lógico sería pensar que una adaptación de los subtítulos a un dispositivo de pantalla reducida como en smartwatch es impensable. No solo para los programas de contenidos a la carta como Netflix, que ni siquiera cuentan con un software adaptado a estos dispositivos de momento. Sobre todo, sería impensable para esa persona que lo único que busca es entretenerse un rato con alguna película o serie.

Javier no solo rebate esta idea, sino que nos demuestra cómo hacerlo posible. Si tú también quieres averiguarlo, te lo cuenta todo con detalle en el vídeo.

 

¿Qué vas a aprender en este #TFTRAD?

  • La forma de adaptar subtítulos a un smartwatch (con un ejemplo real)
  • Los sistemas de partición que permiten adaptar texto a pantallas de tamaño reducido.
  • Los tipos de movimiento ocular que te permiten leer perfectamente cualquier tipo de subtítulos en un
  • Otras posibles soluciones que necesitaremos plantearnos en algunas situaciones. Por ejemplo, en el caso del alemán y la longitud de sus palabras.
  • Los usos profesionales de la subtitulación en smartwatch.

 

¿Cómo puedo ver este #TFTRAD sobre el subtitulado en smartwatch y los nuevos paradigmas para la traducción audiovisual?

Aquí tienes el enlace al que tienes que acceder para ver la entrevista. Recuerda que puedes dejar tus preguntas en los comentarios.

Si te ha gustado este primer #TFTrad tan interesante con Javier Rebollo, no te pierdas su ponencia el 8 de noviembre en el SELM «Mi reloj no solo da la hora. El subtitulado en smartwatch». Además, ¿a quién no le gusta un #tradusarao? 😉

 

P.D.: ¿Te pasa como a Javi? ¿Crees que hiciste un gran trabajo de fin de grado o máster y te gustaría demostrarlo? Escríbenos y estaremos encantados de invitarte a participar en los próximos #TFTRAD.

P.D. 2: Si estás preparándote para tu propio proyecto de investigación, no pierdas ojo. Seguramente puedas sacar muchas ideas de este #TFTRAD y de todos los que quedan por venir. ¿Quién sabe? Igual dentro de poco eres tú el entrevistado. 🙂

 

¡Suscríbete para que te avisemos del próximo!

¿Quieres que te avisemos del próximo

#TFTRAD?

Responsable: Trágora S.C.A. Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Servidores de Mailchimp. Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡No queda nada!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo (spam, promociones, no deseado...).

¡Nos encantan las personas con esta iniciativa!

¿A qué correo electrónico te lo enviamos?

Responsable: Trágora S.C.A. 

Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. 

Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo (spam, promociones, no deseado...) 

¡Nos encantan las personas con esta iniciativa!

¿A qué correo electrónico te lo enviamos?

Responsable: Trágora S.C.A. 

Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. 

Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo

(spam, promociones, no deseado...)