Todos debemos ser conscientes de la importancia de un buen posicionamiento en Internet para que potenciales clientes encuentren lo que están buscando en nuestra oferta de servicios cuando utilizan los buscadores. Las labores de posicionamiento comienzan desde la correcta selección de nuestras palabras clave, pasando por la optimización de nuestra web o blog, redes sociales… y por supuesto, mediante las oportunas labores de marketing en Internet. Nadie dijo que fuera fácil aparecer en los primeros resultados de Google (el buscador más utilizado) pero ahora existe una razón por la cual parece ser más fácil que nuestro nombre aparezca en los primeros resultados. ¿Cuál? Google My Business.

Haz SEO con Google Places

Acabo de realizar una búsqueda en Google por “traductor inglés Granada” y nos aparece este resultado:

TRADUCTOR-JURADO-GRANADA

¿Y eso?  ¿Por qué salen esos resultados antes que el resto de páginas? Porque todos estos traductores y agencias están usando Google My Business por esas palabras clave y como es un servicio ofrecido por el mismo Google, esta es su manera de premiarnos por utilizarlo. Así, el cliente puede entrar a tu web o llamarte por teléfono. Fíjate que además aparece un mapa que indica su ubicación exacta. Esta característica puede ser muy útil en muchos casos para algunos clientes que buscan la proximidad como ventaja en sus proveedores.

Si hubiera más de un traductor dado de alta con estas palabras clave aparecerían listados en el mismo lugar y en el mismo mapa. Haciendo la búsqueda por “traductor jurado inglés Madrid” y havcemos clic en “Más sitios”, vemos que hay más traductores (y empresas) que se han unido a Google My Business y por eso aparecen en estos listados. Para destacar entre los 3 o 4 primeros tenemos que hacer un buen seo en Google My Business.

CREAR UNA FICHA EN GOOGLE MY BUSINESS

¿Quieres crear tu propia ficha en Google My Business? Es muy sencillo. Sigue este tutorial de Google y ¡verás como aumentan tus clientes!

Algunos consejos para tu ficha de Google Places:

  • No abuses de palabras clave en el título. Pon tu nombre y lo que haces como si fuera parte de tu nombre comercial para que no te penalicen.
  • Categoriza correctamente tus servicios. Las categorías es lo más importante para Google.
  • Pon un enlace hacia tu web o blog para que los potenciales clientes tengan más información sobre ti cuando vean tu ficha.
  • Aprovecha el apartado “Descripción” para describir tus servicios lo más detalladamente posible con, de nuevo, palabras clave que te identifiquen.
  • Si consigues que tus actuales clientes te recomienden en Google podrás ir escalando posiciones rápidamente.
  • Si tienes una web, incluye en ella el mapa generado por Google cuando termines el registro, así Google verá que te estás implicando también con el proceso de posicionamiento de tu web en el buscador.

¿Se te ocurre algún consejo más? Nosotros acabamos de darnos de alta en Google, si sacamos nuevas conclusiones las compartiremos en los comentarios. ¡Ah! También es una forma ideal de conocer a traductores cercanos a nuestras oficinas o domicilios. ¡Arriba el networking!