Autora: Valentina Marta Rodríguez (tutora del curso online «Especialista en traducción médica»)

La traducción médica es una rama de la traducción científico-técnica que se caracteriza por poseer unas necesidades comunicativas muy específicas emanadas del campo de la medicina.

Se trata, pues, de una especialidad muy amplia dentro de la ciencia y de la técnica, pero que cuenta con una serie de rasgos particulares que la diferencian sobremanera de otros ámbitos de traducción.

Las situaciones comunicativas en las que se requieren traducciones médicas son muy variadas (sobre todo, teniendo en cuenta las necesidades y las características del encargo), lo que también se ve reflejado en la amplitud de los sectores que demandan su realización.

¿Cuáles son las especializaciones dentro de la traducción médica?

La traducción médica cuenta con una amplia variedad de géneros propios, dada la diversidad de situaciones comunicativas susceptibles de ser traducidas que se producen en este campo del saber.

Por un lado, podemos destacar los textos exclusivos de este ámbito, como los folletos de información para pacientes, los prospectos medicamentosos, los protocolos de ensayos clínicos, los consentimientos informados, las guías clínicas, los resúmenes para pacientes o las historias clínicas.

Encontramos, asimismo, aquellos otros géneros que también figuran en otros ámbitos de especialidad, como los artículos originales, los manuales, los diccionarios, los artículos divulgativos, las patentes o los libros y manuales de texto.

Estas situaciones comunicativas y géneros textuales convergen en una amplia variedad de sectores de la traducción médica, esto es, el sector farmacéutico, el sector editorial, el sector de la salud pública y atención sanitaria, el sector institucional y, finalmente, el de las empresas de traducción.

La traducción médica en el sector farmacéutico

La industria farmacéutica es un sector capital que está en continua expansión por lo que implica infinitas necesidades de traducción asociadas con el desarrollo y la comercialización de nuevos medicamentos, así como con la investigación de los fármacos ya existentes.

Los géneros propios de este sector son muy diversos, entre los que destacan: los ensayos clínicos, los protocolos, los prospectos, los cuadernos de recogida de datos, los expedientes, los manuales, las memorias, los informes, etc.

Los destinatarios de las traducciones de este sector también son muy variados y pueden ir desde los especialistas y las autoridades sanitarias hasta los pacientes y el gran público en general.

La industria farmacéutica es un sector clave y en continua expansión que genera imperantes necesidades de traducción vinculadas con el desarrollo y la comercialización de medicamentos, así como con la investigación de nuevas aplicaciones de los fármacos ya existentes.

Antaño, las compañías farmacéuticas contaban con un servicio de traducción interno, además de las colaboraciones externas realizadas por traductores freelance. Sin embargo, en la actualidad, son cada vez más los laboratorios que han externalizado sus servicios de traducción.

Los géneros propios de este sector se dividen en dos grupos: los de contenido propiamente farmacéutico y los derivados de la actividad empresarial.

Hoy en día, las denominas CRO (o empresas de investigación clínica) son las encargadas de elaborar y traducir la documentación que emana de este sector, cuyos servicios contratan las multinacionales farmacéuticas y los fabricantes de los productos sanitarios.

Aunque la traducción para la industria farmacéutica comprende un amplio campo de acción que ofrece un gran número de oportunidades profesionales para los traductores especializados, se trata de un ámbito sumamente complejo que requiere de una comprensión exhaustiva de la terminología propia para poder aplicarla correctamente.

La traducción médica en el sector editorial

El sector editorial es uno de los más fructíferos y la traducción médica es uno de los ámbitos que más atención recibe.

La traducción médica en el sector editorial es un proceso que incluye la actuación de varios agentes, esto es, autores, traductores, revisores y editores.

Una condición sine qua non característica de este sector, es que los autores deben ser especialistas en la materia y los traductores especialistas en traducción médica, a los que se les exige una excelente calidad de trabajo.

Entre las editoriales médicas más importantes, destacan la Editorial Médica Panamericana, Elsevier, Doyma, Masson-Salvat o Merck Publishing Group. No obstante, dentro de este sector nos encontramos con todos los investigadores que dedican gran parte de su tiempo a publicar artículos en revistas consolidadas dentro del ámbito médico y biosanitario.

En lo referente al sector editorial, cabe mencionar que los textos de esta industria se caracterizan por contener un nivel de especialización muy alto, ya que, en su gran mayoría, se dirigen a profesionales del ámbito o estudiantes, aunque también los hay de corte más divulgativo.

Los géneros derivados del sector de la investigación suelen estar generalmente destinados a especialistas.

Los géneros más típicos de esta industria son los protocolos de ensayos clínicos, las guías clínicas y los artículos de revisión.

Así pues, los géneros que se traducen suelen ser, en su mayoría, altamente especializados y dirigidos a profesionales del ámbito o a estudiantes, aunque también los hay de corte más divulgativo.

La traducción médica en el sector de la salud pública y la atención sanitaria

Dentro del sector de la salud pública y la atención sanitaria, destaca el vasto volumen de textos que se traducen prácticamente a diario. Son textos que, normalmente, giran en torno a los recursos humanos, los desastres humanos, la epidemiología, la nutrición, la salud ambiental, etc.

Los clientes habituales en este sector son los hospitales, centros de salud y organismos internacionales.

Cabe mencionar en este apartado la interpretación sanitaria, que va adquiriendo cada vez mayor importancia y reconocimiento dentro del sector médico.

La traducción médica en el sector institucional

Los géneros de la industria institucional se caracterizan por poseer la fraseología propia del ámbito jurídico-administrativo y requieren cierto grado de especialización por parte de los traductores en función de las unidades temáticas.

Los tratados elaborados en el seno de la Unión Europea establecen un marco de competencias comunitarias en materia de salud que promueven la protección sanitaria y la cooperación entre los estados miembros en materia de salud pública, por lo que los servicios de traducción de las instituciones europeas UE constituyen uno de los sectores con mayores posibilidades de trabajo para el traductor especializado en medicina.

Normalmente, estos servicios se llevan a cabo a través de puestos de plantilla (a los que se accede a través de oposiciones generales), aunque también se recurre a la colaboración de traductores externos (más del 25 % de los casos).

No obstante, cada institución cuenta con un servicio de traducción que se organiza en función de sus propias necesidades.

En su mayoría, las traducciones médicas que se realizan en el ámbito institucional giran en torno a la salud pública, esto es, la salud y la enfermedad como manifestaciones de la interacción del ser humano y su medio. Es decir, la medicina concebida no solo como una ciencia biológica, sino también como una ciencia social.

Los ámbitos de especialización que son objeto de traducción son, entre otros:

  • Las relaciones económicas exteriores: relaciones con las organizaciones internacionales, OMS, etc.
  • La industria: calidad, seguridad e higiene de los productos alimenticios, productos farmacéuticos, etc.
  • El empleo: salud pública y seguridad laboral.
  • El medio ambiente: seguridad nuclear, protección civil.
  • La ciencia, la investigación y el desarrollo.

La traducción médica en las empresas de traducción

En los últimos años, son cada vez más las agencias que ofertan trabajos de traducción especializados en el ámbito médico y que, a su vez, dan servicio a muchos de los sectores que acabamos de mencionar.

Incluso, las empresas de traducción audiovisual reciben encargos de productoras audiovisuales para realizar la traducción de series de temática biosanitaria, cursos de formación e-learning especializados, etc.

Por norma general, los traductores deben someterse previamente a una prueba de traducción sobre un género que, en un formulario anterior, indicaron tener experiencia real de traducción.

Teniendo en cuenta que cada vez son más las agencias especializadas en el ámbito médico que dan servicio a todos los sectores que mencionamos en este artículo, el dominio de la tipología textual del ámbito médico constituye un rasgo indispensable para el traductor que trabaje en esta industria.

De hecho, al presentar una autocandidatura para formar parte de la plantilla de traductores freelance de estas empresas, el traductor debe rellenar un formulario donde se le pide que especifique con qué géneros textuales del ámbito médico trabaja con más asiduidad.

La especialización se convierte en algo casi imprescindible para el traductor

Cada situación comunicativa exige una serie de convenciones que se verán reflejadas en los textos que emanen de estos discursos, lo que implica que estos se caracterizarán por poseer una terminología, una sintaxis, una organización, etc., determinadas que calificarán al texto dentro de una tipología en particular.

Estas cuestiones deberán reflejarse en el proceso de traducción, por lo que todo traductor ha de ser capaz, mediante el desarrollo de conocimientos y estrategias necesarias para realizar traducciones plenamente funcionales, de recrear textos fieles al patrón lingüístico original, pero siempre y cuando estos sean reconocibles en la cultura meta y cumplan su función comunicativa

Así pues, y pese a que se integra dentro del campo de la ciencia y la técnica, la traducción médica posee una serie de rasgos específicos (amplitud, interdisciplinariedad, variedad de situaciones comunicativas, etc.) que se traducen en un amplio abanico de géneros textuales propios que es imprescindible que el traductor conozca y domine si desea producir un texto final de calidad que cumpla con las expectativas de los lectores finales.

Saber identificar y manejar las convenciones de los diferentes géneros es una herramienta de consulta tanto textual como conceptual, terminológica y lingüística que mejora la práctica profesional de la traducción.

Además, un género será más fácil de redactar o traducir si, previamente, se conocen sus características macro y microtextuales principales.

La traducción médica es un ámbito de especialización que exige que el traductor se familiarice con los recursos y las convenciones de diversos tipos textuales.

Por ejemplo, a la hora de traducir textos de carácter meramente instructivo el traductor debe saber que, en inglés, existe una tendencia muy marcada a utilizar el imperativo, mientras que, en español, se produce una mayor variación sintáctica (presente de indicativo, impersonal con se o infinitivo, además del anteriormente mencionado imperativo).

Asimismo, el traductor también ha de saber que, al tratarse la medicina de un ámbito consolidado, esta está regida por numerosos organismos normalizadores cuya regularización afecta a un sinfín de géneros textuales donde la disposición del texto y la terminología utilizada desempeñan un papel capital.

Si el traductor no posee un conocimiento experto en lo referente a las convenciones retóricas, terminológicas y ortotipográficas de los diversos tipos de texto, ha de saber que el encargo no cumplirá con las funciones comunicativas esperadas. Como ejemplo de convenciones terminológicas, puede leer nuestro artículo sobre las posiciones del enfermo.

¿Significa esto que el traductor de textos médicos debe tener una formación específica en función de los géneros textuales del campo de la medicina?

Como cabe esperar, la respuesta es sí.

Y, ¿es posible traducir textos médicos sin ser especialista en medicina?

La respuesta es otro rotundo sí.

Y no solo contar con formación especializada es suficiente, sino que el traductor médico ha de contar con recursos especializados para desarrollar su profesión. Por ejemplo, hablábamos en otro artículo sobre Cosnautas como recurso imprescindible para el traductor médico.

Como ves, los sectores biosanitarios que requieren servicios de traducción en este ámbito son muchos y muy diversos, por lo que el abanico de posibilidades si te interesa este tipo de traducción son amplios.

Tanto si te gusta trabajar en plantilla colaborando con otros compañeros en un entorno multidisciplinar como si prefieres trabajar desde casa, la traducción médica es un ámbito con una importantísima demanda de trabajo que requiere de profesionales especializados y cualificados. Si quieres indagar un poquito más en este sector, te recomendamos nuestro #HangoutsTrágora sobre el mercado de la traducción médica.

Poco importa el entorno que rodea a tu mesa de trabajo, porque lo realmente imprescindible para todos los empleadores es que tu formación sea excelente y que la calidad de tu trabajo sea impecable.

 

 

¿Quieres que te avisemos de los próximos artículos?

Responsable: Trágora S.C.A. Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Recibe contenido exclusivo antes que nadie.

Solo queda un paso. 

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección. ¡Te esperamos!

 

 

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo (spam, promociones, no deseado...).

17167

Looking for 

Retirement Advice?

FREE

Download free eBook with advice from experts

17167

¿Quiere ahorrarle dinero al Estado?

FREE

Descárgate este eBook para suicidarte a los 60 años y que no tengan que pagarte la jubilación.

¡Nos encantan las personas con esta iniciativa!

¿A qué correo electrónico te lo enviamos?

Responsable: Trágora S.C.A. 

Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. 

Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo

(spam, promociones, no deseado...)