Recibimos decenas de mensajes diarios y algunas de las preguntas que nos hacen muy a menudo son:

«¿Qué puedo hacer ahora que he terminado la carrera de filología
«¿Qué salidas de filología son las más interesantes?»

Ya sea filología inglesa, hispánica o de cualquier otro idioma, es siempre una cuestión que llega en ciertos momentos de la vida del estudiante. Todas las facultades tienen una sección en su página web donde te ofrecen una lista detallada de todas las salidas profesionales de filología inglesa. Aún así, siguen surgiendo las mismas dudas todos los años.

¿Por qué?

El problema es que llevas toda la carrera pensando qué pasaría cuando llegara este momento. En la facultad, por lo general, te inducen a pensar que tus únicos dos caminos serán la enseñanza y la investigación. Pero, ¿y si eso no es para ti? ¿Qué ocurre con los alumnos que quieren hacer algo diferente?

Ahí es donde se siembran las dudas y el miedo a salir al mundo laboral. Entonces, todos nos hacemos la misma pregunta: ¿hay vida después de estudiar filología?

En dos palabras: definitivamente, sí.

Seguramente entraste en la carrera de filología por alguno de estos motivos: te apasionan los idiomas, se te da bien escribir, te encanta el mundo de las letras y la comunicación o querías estudiar traducción y por cualquier motivo no fue posible.

Llevas años especializándote en eso que más te gusta: idiomas, corrección, redacción, comunicación… ¿No te parece un gran punto de partida? ¡Eres todo un profesional de la lengua! Es el momento de ponerse las pilas.

Lo mejor, es que tienes una enooooooorme cantidad de posibilidades:

  • Profesor/a de ELE
  • Profesor/a de secundaria, etc.
  • Traductor/a
  • Redactor/a
  • Corrector/a de ortografía o estilo
  • Editor/a
  • Gestor/a cultural
  • Guía turístico/a
  • Mediador/a intercultural
  • Asesor/a lingüístico/a
  • Community Manager
  • Gestor/a de contenidos
  • Copywriter
  • Etc.

Pero para que te hagas una idea, vamos a entrar en materia y a contarte las salidas más interesantes. Comenzaremos con lo que nos toca más de cerca: la traducción.

 

Salidas de filología: traducción e interpretación

Cuando llega la hora de elegir lo que vas a estudiar, muchos descartan Traducción e Interpretación por ideas (a nuestro parecer) equivocadas (dificultad, requisitos inalcanzables, exigencias…). Nada más lejos de la realidad.

Quizá, tú también te lo planteaste y al final te has dado cuenta de que filología no tenía todo lo que tú estabas buscando y por eso ahora te sientes un poco perdido. ¿Y si tu vocación se esconde en el sector de la traducción?

En una profesión tan necesaria como la traducción, siempre serán bienvenidos nuevos profesionales de otras ramas que ofrezcan plena calidad en sus servicios. El mundo en el que vivimos está en constante intercambio de información y por eso la figura del traductor cada vez está más solicitada.

¿Te da un poco de respeto el temido término «intrusismo laboral»? Olvídate de eso, no todos los traductores que ejercen profesionalmente han estudiado la carrera. Sin ir más lejos, personajes de la traducción muy queridos y conocidos como Xosé Castro, Quico Rovira-Beleta, etc., llegaron al sector por ser buenos en su trabajo y ser valorados por sus clientes. Al fin y al cabo, si eres bueno en lo que haces, tendrás futuro.

Evidentemente vas a necesitar formación específica. Tenemos que acabar con la idea de que para traducir solo necesitas dominar los idiomas en cuestión. Es cierto que es necesario manejar tu idioma nativo a la perfección, además de un idioma de trabajo en el que tengas al menos un C1. No obstante, con una buena formación y bastante práctica podrás convertir la traducción en tu forma de vida.

Para dar tus primeros pasos, puedes ir pensando en tu especialización, investigar un poco y empezar tu formación, ya sea en universidades o en escuelas de traducción como la nuestra. No dejes escapar la ocasión de pedir consejo y orientación a los demás profesionales. La inmensa mayoría estarán encantados de ayudarte a conocer un poco más qué se cuece en este mundo. Ante todo, confía. Que no te asuste cambiar de enfoque, aquí hay sitio para todos.

 

Salidas de filología: enseñanza

Hay quien lo tiene claro desde un primer momento: su objetivo es enseñar. Otros lo van descubriendo con el tiempo sin ni siquiera esperarlo.

La docencia es muy popular entre las primeras opciones profesionales de los recién graduados en filología. Siempre hay un hueco en una academia, en el extranjero, dando clases particulares… Pero, si quieres ir más allá y dedicarte a la enseñanza profesionalmente, hay algunas cosas que deberías saber.

Si quieres dar clase en centros privados de secundaria (que ofrezca títulos públicos), necesitarás la titulación del MAES. Si tu meta está en los centros públicos, deberás superar (además) las oposiciones sobre las que tanto te han hablado. Para dar clase en centros privados (que no están concertados), los requisitos varían de uno a otro, por lo que tendrás que investigar y moverte mucho para entrar en bolsas de trabajo y similares.

Para la enseñanza en universidades hay distintos niveles: desde ayudante a profesor emérito. Si quieres empezar como ayudante, debes ser estudiante de doctorado. Otra posibilidad es acceder como profesor asociado o interino, para lo que no necesitas doctorado ni acreditaciones, aunque lo suelen valorar como méritos.

Por último, una de las elecciones más populares entre los estudiantes de filología hispánica es la enseñanza de español como lengua extranjera. Si lo que te interesa realmente es probar suerte en el extranjero, esta es la mejor opción para ti. Muchos graduados deciden viajar al extranjero como auxiliares de conversación o formarse como profesor de ELE con un curso o máster especializado.

Como ves, en este sector las opciones no son pocas. Lo ideal es que investigues un poco y pruebes lo que más te interesa.

 

Salidas de filología: comunicación

Podríamos decir que después de la carrera te has vuelto un experto (o casi) en comunicación y eso tiene mucho mérito.

Actualmente muchas empresas luchan por encontrar profesionales para la mediación cultural y lingüística en sus departamentos de exportación, comunicación, información… Este papel no ha dejado de ganar fuerza con los años.

Esto es para los enamorados del mundo empresarial, el intercambio entre culturas, los viajes… Todo depende del enfoque que le des. Suena bien, ¿no?

 

Salidas de filología: publicidad, marketing y redacción

Puede que estés pensando: «Ni que yo fuera Don Draper». Lo sabemos, parece una locura que puedas dedicarte a nada parecido a esto viniendo de estudiar una filología. ¡Anda ya!

Ahí fuera hay un mundo que necesita más que nunca copywriters, redactores, community managers, content managers… ¿No lo ves cada viernes en nuestras #OfertitasCalentitas?

Ahora mismo, en la red prima la comunicación fluida con tus lectores y la experiencia de usuario. Y para conseguirlo necesitan a gente que escriba, que entienda y que se comunique a la perfección.

Si te apasiona el mundo del marketing, las redes sociales, etc., no encontrarás una opción mejor. Especialmente en el enorme universo del marketing digital surgen nombres nuevos cada día para puestos que antes no existían. Vas a necesitar formación específica sobre marketing digital, SEO, etc. Pero es un sector apasionante. Así que, si lo tienes claro, ponte las pilas y adelante. ¿Qué te apuestas a que también hay un lugar para ti? (Ah, si estás pensando estudiar traducción e interpretación, aquí tienes varias razones para hacerlo).

Parece que ha quedado claro que el mundo no se acaba cuando sales de la universidad. De hecho, con ambición y trabajo, todo puede ir a mejor y ponerse mucho más interesante de lo que parecía en un principio.

Aunque el mundo laboral de un poco de miedo y te hayan hecho pensar que tu futuro está escrito y no pinta muy bien… Olvídate, es muy probable que tengas más opciones que la mayoría. Solo tienes que encontrar lo que te gusta de verdad.

 

Un último consejo. Ahora que acabas de graduarte, todo parece una aventura (y poco segura, además), pero el mundo es muy grande y siempre va a ver un puesto con tu nombre. No te frenes, encuéntralo y vuélcate.

 

Antes de terminar, nos quedamos con un par de preguntas que nos dan mucha curiosidad:

  • ¿Cuál de todas estas salidas te parece más “tentadora”? ¿Te animarías a dar el paso?
  • ¿Has estudiado filología y ahora estás trabajando en alguno de estos puestos? ¿Cómo fueron las primeras experiencias?

No te quedes a medias. Expláyate en los comentarios y comparte tu experiencia. Seguro que a más de uno le echas una mano para decidirse. 😉

¡Nos encantan las personas con esta iniciativa!

¿A qué correo electrónico te lo enviamos?

Responsable: Trágora S.C.A. 

Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. 

Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo (spam, promociones, no deseado...) 

¡Nos encantan las personas con esta iniciativa!

¿A qué correo electrónico te lo enviamos?

Responsable: Trágora S.C.A. 

Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. 

Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo

(spam, promociones, no deseado...)