A todos nos gusta viajar: conocemos nuevas culturas, desconectamos del día a día, probamos nuevos sabores, conocemos a personas que pueden marcar toda tu vida…

Viajamos a la costa, a la montaña, a ciudades monumentales, etc. y es aquí donde entra en juego el papel del traductor, que funciona como puente entre culturas para poder hacer posible la comunicación.

Es por ello que hoy llega Raquel Madrid, nuestra invitada en este nuevo #TFTRAD, a contarnos cómo se mueve el sector en el campo de la traducción turística y a desvelarnos un poquito más sobre los mitos del inglés en el turismo.

 

¿Quién es Raquel Madrid?

Raquel Madrid es de Vitoria-Gasteiz y le encanta todo lo que tiene que ver con la cultura y la lengua alemana, pero vive en Inglaterra desde hace 7 años. ¡Y eso que solo fue de paso para trabajar 9 meses como auxiliar de conversación!

Se graduó en Traducción e Interpretación en la USAL en 2011 y emigró con una beca del ministerio a trabajar a Leeds en el curso escolar 2011-2012. No mucho después, se matriculó para estudiar Turismo por la UNED.

Siempre le ha apasionado viajar (por su cuenta, nada de guías ni viajes organizados) y pensó que sería muy interesante ver el mundo del turismo desde la posición del oferente.

Como traductora, siguió la especialidad médica y cursó el Máster de traducción médico-sanitaria de la UJI mientras compaginaba el turismo con sus primeras incursiones en el mundo laboral.

Todo esto es lo que le impulsó a combinar las especialidades de medicina y turismo, ya que le ayudan a crear un equilibrio entre lo técnico y lo creativo.

Actualmente, trabaja como editora para un portal en línea de artículos de salud y bienestar; y como traductora externa para una agencia de viajes/portal de reservas en línea.

 

¿Por qué decidió empezar a investigar sobre la traducción turística?

Antes de acabar la carrera de Turismo, Raquel decidió volver a aunar sus dos pasiones en una y plasmar la relación entre el turismo y la traducción en su TFG.

Se inclinó hacia este campo porque, en cierto modo, le parecía interesante el hecho de conocer un poco más la psicología de los viajeros y de indagar en otros campos como el marketing. Este último es el que le permite «vender» las empresas en las que trabaja y darles ese toque atractivo y persuasivo que caracteriza el mundo del marketing.

Con el auge de las nuevas tecnologías, le parecía anticuado investigar sobre las clásicas guías de viaje, por eso prefirió apostar por un enfoque más actual: las aplicaciones móviles para turistas.

Y, para eso, partió de un mito que acompaña nuestra profesión.

Por lo general, hay una percepción que rodea a quienes se mueven en el mundo de la traducción y el turismo y es que «sabiendo inglés, puedes ir a cualquier sitio y entenderte con cualquiera». O, lo que es lo mismo, el inglés vale para todo.

Bien, ¿es esto cierto o es solo un mito?

Para responder esa pregunta, Raquel decidió estudiar hasta qué punto el inglés puede ayudar al turista a desenvolverse en el extranjero y si quienes no dominan este idioma tan internacional pueden servirse de estas populares aplicaciones para viajar y comunicarse con la misma soltura.

 

¿Y cómo puso en marcha su investigación?

Raquel centró su investigación en esas aplicaciones que ofrecen una ayuda similar a las guías de viaje a través del teléfono móvil.

Es decir, ayudan a desenvolverse a los turistas que no hablan inglés o el idioma del país al que viajan gracias a una serie de expresiones básicas y de utilidad general (por ejemplo, para pedir un café o preguntar por la estación de trenes).

Estas tenían que cumplir una serie de condiciones, como que fueran gratuitas que pudieran utilizarse fuera de línea, que estuvieran disponible tanto para iOS como para Android y que estuvieran dirigidas expresamente al turismo.

El siguiente paso consistía en probarlas en la práctica.

Para ello, Raquel reunió tres grupos de voluntarios:

  1. hablantes nativos de español, de los que algunos hablaban inglés y otros no.
  2. hablantes nativos de inglés.
  3. hablantes de otras lenguas con un buen dominio del inglés.

Para comprobar la eficacia de estos recursos, los participantes españoles debían hacerse pasar por turistas y grabar algunas de las frases que propusiera la aplicación en uso.

Esas grabaciones se enviarían a los voluntarios del segundo y tercer grupo con el fin de comprobar las comprendían correctamente y de evaluar la utilidad de la aplicación que utilizaran.

En general, estas aplicaciones resultaron ser muy limitadas, ya que no están preparadas para interactuar con el usuario.

Y es que, para comunicarte, lo más importante es la interacción.

 

¿A qué nos referimos con interactuar?

Básicamente, estas aplicaciones para turistas te permiten preguntar y tomar la iniciativa en el idioma en cuestión, pero no ocurre lo mismo a la hora de entender la respuesta que recibes, ni mucho menos para mantener una conversación fluida.

Todas las aplicaciones o guías de viajes incluyen frases cortas que puedes decir si necesitas comunicarte con algún habitante local, como «¿dónde está la estación?», «¿dónde hay un restaurante de comida típica?».

Claro, hasta ahí todo funciona correctamente porque se deduce que esa persona te entenderá y te responderá sin complicaciones.

El problema es que, si no conocemos mínimamente el idioma, no podremos entender lo que nos quieren decir y toda posibilidad de comunicación entre el turista y el habitante local se quedará a medias.

 

Una buena tanda de conclusiones.

Entre las muchas conclusiones que Raquel sacó de su TFG, nos habla de las inconveniencias de la pronunciación, de la usabilidad de estas herramientas, de su futuro en el turismo, de la incipiente traducción automática en este campo y mucho más.

Aunque, sobre todo, nos recuerda la falsa seguridad que puede provocar el buen manejo del idioma o incluso de estas aplicaciones para turistas y que, en ocasiones, saber inglés no lo es todo en el mundo del turismo.

Eso sí, nuestra invitada nos asegura que aún queda mucho por explorar en este campo, así que no nos extrañaría volver a verla por aquí pronto.

Mientras tanto, si quieres saber más sobre todo lo que nos contó Raquel Madrid, no te pierdas su TFTRAD.

 

 

¿Quieres que te avisemos del próximo #TFTRAD?

Responsable: Trágora S.C.A. Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Recibe contenido exclusivo antes que nadie.

Solo queda un paso. 

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección. ¡Te esperamos!

 

 

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo (spam, promociones, no deseado...).

17167

Looking for 

Retirement Advice?

FREE

Download free eBook with advice from experts

17167

¿Quiere ahorrarle dinero al Estado?

FREE

Descárgate este eBook para suicidarte a los 60 años y que no tengan que pagarte la jubilación.

¡Nos encantan las personas con esta iniciativa!

¿A qué correo electrónico te lo enviamos?

Responsable: Trágora S.C.A. 

Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. 

Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo

(spam, promociones, no deseado...)