A día de hoy, es casi imposible tener una empresa y no tener página web.

Lo mires por donde lo mires, tu página web es tu escaparate en internet y, en un mundo donde prácticamente todo se consume online, ignorar este hecho es ser un poco kamikaze.

Es cierto que hay sectores en los que internet tiene más protagonismo que en otros.

Por ejemplo, hay negocios que son imanes de turistas. En esos casos no basta con tener una página web. Además, es indispensable que esté traducida a otros idiomas.

En España, el turismo se ha convertido en uno de los motores principales de la economía. Sin embargo, es evidente que ese turismo viene de fuera y no llega aquí por sí solo.

El turismo va de la mano con la traducción y, poco a poco, vamos comprendiendo lo necesario que es localizar estos sitios web orientados a turistas extranjeros.

¿Y si nos ponemos un poco más específicos?

¿Se te ocurre qué tipo de empresa puede atraer a tantos turistas extranjeros como para ser un requisito obligatorio localizar su página web? Hay muchas posibilidades, pero aquí va una pista: a veces puede ser un poco salvaje. 😉

¡Los parques zoológicos!

Solo tienes que ojear las páginas web de algunos zoológicos para darte cuenta de que no han hecho sus deberes y la localización es una de las tareas pendientes en este sector.

Y si hay alguien que ha estado investigando mucho sobre este tema últimamente es Irene Lebrón, la invitada a este nuevo TFTRAD: «Localización de sitios web de parques zoológicos españoles».

 

¿Quién es Irene Lebrón?

Como muchos apasionados por la lengua y la cultura, Irene estudió Traducción e Interpretación en la UGR. No obstante, siempre tuvo interés por la informática y el diseño y, dada la interdisciplinaridad de la traducción, decidió combinar aquello que le fascinaba y como fruto nació su interés por la localización.

Fue eso lo que le llevó a enfocar su TFG en localización web de las PYMES españolas.

Su objetivo era resaltar la importancia que las instituciones, empresas y organizaciones le dan hoy día a utilizar el entorno web y la traducción, en concreto la localización, para dirigirse a un público internacional.

Sin embargo, no quería investigar la localización de sitios web de un mercado general, sino que se centró en algo más concreto: los parques zoológicos orientados al turista extranjero.

Decidió analizar, entre otros aspectos, hasta qué punto los parques zoológicos son conscientes de la ventaja que supone poseer un sitio web localizado.

Estos fueron sus primeros paso en la localización, pero también ha estado con nosotros en el curso de localización de software y aplicaciones móviles. Actualmente reside en Francia mientras sigue formándose en un máster especializado de localización que le permita aprender más y más sobre esta área tan interesante de la traducción.

 

¿Qué vas a aprender en este #TFTRAD?

Que solo te sirva de aperitivo, porque estos son todos los temas que vamos a tratar:

  • El estado y grado de localización que puede tener un sitio web
  • Las variaciones que pueden sufrir el estado y grado de localización
  • Factores que se tienen en cuenta al localizar un sitio web
  • Factores que se ignoran al localizar un sitio web
  • La expansión del mercado de la localización

 

¿Cómo puedes ver este #TFTRAD?

Aquí tienes el vídeo en el que podrás ver este nuevo #TFTRAD:

Recuerda que puedes dejar tus preguntas en los comentarios para que podamos responderlas. 🙂 ¿Se te ocurre alguna de momento?

 

¿Por qué decidió investigar sobre localización web de parques zoológicos?

Irene cree que la globalización está cada vez más presente y que, por tanto, todo el mundo se puede beneficiar de un sitio web localizado, desde una multinacional hasta un autónomo. Hoy en día, Internet es el verdadero escaparate. En pocos días llega el Black Friday y la gente se suele fijar más en las ofertas de Amazon que en las de los escaparates de las tiendas, por ejemplo.

Sin embargo, pensando en el Biodomo de Granada, llegó a la conclusión de que hay sitios web que verdaderamente necesitan ser localizados, sí o sí, como son los destinados a atraer turistas. Y no solo a turistas nacionales, sino a turistas internacionales.

¿Sabíais que en 2017 visitaron Málaga 12,4 millones de turistas?

Si visitáis a un zoológico, en la Costa del Sol, por ejemplo, la mayoría de los turistas serán extranjeros. Posiblemente, estos extranjeros hayan utilizado Internet para organizar su viaje antes de salir de casa. Si tenemos en cuenta el criterio de credibilidad, es mucho más probable que sienta confianza al consultar un sitio web en su propia lengua (y más todavía si está bien localizado y no se percibe como algo ajeno).

 

Pero ¿en qué consiste la localización?

La localización forma parte de las siglas GILT y es la adaptación de un sitio web, un programa o un videojuego, por ejemplo, a una locale (a una lengua, una cultura y unas costumbres en concreto).

La G de GILT es de globalización, puesto que la localización es una consecuencia de la globalización. Ya no hay fronteras y las empresas necesitan lanzarse al mercado internacional, como los zoológicos.

La I es de internacionalización. En resumen, un sitio web que va a ser localizado necesita ser internacionalizado, es decir, desarrollado de tal manera que sea fácil la localización a distintas lenguas.

Por último, la T es de traducción. Aunque la localización va más allá, no deja de ser una traducción. Hay distintas opiniones respecto a esto, pero se puede decir que mientras que en la traducción prima el sentido y la fidelidad al original, en la localización prima la adaptación a una locale.

Cada proyecto de localización es un mundo. Es parecido a un proyecto de traducción, pero tiene en cuenta distintos aspectos. Primero, como en la traducción, el gestor de proyectos recibe un proyecto por parte de un cliente. Este tiene que analizar el proyecto y realizar un presupuesto y, si el cliente lo acepta, prepara los documentos para el localizador. Aquí llega la principal particularidad: se prepara un localization kit, que es una carpeta que contiene no solo el texto original, sino instrucciones, glosarios, memorias de traducción, programas… Después, el localizador tiene que localizar el producto; no se trabaja como con una traducción convencional.

Hay que tener mucho más en cuenta las etiquetas, la codificación, los límites de caracteres, las teclas aceleradoras… También hay que trabajar con una gran cantidad de formatos y no solo hay que localizar los sitios web en sí, sino también los elementos que se insertan: scripts, imágenes, vídeos, redes sociales…

Y no podemos pasar por alto el gran control de calidad, lingüístico y funcional. Aquí no solo hay que tener en cuenta lo que se localiza, sino también cómo se localiza. Todo el proyecto tiene que funcionar a la perfección.

 

¿Qué conclusiones sacamos?

Cuando Irene da comienzo a su investigación, tiene en cuenta varios aspectos:

  • ¿Está todo el contenido localizado?
  • ¿Cuenta el sitio web con vídeos localizados?
  • ¿Están las imágenes localizadas?
  • ¿Están las redes sociales localizadas?
  • ¿Está el contacto localizado?
  • ¿Están las noticias localizadas?
  • ¿Contiene la misma información?
  • ¿Funciona correctamente?
  • ¿Cambia el entorno?
  • ¿Evita el uso de elementos que puedan ofender al cliente?

De hecho, en cuanto a este último aspecto, encuentra un elemento ofensivo en algo tan particular como puede ser el uso de banderas para representar un idioma. En muchas páginas web localizadas, se ha localizado la selección del idioma con banderas. En la mayoría de las páginas aparece la bandera de España para representar el español. Sin embargo, para un turista mexicano, su bandera no aparece representada. Por esa razón, lo más coherente sería localizarlo con el código del idioma, que en el caso del español, es «ES» y el del inglés es «EN».

Si hablamos de cifras, Irene se centra en tres tipos de parque zoológicos: las pymes, las instituciones y las organizaciones. En las instituciones, sólo un 60% de las páginas web están localizadas; en el caso de las pymes, un 68% y en el caso de las organizaciones sólo un 25%.

Como conclusión, sacamos en claro que la localización es todavía una actividad invisible y no se aprecia realmente todo el impacto que ocasiona un sitio web bien localizado. No obstante, gracias a la globalización, la localización está cogiendo fuerza y las pymes, las instituciones y las organizaciones están tomando conciencia de la importancia de contar con una página web bien localizada.

 

¿Te gustaría participar?

Hay trabajos que no deberían quedarse guardados en un cajón y lo sabes.

Nos encanta que #TFTRAD sea una iniciativa abierta. Por eso, si quieres participar y contarnos un poco sobre tu TFG o TFM , escríbenos y no te quedes con las ganas.

¡Nos vemos mañana en este nuevo #TFTRAD!

¿Quieres que te avisemos del próximo

#TFTRAD?

Responsable: Trágora S.C.A. Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Servidores de Mailchimp. Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡No queda nada!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo (spam, promociones, no deseado...).

¡Nos encantan las personas con esta iniciativa!

¿A qué correo electrónico te lo enviamos?

Responsable: Trágora S.C.A. 

Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. 

Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo (spam, promociones, no deseado...) 

¡Nos encantan las personas con esta iniciativa!

¿A qué correo electrónico te lo enviamos?

Responsable: Trágora S.C.A. 

Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. 

Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo

(spam, promociones, no deseado...)