Queremos iniciar nuestra nueva serie de artículos dedicados a la traducción literaria con una colección de títulos que no van de traductología, ni de gramática comparada o lingüística aplicada a la causa traductora.

Ni siquiera queremos traer libros escritos por compañeros traductores, que hay muchos y muy buenos.

Queremos presentaros nuestra colección de libros en cuyo argumento la figura del profesional de la traducción desempeña un papel importante como personaje.

En ocasiones, los que hemos tenido la suerte de traducir textos literarios hemos sentido la tentación de enmendar el texto original, de mejorarlo y darle nuestro toque personal.

A veces conseguimos compartir este punto de vista con el autor pero normalmente no se nos concede este deseo.

Se nos «condena» a redactar en la sombra lo que otra persona ha compuesto para un público que, muy posiblemente, nosotros conozcamos mucho mejor que el escritor original. Sabemos bien qué es lo que espera y cómo desea disfrutar de una buena novela.

Por no mencionar los equipos de traductores literarios, en los que todos trabajan en la misma novela y solo el líder del grupo firma la traducción.

Por supuesto, no queremos incitar a ningún compañero a traicionar al autor y hacer un libro B que poco o nada tenga que ver con la versión original. Aunque sí os recomendamos desquitaros con la lectura de una novela corta que bien podría llevar el subtítulo de «Una dulce venganza».

 

Todo empezó con Los negros del traductor

Hablamos de Los negros del traductor, de otro compañero de profesión llamado Claude Bleton, traductor del español al francés de autores como Carmen Martín Gaite, Juan Marsé o Antonio Muñoz Molina.

Libros en los que salen traductores

En su obra, Bleton le da la vuelta a la tortilla y con una gran carga de humor, cinismo, persecuciones, muertes y todos los elementos de una buena obra policíaca, presenta el hipotético caso de un traductor (Aaron Janvier) que escribe maravillosas obras en francés y que obliga a los escritores famosos de la época a firmar como autores originales y a redactar lo mismo que el protagonista ha creado en la lengua en la que la obra será vendida como traducción, sin poner ningún tipo de condición.

Lo más curioso de esta historia es que el traductor, siendo el mejor redactor de toda Francia, decide seguir apareciendo en los libros que él mismo escribió como el traductor y no como el escritor.

 

¿Tanto amamos a nuestra profesión?

¿Tanto nos gusta ser traductores que, aunque tengamos una gran idea, preferimos quedar como los «segundones»?

Muchas veces hemos oído que la mejor forma de saber si en un grupo de personas hay un profesional de la traducción es no hacer nada. Tarde o temprano, el traductor terminará proclamando a los cuatro vientos que se dedica al noble arte de hacer que dos personas con idiomas distintos, con culturas distintas, con propósitos distintos… sean capaces de comunicarse de forma tan certera que ni siquiera repararan que flotaba en el aire la esencia de un humilde trujamán.

 

Los libros están para inspirarnos, así que inspirémonos

Lo que empezó con una lectura curiosa de Los negros del traductor acabó con una lista de lecturas pendientes en las que aparecieran personajes traductores e intérpretes.

Y todo porque, de vez en cuando, no está mal ver lo que cuentan de uno en la ficción, ¿no crees?

Si por casualidad estás buscando qué novela devorar próximamente, prueba con esta lista de libros en los que aparecen traductores:

  1. 62 modelo para armar, de Julio Cortazar
  2. Alphabet of Thorn, de Patricia A. McKillip
  3. Amor en V.O., de Carla Crespo
  4. Bajo la red, de Iris Murdoch
  5. Bell Canto, de Ann Patchett
  6. Cómo aprendí a leer, de Agnès Desarthe
  7. Corazón tan blanco, de Javier Marías
  8. Di sencoda mano, de Laura Bocci
  9. Diario para un cuento, de Julio Cortazar
  10. Don’t you want me, de India Knight
  11. Dos veranos, de Erik Orsenna
  12. El club Dante, de Matthew Pearl
  13. El congreso de literatura, de César Aira
  14. El desierto malva, de Nicole Brossard
  15. El futuro fue ayer, de Torcuato Luca de Tena
  16. El intérprete griego, de Arthur Donan Coyle
  17. El jinete polaco, de Antonio Muñoz Molina
  18. El libro de las ilusiones, de Paul Auster
  19. El mon de Joan Ferrer, de Cèsar-August Jordana
  20. El naranjo, de Carlos Fuentes
  21. El oficio de sobrevivir, de Marcelo Damiani
  22. El pasado, de Alan Pauls
  23. El segundo hijo del mercader de sedas, de Felipe Romero
  24. El testamento de O’Jaral, de Marcello Cohen
  25. El traductor de Blumemberg, de Juan Mayorga
  26. El traductor de Cambridge, de Fernando Báez
  27. El traductor, de Daoud Hari
  28. El traductor, de Jovi Lozano-Seser
  29. El traductor, de Salvador Benesdra
  30. El traductor, de Ward Just
  31. El último mono, de Lluís María Todó
  32. El último vuelo del flamenco, de Mia Couto
  33. El vecino de abajo, de Mercedes Abad
  34. El viajero del siglo, de Andrés Neuman
  35. Enterrar a los muertos, de Ignacio Martínez de Pisón
  36. Escrito en el cuerpo, de Jeanette Winterson
  37. Finalmusik, de Justo Navarro
  38. Grand felicity, de Mª Asunción Piernavieja
  39. Historia del cerco de Lisboa, de José Saramago
  40. Hotel Iris, Yoko Ogawa
  41. La canción de los misioneros, de John Carre
  42. La casa alemana, de Annette Hess
  43. La casa del lago de la luna, de Francesca Duranti
  44. La caverna de las ideas, de José Carlos Somoza
  45. La Daronne, de Hannelore Cayrse
  46. La historia de amor, de Nicole Krauss
  47. La insensata geometría del amor, de Susana Guzner
  48. La lengua robada, de Sheri Holman
  49. La mujer de papel, de Rabih Alameddine
  50. La mujer zurda, de Peter Handke
  51. La straduzione, de Laura Pariani
  52. La traducción, de Pablo de Santís
  53. La traductora, de Leila Aboulela
  54. La traductrice de sentiments, de Hélène Rioux
  55. La vida agria, de Luciano Biancardi
  56. Last Night, de James Salter
  57. Lo que mueve el mundo, de Kirmen Uribe
  58. Los diez del Titanic, de Javier Reyero, Cristina Mosquera y Nacho Montero
  59. Lost in translation, de Nicole Mones
  60. Martutene, de Ramón Saizarbitoria
  61. Meteoro, de Mireya Hernández
  62. P., de Banan Yoshimoto
  63. No se hable más, de Mariano Antolín Rato
  64. Nuremberg: the reckoning, de William F. Buckley Jr.
  65. Oxígeno, de Andrew Miller
  66. Que ningú no et salvi la vida, de Flavia Company
  67. Tardes con Gaudí, de Barbara Wilson
  68. Territorio, de Miguel Sáenz
  69. Testamento mortal, de Donna Leon
  70. The Case of the Orphaned Bassoonists, de Barbara Wilson
  71. The China bride, de Mary Jo Putney
  72. The conversión, de Joseph Olshan
  73. The greek interpreter, de Max Davidson
  74. The interpreter, de Suki Kim
  75. The interpreter, de Suzanne Glass
  76. The tattooed girl, de Joyce Carol Oates
  77. The way I found her, de Rose Tremain
  78. Traduciendo el cielo, de John Crowley
  79. Transgressions, de Sarah Dunant
  80. Translation is a love affair, de Jacques Poulin
  81. Travesuras de una niña mala, de Mario Vargas Llosa
  82. Tu rostro mañana, de Javier Marías
  83. Tubabaja se largó, de Paolo Nori
  84. Twist, de Harkaitz Cano
  85. Vengeance du tradcuteur, de Brice Matthieussent
  86. Versión original. Memorias literarias narradas a Oleg Dorman, de Lilianna Lunguiná
  87. Ways to disappear, de Idra Novey

 

¡Y hasta aquí la lectura!

Aunque no sin antes preguntarte: ¿qué otros libros conoces en los que salen traductores como personaje principal

 

 

¿Quieres que te avisemos de los próximos artículos?

Responsable: Trágora S.C.A. Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Recibe contenido exclusivo antes que nadie.

Solo queda un paso. 

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección. ¡Te esperamos!

 

 

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo (spam, promociones, no deseado...).

¡Nos encantan las personas con esta iniciativa!

¿A qué correo electrónico te lo enviamos?

Responsable: Trágora S.C.A. 

Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. 

Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo

(spam, promociones, no deseado...)