#QATAOtip 16 – ¿Cuál es la mejor forma de organizar nuestras memorias de traducción?

#QATAOtip 16 – ¿Cuál es la mejor forma de organizar nuestras memorias de traducción?

A medida que vamos adquiriendo experiencia como traductores, trabajaremos con diferentes tipos de clientes y con textos de un gran abanico de temáticas, lo que nos puede plantear dudas con respecto a la organización de nuestras memorias de traducción maestras. Ya hemos visto en otras entradas cómo editar las memorias de traducción con memoQ o cómo organizar las memorias en Trados Studio.

En este punto es cuando nos preguntamos: ¿cuál es el mejor criterio para ordenar las memorias maestras?

La respuesta a esta pregunta, en pocas palabras, es (sintiéndolo mucho) que no existe una forma óptima de hacerlo, ya que depende de las circunstancias de cada uno y, por ende, la clasificación que use un traductor no tiene por qué ser igual de apropiada para otro traductor.

No obstante, aquí tienes algunos consejos de uno de nuestros profesores de nuestros cursos personalizados de herramientas TAO por videoconferencia.

 

Organizar memorias de traducción por cliente

Por ejemplo, uno de los criterios más «clásicos» es el de tener una memoria maestra por cliente. Aunque en la mayoría de los casos dicho criterio funcionará bien, puede darse el caso de que ese cliente sea una gran empresa y de que nos envíen traducciones desde departamentos diferentes e independientes, traducciones que, por lo tanto, con casi toda probabilidad serán de diferentes temáticas.

Si nos llegan traducciones desde el departamento de publicidad, pero también del departamento jurídico o financiero, no sería descabellado contar con varias memorias maestras del mismo cliente, una para cada departamento.

Sin embargo, este argumento también depende del volumen de trabajo que recibamos de cada departamento.

Es decir, si el 90 % de las traducciones procede de un solo departamento y el 10 % lo obtenemos de varios, quizás no compense disponer de una memoria maestra por departamento, sino solo una para ese cliente.

 

Organizar memorias de traducción por área temática

Otro criterio frecuente consiste en asignar una memoria maestra a cada área temática (biología, medicina, jurídica, técnica, etc.). No obstante, dicho criterio a menudo se queda corto, en especial si estamos especializados en alguna temática concreta, pues entonces recibiremos traducciones de diferentes clientes que trabajen en el mismo sector, lo que podría suponer un problema si cada uno de ellos utiliza su propia terminología.

Si tal fuera el caso, como no conviene que se mezclen las traducciones de uno y otro cliente, lo más lógico sería optar por memorias maestras por cliente y, en su caso, dividirlas por área temática.

Al igual que en el ejemplo anterior, si las traducciones de uno de los clientes de un sector son minoritarias si las comparamos con el cliente de la competencia, seguramente se podrían agrupar por área temática, sin diferenciarlas por cliente (salvo que hubiera diferencias notorias en el uso de la terminología).

 

Organizar memorias de traducción por proyecto

Asimismo, hay quienes crean una memoria maestra por proyecto, sin usar ningún otro criterio.

Esta opción presenta una desventaja clara, y es que dificulta poder reaprovechar las memorias en proyectos futuros, en especial si la memoria tiene un nombre alfanumérico como el proyecto al que fue vinculada en su día, ya que nos obliga a navegar entre un maremágnum de memorias hasta dar con la que mejor se ajuste al nuevo proyecto (según el cliente, temática, combinación de idiomas, etc.).

Si no, al final acumularemos muchísimas memorias (algunas de ellas con muy pocos segmentos) en vez de contar solo con unas pocas, lo que repercute en el tiempo de gestión de esos recursos. Si creamos una memoria por proyecto, lo mejor es emplearla como una memoria temporal y luego enviar todos los segmentos del proyecto a la memoria maestra correspondiente cuando termine el proyecto.

Como conclusión, tal y como decíamos al principio del artículo, no existe ninguna forma óptima de ordenar nuestras memorias maestras. Lo más importante es hacer un estudio de nuestro trabajo con el fin de averiguar cómo, para quién y cuánto traducimos y, a partir de ahí, ya tendremos más clara la clasificación de las memorias maestras que mejor se ajuste a nuestro caso en concreto.

¿Y tú? ¿Qué criterio sigues a la hora de organizar las memorias maestras? Agradecemos tu respuesta en los comentarios. 🙂

 

 

Cosnautas: un recurso imprescindible para traductores médicos

Cosnautas: un recurso imprescindible para traductores médicos

Autora: Valentina Marta Rodríguez (tutora del curso online de traducción médica en Trágora Formación)

No hay sobre la faz de la tierra traductor médico que no utilice Cosnautas como recurso a la hora de traducir. ¿Por qué? Te lo contamos en esta entrada de Valentina Marta Rodríguez, tutora del curso online de Especialista en Traducción Médica EN>ES.

 

Cosnautas y la traducción médica

La medicina, una de las ramas más antiguas del conocimiento, es una ciencia muy amplia que abarca una gran diversidad de áreas y disciplinas, variedad que se ve reflejada en el proceso de traducción de textos de este ámbito. La traducción médica se trata, pues, de una modalidad traslativa muy compleja que requiere una formación y dedicación minuciosas.

Además de la heterogeneidad temática (recordemos que la medicina es una subcategoría de la ciencia y la tecnología, donde divergen innumerables áreas y especialidades médicas), la terminología médica supone un auténtico escollo que dificulta sobremanera la labor del traductor. Uno de estos recursos, caracterizados por su excelencia y calidad, es, sin lugar a dudas, Cosnautas.

Al tratarse la medicina de un campo del saber extremadamente vasto y multidisciplinar, su complejidad terminológica constituye una de sus principales características inherentes, así como un obstáculo real para el profesional de la traducción. No hemos de olvidar, tampoco, que la incesante evolución científica implica una constante creación de términos nuevos que, asimismo, conforma un auténtico entramado para el traductor.

 

Cosnautas, la solución en línea para traductores médicos

Dentro de estas cuestiones de naturaleza terminológica a las que el traductor debe hacer frente podemos destacar: la sinonimia, la homonimia y la polisemia, la eponimia, los anglicismos, los falsos amigos y el uso abusivo de siglas y acrónimos.

Para satisfacer estas exigencias y compensar sus carencias en relación con el conocimiento experto, el traductor debe disponer de recursos lingüísticos actualizados y repertorios lexicográficos rigurosos.

Cosnautas, un proyecto cuyo objetivo principal reside en promover una comunicación científica de rigor, es una de las mejores soluciones en línea para la traducción médica.

Se trata de una plataforma especialmente concebida para editar recursos digitales dirigidos a redactores y traductores médicos. Permite, asimismo, realizar consultas inteligentes a través del uso de buscadores e hipervínculos y archivar las consultas realizadas y marcar las favoritas que facilitan su acceso. Su catálogo de servicios es muy variado y realmente útil para el ejercicio profesional de la traducción médica.

 

¿Qué servicios incluye Cosnautas?

Diccionario inglés-español de investigación clínica

Este diccionario (también denominado «DIC») es una obra derivada del Glosario EN-ES de ensayos clínicos de su autora, Verónica Saladrigas, doctora en Ciencias Biológicas y traductora profesional. La utilidad de este repertorio reside en la importancia que la investigación clínica ejerce en el mercado profesional de la traducción médica y en la diversidad de géneros textuales (protocolos, manuales, formularios, consentimientos informados, etc.) surgidos de este ámbito que generan un volumen ingente diario de traducción.

 

Medizin

Medizin, o Gran diccionario médico alemán-español, es uno de los mejores diccionarios médicos en esta combinación lingüística elaborado por Fernando A. Navarro. Contiene alrededor de 217 000 entradas donde se recogen tecnicismos, voces coloquiales y populares, nomenclaturas, formas complejas, arcaísmos y más de 21 000 siglas y abreviaturas, además de incluir un buscador que permite explorar el diccionario por comienzo o final de palabra.

 

Diccionario inglés-español de alergología e inmunología clínica

Este diccionario de Juan Manuel Igea Aznar, médico alergólogo y revisor y traductor médico, se concibe como un manual de consulta práctico y actual para el médico en ejercicio (ya sean especialistas en alergología e inmunología como médicos generales o de cualquier otra especialidad) y estudiantes de medicina y biología, así como para traductores o redactores médicos en busca de dudas y explicaciones terminológicas razonadas sobre una base médica y lingüística. Pese a ser una obra realizada por un único autor, constituye un compendio de diversas fuentes bibliográficas y de una amplia variedad de profesionales médicos y lingüísticos.

 

Libro rojo

El Diccionario de dudas y dificultades de traducción del inglés médico (popularmente conocido entre el gremio de traductores médico como Libro rojo) es el repertorio lexicográfico por excelencia que todo traductor debe disponer si desea que sus traducciones se caractericen por su precisión terminológica.

Está considera como un «hito» en la historia de la traducción médica profesional, ya que ofrece soluciones para miles de términos de traducción difícil a través de un enfoque didáctico y, muy especialmente, crítico, con más de 55 000 artículos y más de 57 000 remisiones.

Cuenta con un buscador avanzado que permite buscar por término en español, por término en inglés y en todo el diccionario y, además, incluye conversores de temperaturas, longitudes, pesos y resultados de análisis clínicos.

Lo que hace especial a este diccionario es que muchas entradas también recogen comentarios críticos sobre el uso habitual entre médicos, normas ortográficas básicas, recomendaciones oficiales de las nomenclaturas normalizadas y de los principales organismos internacionales y cuestiones relacionadas con la precisión y la claridad del lenguaje científico.

 

Repertorio de siglas, acrónimos, abreviaturas y símbolos utilizados en los textos médicos en español

A día de hoy, es el repertorio de abreviaciones médicas más completo, con más de 101 000 acepciones e imprescindible para dilucidar el significado de elementos braquigráficos desconocidos. Contiene más de 13 500 abreviaciones con más de un significado diferente y alrededor de 17 500 remisiones sinonímicas. Incorpora, además, equivalencias inglesas junto con su explicación, lo que hace un total de 18 500 siglas inglesas con desarrollo y rastreables directamente a partir de la ventana de búsqueda avanzada.

 

Árbol de Cos

Se trata de una vasta base de datos formada por enlaces a recursos en línea de gran utilidad para el traductor y redactor médico. Además de ofrecer la información imprescindible de cada recurso (nombre, URL, autoría/responsabilidad, formato, idiomas, condiciones de acceso, etc.) aporta una breve descripción del mismo y, a veces, calificaciones.

 

¿Cómo puedo aprovechar las ventajas de Cosnautas?

Cosnautas brinda varias opciones de suscripción a precios razonables en función de las necesidades del usuario. Estas suscripciones se resumen en: Cosnautas Platino, que da acceso a todos los productos del catálogo sin ningún tipo de restricción; Cosnautas Oro, que permite consultar todos los productos (a excepción de Medizin); Cosnautas básico, una cuenta gratuita que incluye versiones restringidas (sin búsqueda avanzada) del Árbol de Cos y al diccionario de Siglas médicas y que, asimismo, puede completarse con suscripciones al Libro rojo, al diccionario de Alergología e inmunología y a Medizin.

Además, existe la posibilidad de solicitar suscripciones especiales en caso de que el usuario represente a una empresa o institución y desee adquirir un abono para varios usuarios.

Como ves, los recursos ofrecidos por Cosnautas son realmente útiles, ya que además de asegurar la calidad terminológica de tus traducciones, facilitan la productividad de tu trabajo.

Si estás pensando en adentrarte en el mundo de la traducción médica o si ya formas parte de él pero desconocías la existencia de Cosnautas, te recomendamos que pruebes sus servicios, ya que, de esta manera, tendrás el éxito asegurado con tus clientes.

 

 

Gestión de dudas durante un proyecto de traducción

Gestión de dudas durante un proyecto de traducción

Hagamos cuentas. ¿Cuántas horas habrás perdido esperando a que te dieran la respuesta adecuada para terminar un proyecto de traducción?

Mandas una buena tanda de comentarios y dudas que necesitas resolver cuanto antes y no recibes ni la mitad de soluciones que esperabas. Sabes perfectamente que eso solo puede significar una cosa: más carga de trabajo.

No es que tengas que enviar menos dudas al cliente para que esto no ocurra. Llevan toda la vida insistiéndote en la importancia de propiciar ese tipo de comunicación con tus clientes. Aunque quizás no se trata de hacer muchas preguntas, sino de hacer las preguntas adecuadas.

Si te das cuenta, todo aprendizaje empieza con una buena pregunta, incluso muchos de los mayores descubrimientos de la historia se desencadenaron así.

No tienes que ser Albert Einstein para empezar a sacarle partido a esto en tu trabajo. Tanto si eres gestor de proyectos de traducción como si eres parte de un equipo de traducción, probablemente quieras hacer un poco más feliz a tus compañeros y a tus clientes para trabajar mejor.

Y para echarte una mano, hoy hablaremos sobre cómo enfrentarte a las preguntas durante un proyecto de traducción. ¿Qué te parece si nos ponemos en marcha?

 

¿Por qué es tan importante hacer las preguntas adecuadas?

La gestión de proyectos de traducción es un campo muy complejo que requiere mucha preparación. A veces se habla de productividad, de herramientas, de técnicas, etc. Sin embargo, algo tan básico como las preguntas de los traductores que suelen surgir durante un proyecto suele llamar poco la atención.

Algunas estadísticas muestran que los gestores de proyectos dedican al menos un 90% de su tiempo a la comunicación, bien sea con los miembros del equipo de cada proyecto o con sus clientes. Es inevitable que surjan dudas e interrogantes durante todo ese proceso, pero entonces suelen ocurrir dos cosas.

  • La primera es que no se hagan las preguntas necesarias.
  • La segunda es que no se hagan las preguntas adecuadas.

La primera proviene de la idea de que preguntar nos hace parecer inexpertos, sin pensar en la imagen que transmitimos cuando damos algo por sentado con el riesgo de equivocarnos. De esto depende la calidad de tu trabajo y eso es algo que no deberíamos estar dispuestos a arriesgar.

Aquí entra en juego el segundo escenario y es que tampoco podemos hacer todas las preguntas que se nos ocurran. Imagina lo que sería trabajar con alguien que necesita consultarte cada término de un texto. Irritante, ¿verdad?

La principal manera de combatir esto es aprender a hacer las preguntas adecuadas. ¿Quieres ver algunos consejos?

 

¿Cómo hacer las preguntas adecuadas en un proyecto de traducción?

Todo el proceso de gestión de proyectos de traducción es un trabajo en cadena (traductores, revisores, maquetadores, clientes, etc.). Para que esa cadena funcione correctamente, todas las piezas del engranaje tienen que encajar a la perfección.

Eso significa que las dudas que surjan durante el proceso de traducción pueden ahorrarle tiempo a los revisores o a tu gestor de proyectos. También ocurre al contrario.

Por eso mismo, hacer las preguntas adecuadas no es responsabilidad únicamente del traductor o del revisor. Más bien, es cuestión de conocer tus responsabilidades y limitaciones para que esa maquinaria siga funcionando como un reloj suizo.

Si eres traductor o revisor:

  • Revisa todo el material del proyecto de principio a fin. Es muy probable que encuentres toda la información que necesitas entre los documentos del proyecto o las indicaciones del cliente y tu PM (Project Manager).
  • Intenta agrupar tus preguntas siempre que sea posible. Si ves que es algo que se repite o sigue una norma específica, intenta formular tu pregunta de manera que englobe esos factores y resuelva tus dudas. Existe lo que llamamos Query Sheet que es un documento en Excel con todas tus preguntas agrupadas y bien organizadas. Este documento lo puede enviar la misma empresa (suele estar disponible para todos los traductores) o puedes crearlo tú.
  • Redacta tus preguntas en un idioma que todos los participantes del proyecto entiendan (suele ser el inglés), porque puede que el gestor lo comparta con el resto de traductores. Esto parece básico, pero a veces lo pasamos por alto.
  • Adapta el nivel lingüístico de tus mensajes. Evita los tecnicismos y lenguaje especializado. Intenta simplificar tus preguntas lo máximo posible de manera que aún así se entienda todo lo que necesitas saber.
  • Sé explícito. Evita las preguntas abiertas o que den lugar a respuestas abstractas. Si puedes reducir el número de respuestas a una, que así sea.
  • Ten en cuenta el contexto. Piensa que quien reciba tus preguntas no tiene por qué saber a qué te refieres. Aporta un poco de contexto para que otros entiendan tu consulta sin tener que repasar todos los documentos del proyecto.

 

Si eres un gestor de proyectos:

  • Revisa las preguntas de tu equipo antes de enviárselas al cliente. Es posible que recibas preguntas repetidas porque varias personas hayan tenido las mismas dudas.
  • Intenta responder a las preguntas que puedas y reduce el número de preguntas al cliente.
  • Marca un ritmo y dosifica las preguntas. Dale un poco de tiempo a tu equipo para revisar todos los materiales y localizar sus mayores dudas para poder enviárselas al cliente sin necesidad de escribirle cada día.
  • Asegúrate de que todas las dudas quedan resueltas para asegurar que el proyecto siga adelante sin problemas.
  • Comprueba todas las preguntas y comentarios antes de enviarlos. A veces, algunas consultas pueden ser demasiado directas y pueden resultar un poco bruscas para tus clientes. Intenta que todas las preguntas tengan un tono profesional y educado y no temas editar los mensajes de tu equipo para lograrlo.

¿Te das cuenta de que es más sencillo de lo que parece? Solo necesitas que prestar atención a los detalles.

Recuerda que no hacen falta 10 años de experiencia para ser profesional y eso es lo que más se valora en el trabajo en equipo. Ya seas traductor, revisor, gestor de proyectos o tengas cualquier otro rol dentro del proceso de traducción, prueba a poner en práctica estos consejos y empezarás a ahorrarte horas de trabajo y correos electrónicos interminables.

¿Tienes alguna otra recomendación que te haya resultado útil? ¡Déjala en los comentarios!

 

 

#QATAOtip 15 – Traducir archivos PDF con herramientas TAO: ¿es posible?

#QATAOtip 15 – Traducir archivos PDF con herramientas TAO: ¿es posible?

Una de las preguntas más habituales que surgen en nuestros cursos de herramientas TAO versa sobre si es posible traducir archivos PDF usando alguna de ellas y, en su caso, sobre cuál es el mejor modo de llevar a cabo esa traducción.

La respuesta corta a la pregunta del título sería «sí», mientras que la respuesta larga sería «sí, aunque con muchos peros». Casi siempre que recibimos un archivo PDF de origen para traducir debemos acordarnos de esa respuesta larga y pararnos a pensar en la mejor forma de lidiar con ese archivo.

Los PDF son unos archivos peculiares dentro del gran abanico de archivos de origen con los que nos encontramos en nuestra vida profesional. Como ya sabes, los PDF no son archivos primarios, sino que siempre se obtienen a partir de otros formatos y mediante una gran variedad de programas empleados para propósitos muy dispares. Asimismo, son archivos que se usan para verse en pantalla (para así poner fin a las diferencias de visualización de un mismo archivo con diferentes programas) o para ser impresos. Dicho de otra forma, no son archivos hechos para ser modificados, como ocurre con la mayoría de los archivos traducibles más comunes, por lo que las TAO normalmente se las ven y se las desean para procesarlos.

Por estas razones, hay que curarse en salud y hacer algunas pruebas antes de confirmar que podemos encargarnos de la traducción. Además, conviene saber intuir con qué programa se ha creado el PDF, pues de ello dependen en gran medida de las herramientas TAO al importarlos en un proyecto de traducción.

Por ejemplo, no es lo mismo un PDF creado a partir de un archivo de Word en el que solo hay texto que otro obtenido desde un archivo de un programa de maquetación como InDesign, donde el texto en columnas, las tablas, imágenes y otros métodos de formato avanzado están a la orden del día. Y para quienes sean traductores-intérpretes jurados, los archivos PDF escaneados, con sellos y textos manuscritos y casi imposibles de procesar para una TAO incluso si usamos un buen programa de OCR, están a la orden del día.

Así pues, memoQ y SDL Trados Studio, dos de las TAO más conocidas, técnicamente son compatibles con archivos PDF, pero en este caso del dicho al hecho hay muy trecho. Como una imagen vale más que mil palabras, vamos a ver cómo se las arreglan Studio y memoQ con el mismo archivo PDF.

 

Traducir un PDF con memoQ


Vista de un PDF importado en memoQ

En la captura superior podemos observar que memoQ, pese a haber importado correctamente un PDF creado a partir de Word, no es capaz de detectar el flujo de texto, por lo cambia de segmento al final de cada línea (como si hubiera un salto de párrafo). Ello dificulta el aprovechamiento de las concordancias de la memoria y la traducción del texto si hay que modificar el orden de los elementos, ya que estos segmentos no se pueden unir por estar en párrafos diferentes.

 

Traducir un PDF con SDL Trados Studio


Vista de un PDF importado en SDL Trados Studio

Ahora vemos que Studio ha sabido procesar mejor el flujo de texto, por lo que los segmentos coinciden con lo que podríamos esperar. Sin embargo, si bien en este caso Studio lo ha hecho mejor, en otras situaciones ocurre exactamente al revés, y, si el PDF que recibimos no tiene buena calidad, tendremos que olvidarnos de las TAO (salvo que estemos dispuestos a pagar a un maquetador que recree el archivo).

En pocas palabras, memoQ y Studio en teoría deberían ser capaces de importar un PDF sin problemas, mas el resultado dependerá de las características del PDF de origen, y a menudo nos encontraremos problemas de segmentación, de etiquetas «basura» o de legibilidad que impedirán que traduzcamos el archivo con la rapidez y comodidad que se esperan de una TAO.

Por lo tanto, nuestra recomendación es intentar no meterse en camisas de once varas siempre que se pueda evitar y pedir al cliente el archivo de origen con el que se creó el PDF (DOCX, IDML, PPTX, etc.) para poder centrarnos en nuestro trabajo, que es la traducción.

Si no tenemos más remedio que traducir el PDF, debe quedar bien claro que el cliente o nosotros mismos tendremos que encargarnos de la maquetación, pues el archivo de destino que nos devuelva memoQ o Studio distará mucho de ser adecuado desde el punto de vista del formato.

Seguramente te hayas topado con esta situación alguna que otra vez, pero quizás tienes otras soluciones que quieras compartir hoy.¿Has probado alguna otra herramienta? ¿Y cómo te ha ido traduciendo archivos PDF con tus TAO?

Nos vemos en el próximo #QATAOtip.

 

 

Herramientas de conversión para traductores

Herramientas de conversión para traductores

Imagina esta situación: es un día normal de trabajo, recibes un mensaje de correo de un cliente en el que te envía un documento para traducir. Abres el correo y ves que es un archivo PDF. Buf, está bien, que no panda el cúnico. Cuando haces doble clic para abrir el archivo, te das cuenta de que es un PDF de una fotocopia en papel… ¿Te suena este momento?

Imagina esta otra: es otro día normal de trabajo (no vamos a tener dos problemas el mismo día). Recibes un vídeo para subtitular en formato MP4 y Subtitle Workshop no lo abre. Ups, ¿qué haces ahora? ¿Molestas al cliente pidiéndole el vídeo en otro formato?

En el día a día de un traductor, aunque las herramientas TAO nos pueden ayudar bastante en temas de conversión, no siempre pueden hacer todo el trabajo. En ocasiones, tienen que dejar paso a otro tipo de herramientas. Es el caso de las herramientas de conversión de formato, de unidades, de divisa, de zona horaria, etc.

En este artículo vamos a hablar de 5 tipos de herramientas de conversión online y gratuitas que deberías empezar a utilizar (o al menos, trastear para cuando las puedas necesitar).

 

#1. Herramientas de conversión de formato

Es cierto que muchas herramientas TAO (como SDL Trados Studio, memoQ o Wordfast Pro), pueden convertir archivos a distintos formatos. Sin embargo, a veces nos topamos con errores e incompatibilidades.

La cosa se complica aún más cuando necesitas trabajar con formatos que tus programas TAO ni siquiera contemplan.

No es el fin del mundo. Afortunadamente, existen muchas alternativas gratuitas y potentes para convertir archivos a prácticamente cualquier formato.

¿Empezamos? Atento a las siguientes:

  • ZamZar tiene un larguísimo recorrido y no es para menos. Cuenta con 1200 formatos para convertir tus archivos en 4 sencillos pasos y menos de 10 minutos.
  • Cloud Convert. Este conversor gratuito cuenta con más de 140 formatos distintos. Su interfaz es sencilla y atractiva. Además, tienes la posibilidad de integrar la aplicación con API.
  • Docspal ofrece una gran variedad de formatos con los que trabajar. Puedes convertir hasta 5 archivos a la vez en menos de 3 pasos.
  • I love PDF. Si trabajas a menudo con archivos PDF es vital que pruebes esta herramienta. No solo funciona como conversor, sino que incluye una multitud de funciones para gestionar archivos PDF que nos deja con la boca abierta.
  • Format Factory es ideal para archivos de audio y vídeo. Convierte de WAV a MP3 en un clic, así como de AVI a MP4 y mil opciones más.

Una herramienta extra de pago que te puede interesar:

  • Convertio. Su facilidad de uso es su punto fuerte. Puedes subir los archivos directamente desde tu cuenta de Dropbox o Google Drive, por URL o simplemente arrastrando y soltando el archivo en la página.

 

#2. Herramientas de reconocimiento óptico de caracteres

¿Sabes cuántas veces se busca en Internet «cómo convertir un PDF a Word»? Ni te lo imaginas. Aunque normalmente trabajes con documentos editables, en ocasiones no nos queda otra que lidiar con los temidos PDF. Es cierto que con algunas herramientas TAO podemos trabajar directamente con archivos PDF (por ejemplo, aquí te explicamos cómo traducir un archivo PDF con Wordfast Pro), pero no con todos.

Un conversor de archivos común no reconocerá el texto en imagen y no podrás convertirlo a un formato editable correctamente. ¡Imagina tener que traducir así! Ni en sueños. Para ello, las herramientas de reconocimiento óptico de caracteres (OCR) son un diamante en bruto.

Hay algunas opciones de pago muy tentadoras, pero si queremos mirar por nuestro bolsillo, vamos a centrarnos en las herramientas gratuitas que no se quedan nada atrás.

  • OneNote. Una de las grandes apuestas de Microsoft ha sido incluir la opción de OCR en OneNote. Si la combinas con todas las funcionalidades que incluye este software gratuito, se convierte en una alternativa con mucha garra.
  • Free OCR dispone de más de 30 idiomas de reconocimiento. Admite los principales formatos de imagen mientras que el archivo no supere 2MB de peso y una anchura de 5000 píxeles. Tiene un límite de 10 imágenes por hora.
  • Free OCR to Word. Este programa asegura nada más y nada menos que una precisión del 98%. Maneja una gran variedad de formatos de imagen (incluidos los archivos de Photoshop). Solo es compatible con Windows.
  • i2OCR ofrece más de 60 idiomas de reconocimiento y es compatible con los principales formatos de imagen. Una ventaja es que te permite convertir imágenes a través de URL.
  • SuperGeek Free Document OCR. Este software gratuito te traslada el documento escaneado directamente a Microsoft Word, aunque también puede convertirlo a TXT. Promete una precisión del 99,8% y te permite editar y gestionar el contenido con tu ratón.

¿Quieres ir más allá y probar alguna herramienta de pago? Sin duda, deberías apostar por esta:

  • ABBYY FineReader es de uno de los programas de pago más potentes del mercado. Además de convertir formatos y editar archivos PDF, destaca con la función de OCR que nos permite convertir imágenes en documentos de texto editable.

Otras alternativas son: Convertio, OnlineOCR, NewOCR, Investitech, OCRGeek, Free Online OCR, Cvisiontech, etc.

¡Ojo! Habrá ocasiones en las que ningún conversor de PDF a Word te sirva para lo que necesitas y no te quedará otra que editarlo a mano. Para ello, es importante que manejes Word a la perfección si quieres que el resultado sea totalmente profesional.

 

#3. Herramientas de conversión de huso horario

Llegará un punto en tu carrera en el que tengas que tratar con clientes de cualquier parte del mundo. Como es de esperar, tu cliente de Japón no tiene el mismo horario que tú. ¿A ti no te extraña cuando recibes un correo a las 4 de la mañana? Pues lo mismo les ocurre a tus clientes.

Es más, imagínate que pierdes la noción del tiempo y el plazo de entrega no era para tu zona horaria, sino la de tu cliente. ¿Vas a arriesgarte a entregar tus proyectos con retraso? Por supuesto que no.

Como tener un reloj en casa para cada zona horaria no es una opción muy viable, vamos a confiar en nuestro gran amigo Google. Tienes una infinidad de conversores de tiempo y zonas horarias a tu disposición con solo un clic. Aquí tienes algunos por donde empezar:

  • Spacetime. Esta herramienta es exquisita para equipos que trabajan en remoto. La versión gratuita permite hasta 250 miembros. Su interfaz es impresionante: te muestra la localización y zona horaria de cada miembro del equipo de forma gráfica. ¿Un extra interesante? Puedes integrar esta herramienta con Slack si lo utilizáis en tu equipo.
  • World Time Buddy te permite hacer una selección de las ciudades y zonas horarias que quieres tener en observación en una interfaz muy visual. Tiene una gran cantidad de funciones en su versión gratuita, a cuál más interesante. Definitivamente, es una herramienta que querrás probar si trabajas con clientes de otros países. Está disponible como aplicación para móvil y extensión para Google Chrome.
  • The Time Zone Converter. Su interfaz es increíblemente sencilla e intuitiva. Eso sí, no guarda tus búsquedas, es decir, tendrás que seleccionar la zona horaria cada vez que quieras consultarla.
  • Every Time Zone te muestra en una única página y de forma muy clara todas las zonas horarias del mundo.
  • Timeanddate. Esta página aspira a ser un todo en uno. Cuenta con conversor de zonas horarias, calculadoras y temporizadores, calendario, planificador y hasta una sección de noticias y meteorología. Puede integrarse con otras aplicaciones con API y tiene su App propia.

 

#4. Herramientas de conversión de divisas

Según de dónde sea tu cliente, es probable que tengas que trabajar con distintas divisas para tus facturas o incluso el contenido de tus traducciones. Como las herramientas TAO no pueden hacer mucho por nosotros en este caso, volvemos a buscar ayuda en internet. Elige cualquiera de esta lista:

  • Google está en todas partes y todos lo sabemos. ¿Quieres saber cuánto equivale una cantidad en otra moneda? Pregúntale a Google y tendrás tu respuesta. Un ejemplo: tan solo con introducir en el buscador «25 euros en dólares» te arroja la cantidad en unos segundos. No está de más que te asegures de que la respuesta es correcta comprobándolo con otro conversor o herramienta. Echa un vistazo a las siguientes.
  • XE Currency Converter te ofrece el cambio de divisas actualizado al momento. Encontrarás cualquier moneda que estés buscando. Además, cuenta con aplicación para el móvil y otras herramientas muy interesantes.
  • Oanda cuenta con una opción muy curiosa: su conversor de divisas histórico. Podrás consultar las variaciones en las tasas de divisas durante los periodos de tiempo que selecciones.

¿Te sabe a poco? Prueba con Convert My Money, Convertworld, el conversor del diario Expansión o Cuex.

 

#5. Herramientas de conversión de medidas

Con las medidas nos ocurre lo mismo que con las divisas: las TAO no pueden ayudarnos mucho. Las medidas, unidades o divisas son asuntos delicados, ya que los posibles errores de conversión podrían cambiar radicalmente el resultado del texto traducido. No creo que a tu cliente le haga mucha ilusión.

Para que no corras riesgos, aquí tienes los 3 mejores conversores de medidas online:

  • Google. Más de lo mismo. Google está deseando que le preguntes cuánto son 10 centímetros en pulgadas. Si quieres una respuesta rápida, acude a la gran G.
  • Metric Conversion. Incluye las principales opciones de conversión para medidas, monedas, unidades, etc. También puedes descargar esta herramienta en tu móvil para tenerla siempre a mano.
  • Convertworld, antes mencionada, también cuenta con un conversor de medidas con una interfaz sencilla y directa.

 

Como verás, después de esto no podemos decir que nos quedamos cortos. Además, recuerda que siempre puedes utilizar Google para realizar cualquier conversión de medida, moneda, etc. Incluso para saber el tiempo que hará en la ciudad donde tienes tu próxima interpretación. 😉

Internet es una gran ventaja a la hora de encontrar nuevas herramientas gratuitas para resolver nuestros pequeños problemas técnicos del día a día.

Aún así, recuerda la importancia de contrastar la información, buscar fuentes fiables y asegurar las respuestas que te den estos conversores para que sean correctas. ¿Qué menos que asegurarnos de que el trabajo esté bien hecho? Ante todo, cuidemos a nuestros clientes como se merecen.

Ahora es tu turno. Empieza a probar las herramientas que has descubierto hoy y ponlo en práctica en el trabajo. ¿Utilizas ya alguna de estas herramientas? ¿Cuál te parece más útil?

Si conoces otras que puedan ser interesantes para tus colegas de profesión, ¡déjalas en comentarios!

 

 

Megalistado de revistas especializadas en traducción e interpretación

Megalistado de revistas especializadas en traducción e interpretación

¿Quién se libra de querer estar a la última con las noticias del sector? Seguramente ninguno de nosotros.

A día de hoy, si no conoces todo lo que se mueve en la industria de la traducción, te quedas atrás. Miras Twitter y LinkedIn todos los días, repasas las noticas de asociaciones y empresas, no te pierdes ni un artículo sobre traducción, etc. Estupendo, aunque, si realmente quieres estar al tanto de las últimas novedades, una de las mejores fuentes de información siempre serán las revistas especializadas en traducción e interpretación.

Si te dedicas (o quieres dedicarte) a la traducción, las revistas no pueden faltar entre tus mejores recursos. La variedad es tan grande que impresiona. Podemos encontrar desde revistas más generales, que abarcan un poco de todo, a publicaciones mucho más específicas. Algunas se centran en las novedades de los últimos años (y los venideros) y otras llevan décadas publicándose.

¿La mayor ventaja?

Se trata de publicaciones periódicas, por lo que están constantemente renovándose. Es casi imposible que se te escape ninguna novedad dentro del sector. Te ayudarán a conocer al dedillo cómo funciona la industria de la traducción y, aunque algunas de ellas han dejado de publicar asiduamente, son una gran fuente de referencia.

Las listas de revistas especializadas de traducción e interpretación son interminables y se siguen sumando nuevas publicaciones cada día. Por este motivo, te hemos preparado esta MEGALISTADO de revistas de traducción, interpretación (y otros sectores relacionados) a nivel nacional e internacional.

¿Estás preparado para empaparte de ellas?

 

Revistas de traducción e interpretación en español

  1. Anuari del Trilcat (España): traducción y literatura catalana
  2. Clina (España): traducción e interpretación
  3. El Trujamán (España): traducción (se ha dejado de publicar)
  4. Entreculturas (España): traducción y comunicación intercultural
  5. Estudios de Traducción (España): traducción, investigación y literatura
  6. Hermeneus (España): traducción e interpretación
  7. Hieronymus Complutensis (España): traducción (se ha dejado de publicar)
  8. Hikma (España): traducción, lingüística y literatura
  9. Interculturalidad y Traducción (España): traducción y comunicación intercultural (se ha dejado de publicar)
  10. La Linterna del Traductor (España): traducción
  11. MonTI (España): traducción e interpretación
  12. Mutatis Mutandi (Colombia): traducción y traductología
  13. Nueva ReCIT (Argentina): traductología
  14. Onomázein (Chile): traducción, lingüística y filología
  15. Panace@ (España): traducción médica
  16. Puntoycoma (internacional): traducción institucional
  17. Redit (España): enseñanza de traducción e interpretación
  18. Revista de Traductología (España): traductología
  19. Sendebar (España): traducción e interpretación
  20. Skopos (España): traducción e interpretación
  21. Tradumàtica (España): traducción y tecnología
  22. Transfer: Revista Electrónica sobre Traducción e Interculturalidad (España): traducción e interculturalidad
  23. Transletters. International Journal of Translation and Interpreting (España): traducción e interpretación
  24. Vasos Comunicantes (España): traducción literaria
  25. Viceversa (España): traducción

 

Revistas de traducción e interpretación en otros idiomas

  1. Across Languages and Cultures (Hungría): traducción e interpretación
  2. American Journal of Translation Studies (Estados Unidos): traducción
  3. Approaches to Translation Studies (Holanda): traducción
  4. Asia Pacific Translation and Intercultural Studies (internacional): traducción y comunicación multicultural
  5. Atelier de Traduction (Rumanía): traducción y traductología
  6. Babel (Holanda): traducción, interpretación y terminología
  7. Belas Infiéis (Brasil): traducción
  8. Between the Original and the Translator (Między oryginałem a przekładem) (Polonia): traducción, lingüística y filología
  9. Cadernos de Literatura em Tradução (Brasil): traducción literaria
  10. Cadernos de Tradução (Brasil): traducción
  11. Chinese Science & Technology Translators Journal (Zhongguo Keji Fanyi) (China): traducción
  12. Chinese Translators Journal (Zhongguo Fanyi) (China): traducción
  13. Circuit (Canadá): traducción, interpretación y terminología
  14. Compilation and Translation Review (Bianyi luncong) (Taiwán): traducción
  15. CONFLUÊNCIAS: Revista de Tradução Científica e Técnica. (Portugal): traducción científica y técnica (se ha dejado de publicar)
  16. Cultura e Tradução (Brasil): traducción, lingüística y literatura
  17. Current Trends in Translation teaching and E-learning (Finlandia): traducción y enseñanza
  18. Écran Traduit (Francia): traducción y adaptación audiovisual
  19. Équivalences (Bélgica): traducción, interpretación y traductología
  20. Exchanges: Journal of Literary Translation (Estados Unidos): traducción literaria
  21. Forum: Revue Internationale d’Interprétation et de Traduction (Corea del Sur): traducción e interpretación
  22. Il Traduttore Nuovo (Italia): traducción
  23. In Other Words: The Journal for Literary Translators (Reino Unido): traducción literaria
  24. Indian Journal of Comparative Literature & Translation Studies (India): traducción y literatura
  25. International Journal of Comparative Literature and Translation Studies (Australia): traducción y literatura
  26. International Journal of English Language and Translation Studies (Libia): traducción, lingüística y literatura
  27. International Journal of Translation (India): traducción
  28. Interpreting (Holanda): interpretación
  29. inTRAlinea: Online Translation Journal (Italia): traducción e interpretación
  30. Invitation to Translation Studies (Japón): traducción
  31. JoSTrans: journal of specialized translation (Reino Unido): traducción
  32. Journal of Translation Studies (Beon’yeoghag yeon’gu) (Corea del sur): traducción
  33. Journal of Translation Studies (Hong Kong): traducción (se ha dejado de publicar)
  34. Journal of Translation Technology (China): traducción y tecnología
  35. Language Learning & Technology (Estados Unidos): enseñanza y tecnología
  36. Língua: Revista Digital sobre Traduçao (Portugal): traducción
  37. Linguistica Antverpiensia (Bélgica): traducción y lingüística
  38. Machine Translation (Holanda): traducción automática
  39. Meta: Journal des Traducteurs (Canadá): traducción y traductología
  40. Metamorphoses: a Journal of Literary Translation (Estados Unidos): traducción literaria
  41. MT News International: traducción automática
  42. mTm: Minor Translating Major, Major Translating Minor, Minor Translating Minor (Grecia): traducción
  43. New Voices in Translation Studies (internacional): traducción e investigación
  44. Norwich Papers (Reino Unido): traducción literaria
  45. Palimpsestes (Francia): traducción
  46. Papers Lextra: Revista electrònica del Grup d’Estudis Dret i Traducció (España): traducción y derecho (se ha dejado de publicar)
  47. Parallèles: Cahiers de l’Ecole de Traduction et d’Interprétation de l’Université de Genève (Suiza): traducción e interpretación
  48. Perspectives: Studies in Translation Theory and Practice (Reino Unido): traducción y mediación intercultural
  49. Polissema (Portugal): traducción e interpretación
  50. Quaderns: Revista de Traducció (España): traducción e interpretación
  51. Rivista Internazionale di Tecnica della Traduzione (Italia): traducción y terminología
  52. Scientia Traductionis (Brasil): traducción
  53. Senez (España): traducción y pragmática
  54. Studii de Gramatică Contrastivă (Rumanía): gramática contrastiva
  55. T&I Review (Corea del Sur): traducción e interpretación
  56. Target (Holanda): traducción
  57. Tepis (Polonia): traducción jurídica y jurada
  58. The AALITRA Review (Australia): Traducción literaria
  59. The Bible Translator (Reino Unido): traducción bíblica
  60. The Interpreter and Translator Trainer (Reino Unido): traducción e interpretación
  61. The Interpreters’ Newsletter (Italia): interpretación
  62. The Journal of Interpretation (Estados Unidos): interpretación
  63. The Translator Studies in Intercultural Communication (Reino Unido): traducción y comunicación intercultural
  64. TradTerm (Brasil): traducción y terminología
  65. Tradução & Comunicação (Brasil): traducción y comunicación
  66. Tradução em Revista (Brasil): traducción e interpretación
  67. Traduire (Francia): traducción
  68. Tradurre (Italia): traducción
  69. Traduzires (Brasil): traducción
  70. Trans-kom (Alemania): traducción y comunicación técnica
  71. Trans: Revista de Traductología (España): traductología
  72. Translating Today (Reino Unido): traducción (se ha dejado de publicar)
  73. Translatio (Brasil): traducción, literatura y cultura
  74. Translation & Interpreting (Australia): traducción e interpretación
  75. Translation and Literature (Reino Unido): traducción y literatura
  76. Translation Ireland (Irlanda): traducción
  77. Translation Journal (Estados Unidos): traducción
  78. Translation Studies (Rumanía): traducción e investigación
  79. Translation Today (India): traducción
  80. Translation Watch Quarterly (Australia): traducción e interpretación (se ha dejado de publicar)
  81. Translation, Cognition & Behavior (Holanda): traducción e investigación cognitiva-conductual
  82. Translationes: Revue de Traduction et Traductologie (Rumanía): traducción y traductología
  83. Translatologia (Eslovaquia): traducción, interpretación y terminología
  84. Transst: An International Newsletter of Translation Studies (Israel): traducción
  85. TTR Traduction, Terminologie, Rédaction (Canadá): traducción, terminología y redacción
  86. Tusaaji (Canadá): traducción
  87. Two Lines (Estados Unidos): traducción
  88. Vertimo Studijos (Lituania): traducción e interpretación
  89. Visat (España): traducción literaria y literatura

 

Revistas de otros sectores relacionados con la traducción

  1. [sic]: A Journal of Literature, Culture and Literary Translation (Croacia): traducción, literatura y cultura
  2. 1611 – Revista de Historia de Traducción (España): historia de la traducción
  3. Acta Universitatis Carolinae – Philologica (República Checa): lingüística y literatura
  4. Adversus (Argentina): semiótica y lingüística
  5. AILA Review (Holanda): lingüística aplica y filología
  6. Alpha – Revista de Artes, Letras y Filosofía (Chile): filología y humanidades
  7. Anuari de Filologia. Llengües i Literatures Modernes (España): filología y literatura
  8. Applied Language Learning (Estados Unidos): enseñanza
  9. Applied Linguistics (Reino Unido): lingüística aplicada
  10. Babel A.F.I.A.L. (España): filología
  11. Babilónia (Portugal): lenguaje y humanidades
  12. Babylonia (Suiza): enseñanza
  13. Banque des mots (Francia): terminología
  14. Bulletin of Chinese Linguistics (Estados Unidos): lingüística
  15. Cahiers du GEPE (Francia): sociolingüística
  16. Canadian Journal of Applied Linguistics = Revue Canadienne de Linguistique Appliquée (Canadá): lingüística aplicada
  17. Canadian Journal of Linguistics = Revue Canadienne de Linguistique (Canadá): lingüística
  18. Canadian Modern Language Review (Canadá): lenguaje e idiomas
  19. Forma y Función (Colombia): lingüística
  20. Hermes (Dinamarca): comunicación empresarial
  21. Ibérica (España): lenguaje y filología
  22. Íkala: Revista de Lengua y Cultura (Colombia): lenguaje y cultura
  23. International Journal of Literary Linguistics (IJLL) (Alemania): lingüística y literatura
  24. Languages (Suiza): lenguaje
  25. Lengua y Migración (España): lingüística, sociolingüística y migración
  26. Letras (Costa Rica): lenguaje y literatura
  27. Linguamática (Portugal): procesamiento del lenguaje
  28. Linguística (Portugal): lingüística
  29. Localisation focus (Irlanda): localización
  30. MediAzioni (Italia): lenguaje y cultura
  31. Modern Languages Open (Reino Unido): lenguaje
  32. Porta Linguarum (España): lenguaje y didáctica
  33. Puentes: Hacia Nuevas Investigaciones en la Mediación Intercultural (España): mediación intercultural (se ha dejado de publicar)
  34. Revista de Lingüística y Lenguas Aplicadas (España): lingüística aplicada
  35. Revista Española de Lingüística Aplicada (España): lingüística
  36. Revista Internacional de Lenguas Extranjeras (España): lingüística aplicada y lenguaje
  37. Terminàlia (España): terminología
  38. Terminology | International Journal of Theoretical and Applied Issues in Specialized Communication (Holanda): terminología
  39. Terminology Science and Research: Journal of the International Institute for Terminology Research (internacional): terminología
  40. The Linguist: Journal of the Institute of Linguists (Reino Unido): lingüística
  41. Tonos Digital (España): filología
  42. Transcultural (Canadá): lenguaje y cultura
  43. VIAL: Vigo International Journal of Applied Linguistics (España): lingüística aplicada

 

Aunque pareciera que este momento no iba a llegar nunca, ¡aquí termina la lista! Ha sido un poco larga, ¿no? Pero seguro que había algunas que no conocías (desde luego, aquí hay fuentes de sobra).

¿Conocías alguna de las revistas de traducción e interpretación que ves aquí? ¿Las seguías? Después de leer este artículo, ¿con cuál te quedas? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Por cierto, si echas alguna revista en falta, menciónala en un comentario. Así conseguiremos hacer crecer esta lista entre todos.

 

 

#QATAOtip 14 – Edita tus memorias de traducción con memoQ

#QATAOtip 14 – Edita tus memorias de traducción con memoQ

Según vamos terminando proyectos de traducción a lo largo de nuestra carrera profesional, las memorias de traducción que empleamos tienden a tener traducciones que ya no nos son de ayuda o que no nos sirven de referencia, pues nuestra forma de traducir evoluciona de proyecto en proyecto.

Además, es posible que enviemos segmentos a la memoria equivocada, bien porque el proyecto es de una temática distinta, de un cliente diferente o de una variante de idioma que no se corresponde con la de la memoria.

Cuantos más segmentos tiene la memoria, más conviene mantenerla «limpia», pues una memoria muy grande ralentiza las búsquedas parciales y de concordancia en nuestros proyectos. Para tal fin, echaremos un breve vistazo al mantenimiento de memorias de memoQ.

 

Cómo editar las memorias con memoQ

El primer paso consiste en abrir la «Consola de recursos», que es el centro neurálgico donde controlamos la mayoría de recursos de memoQ, desde las propias memorias de traducción hasta las plantillas de proyecto, pasando por las bases terminológicas, las configuraciones de filtros, etc. Dicha consola se abre pulsando el botón correspondiente en la esquina superior izquierda de la ventana principal de memoQ.

consola-recursos

Lista de memorias de traducción en la «Consola de recursos» de memoQ

La sección «Memorias de traducción» de la Consola de recursos ocupa el primer lugar. En dicha sección veremos todas las memorias que hemos ido añadiendo a memoQ. Si queremos hacer cambios en alguna de ellas, tan solo tendremos que seleccionarla y hacer clic en el botón «Editar» situado en el panel inferior.

editar

Cómo editar una memoria de traducción en memoQ

Aparecerá entonces una ventana como la de la anterior captura de pantalla. Para este ejemplo, vamos a suponer que el cliente ha actualizado su terminología y que quiere que en futuros proyectos Wi-Fi no se traduzca por «Wi-Fi», sino por «(conexión) inalámbrica».

Por lo tanto, solo hay que escribir el término que queremos buscar en el campo «Palabras de destino».

Ahora veremos todos los segmentos que cumplen la condición anterior. Si queremos hacer cambios en todos, hay un truco para elegirlos todos que consiste en pulsar la combinación de teclas Ctrl + Mayús + A.

Acto seguido, la combinación Ctrl + H abrirá el cuadro «Buscar y reemplazar». Si volvemos a usar dicha combinación, se abrirá la ventana «Buscar y reemplazar avanzado», como se aprecia en la siguiente captura.

buscar-reemplazar

Buscar y reemplazar avanzado

Llegados a este punto, tan solo queda indicarle a memoQ el término que queremos buscar y por cuál lo queremos sustituir y marcar la casilla «Texto de destino». Por último, haremos clic en el botón «Reemplazar todo».

Una vez terminado el proceso, podremos ver la lista de segmentos actualizada con nuestros cambios.

Ya hemos hecho el cambio en nuestra memoria de traducción

Sin embargo, dichos cambios no serán definitivos hasta que no pulsemos el botón «Guardar cambios» (señalado con una flecha roja en la captura de pantalla anterior).

El guardado tardará más o menos tiempo según la cantidad de cambios que hayamos realizado en la memoria. Por si acaso metemos la pata en algún punto, siempre conviene tener una copia de seguridad de la memoria, ya sea en formato de memoQ (memoqtm) o en TMX.

Aunque el mantenimiento de memorias de traducción es un proceso tedioso, poco productivo y poco agradecido, de vez en cuando es recomendable hacer todos los cambios necesarios, en especial en memorias de gran tamaño.

Ahora que ya has visto cómo editar las memorias, no hay excusas para ir probando memoQ en todo su esplendor. Recuerda en otras ocasiones ya hemos hablado de cómo memoQ nos hace la vida un poquito más fácil al traducir, por ejemplo, con su filtro de texto delimitado multilingües para grandes proyectos, la utilísima función de vistasLiveDocs para sacarle brillo a nuestras traducciones con antiguos trabajos cuando las memorias de traducción se quedan cortas.

Si quieres conocer a fondo cómo funciona memoQ o necesitas resolver algunas dudas que se te plantean en tu día a día sobre esta herramienta, échale un vistazo a nuestro curso online de memoQ. Te prestamos a su profe las horas que haga falta y solo para ti. 🙂

Nos vemos en el próximo #QATAOtip.

 

 

#QATAOtip 13 – Ordena tus memorias de traducción con Trados Studio

#QATAOtip 13 – Ordena tus memorias de traducción con Trados Studio

A lo largo del tiempo, nuestras memorias de traducción se van llenando de traducciones que ya no nos sirven o que se quedan anticuadas.

Por ejemplo, el cliente puede haber cambiado sus preferencias en la traducción de un término o expresión concretos, por lo que podemos tener una mezcla de segmentos en nuestra memoria de traducciones antiguas y actualizadas.

También puede pasar que, si las miramos con la sabiduría que nos dan años de experiencia, ahora nos duela ver esas traducciones que hacíamos al principio de nuestra carrera profesional (o quizás no y podamos sacarle provecho a esos primeros encargos).

Llegados a este punto, la pregunta es «¿cómo mantengo limpias mis memorias sin volverme loco?».

Como es lógico, podemos hacer esos cambios de segmento en segmento, pero es evidente que se trata de un proceso que nos llevaría un tiempo precioso y que, además, no está libre de fallos ni de despistes.

Es entonces cuando los filtros de búsqueda de segmentos vienen al rescate.

 

¿Cómo funcionan los filtros de búsqueda de segmentos?

Para entender cómo funcionan los filtros, primero abriremos una memoria cualquiera, en la que aparecen todos los segmentos según el orden en que los hemos ido añadiendo.

Ejemplo de memoria abierta en el panel Memorias de traducción de Studio

Siguiendo los pasos en el mismo orden que en la siguiente captura, vamos a suponer que queremos que se muestren solo los segmentos creados por José Manuel. Como podrás observar, tenemos muchos criterios a nuestra disposición: solo hay que saber elegir el que mejor se ajuste a cada situación.

Cómo crear un filtro de segmentos en Studio

Además, siguiendo este ejemplo, solo pretendemos ver los segmentos creados por José Manuel donde aparezca la palabra «peregrino» en el destino. Por tanto, agregamos esa condición siguiendo los mismos pasos que en la captura anterior.

Añadimos otra condición a nuestro filtro

Entonces ya tendremos todas las condiciones de las que consta el filtro en este momento. Si no queremos añadir más, pulsaremos el botón Guardar. Para probar el filtro, solo queda pulsar el botón Realizar búsqueda. Acto seguido, aparecerán los segmentos que cumplan las condiciones que hayamos indicado anteriormente (en nuestro caso, un total de tres segmentos).

Los resultados de nuestro filtro de búsqueda de segmentos

Dado que ya hemos comprobado que el filtro funciona, ahora podemos decantarnos por eliminar todos los segmentos en bloque o bien por hacer cambios en todos a la vez. En este ejemplo, usaremos la segunda opción, Edición por lotes.

Edición o eliminación por lotes

En este caso, el cambio que queremos hacer es sustituir «peregrino» por «tradugrino». Para tal fin, basta con añadir una secuencia de tareas mediante el botón Agregar y, en este caso, Buscar y reemplazar texto.

Buscamos y reemplazamos para cambiar el término según convenga

Una vez hayamos añadido esa búsqueda, se añadirá a la lista. En ese punto, tan solo queda asegurarse de que esa secuencia se aplica al filtro correcto. Si pulsamos el botón Finalizar, se harán los cambios correspondientes en la memoria. Esta acción no se puede anular, así que conviene tener a mano una copia de seguridad de la memoria por si acaso nos equivocamos.

Ya tenemos la búsqueda lista para aplicarse a nuestro filtro

Una vez haya concluido el proceso, y si anulamos todos los filtros, descubriremos que nuestra memoria actualizada ya refleja todos los cambios que queríamos hacer.

Nuestra memoria ya tiene tres tradugrinos

Ahora que ya sabes de la existencia de estos filtros, ¿a qué esperas para usarlos y pulir tus memorias de traducción? Es más fácil de lo que parece.

Pero si quieres asegurarte de que dominas esta herramienta y todo lo que ofrece al 100 %, pásate por nuestro curso online de Trados Studio. Tú eliges el número de horas durante las que el profesor se centrará solamente en ti y en todo lo que quieras aprender.

Nos vemos en el próximo #QATAOtip

 

 

#QATAOtip 12 – Descubre el filtro de texto delimitado multilingüe de memoQ

#QATAOtip 12 – Descubre el filtro de texto delimitado multilingüe de memoQ

Quien haya traducido alguna vez textos para videojuegos, software, sitios web y similares se habrá encontrado con las hojas de Excel multilingües como la de la siguiente imagen, donde cada columna puede corresponder a un idioma de destino, información sobre la cadena de texto traducible, etc.

Si a eso le sumas que en cada celda puede haber caracteres hasta donde alcanza la vista, trabajar con ese archivo se convierte en una odisea.

¿Habrá alguna forma más sencilla?

Excel multilingüe

 

 

Cómo cambiar el filtro por defecto de memoQ

Esa odisea puede ser una tarea mucho más llevadera si procesamos ese archivo con memoQ.

No obstante, el filtro por defecto de memoQ para archivos de Excel importa todo el contenido, ya sea en uno u otro idioma, pues memoQ no es capaz de diferenciar el contenido traducible del no traducible y el idioma de origen del idioma de destino.

Para impedir que eso ocurra, tenemos que usar la función «Importar con opciones» para cambiar el filtro por defecto.

Importar-opciones

 

La función del filtro de texto delimitado multilingüe

memoQ cuenta con un filtro para este tipo de archivos denominado «Filtro de texto delimitado multilingüe», como se aprecia en la siguiente captura de pantalla:

Filtro

Si lo escogemos, tan solo hay que indicar a memoQ las columnas o rangos de celdas que correspondan al idioma de origen y repetir lo propio con el idioma de destino. También podemos añadir columnas como información contextual para tenerla siempre a mano.

Asimismo, en este tipo de archivos es frecuente que haya traducciones existentes (por ejemplo, procedentes de versiones antiguas del software) aprobadas por el cliente y que no tenemos que cambiar.

Si utilizamos el filtro de texto delimitado multilingüe, nos aseguraremos de que no las sobrescribimos y, además, podemos bloquearlas para evitar cualquier posibilidad de que las cambiemos sin darnos cuenta.

Al final obtendremos en memoQ un resultado parecido al de esta captura de pantalla:

Excel en memoQ

De esta forma, aunque la celda del archivo de Excel contenga varias frases, memoQ lo segmentará de una en una, lo que nos facilita el trabajo.

Además, dado que mediante este filtro la traducción aparece directamente en la columna que le corresponde, memoQ nos evita la aburrida tarea de tener que crear una copia del archivo y luego copiar y pegar desde la columna del idioma de origen a la columna con el idioma de destino.

No es para menos que después de esto memoQ se gane un hueco en nuestros corazones traductores (y también en nuestro «arsenal» de herramientas TAO).

Y es que parece que últimamente memoQ solo nos da alegrías. Primero se coloca como una interesantísima alternativa a otras herramientas TAO y después descubrimos otras tantas características dignas de mención y a las que hemos dedicado una entrada aparte: la edición de tus memorias de traducción, los filtros en cadena, las vistas o la función de LiveDocs.

¿A qué esperas para probar este filtro con tus hojas de Excel multilingües?

Ah, que es porque todavía no tienes claro cómo utilizar memoQ. Bueno, entonces pásate por nuestro curso online de memoQ y lo arreglamos.

Nos vemos en el próximo #QATAOtip.

 

 

#QATAOtip 11 – No dejes nada fuera del tintero: usa los filtros en cadena de memoQ

#QATAOtip 11 – No dejes nada fuera del tintero: usa los filtros en cadena de memoQ

En los tiempos que corren, todo el mundo quiere que sus contenidos se puedan leer y transmitir usando todo tipo de dispositivos. Por tanto, no solamente hay que adaptar los textos en consecuencia, sino también el código.

Así pues, hoy ya no es raro dar con textos traducibles que mezclen diferentes códigos, como pueden ser el XML, el HTML y tantos otros.

Las herramientas TAO cuentan con filtros de importación de contenido traducible que funcionan a la perfección siempre que el archivo de origen sea parecido al estándar.

Sin embargo, ¿qué ocurre con los archivos diferentes a dicho estándar? ¿Tenemos que renunciar a traducirlos o perder contenido por el camino?

 

¿Cómo funcionan los filtros en cadena de memoQ?

Por suerte para nosotros, los desarrolladores de memoQ intuyeron que esos archivos que eran la excepción podrían convertirse en la norma, por lo que crearon los filtros en cadena.

Dicho de otro modo, los filtros se aplican sucesivamente uno tras otro y en el orden en que queramos, pero todos interactúan al mismo tiempo y dependen de los demás para que todo funcione, como si de una cadena se tratase.

Por ejemplo, si recibes un archivo de Excel con código HTML dentro del contenido traducible como el de la siguiente captura, ¿no es más cómodo ver dicho código como etiquetas distinguibles a simple vista en vez de como texto normal que podemos eliminar por error? ¿Y no convendría señalar de algún modo las etiquetas o variables propias del cliente?

excel-html

Ejemplo de archivo de Excel con contenido HTML

 

¿Cómo se activan estos filtros?

En casos como el anterior, podemos cambiar la forma en que memoQ importará el archivo si escogemos la opción «Importar con opciones», como se ve en esta captura:

importar-opciones

Importar con opciones en memoQ

Así podremos acceder a una ventana de configuración donde podremos cambiar el filtro predeterminado por el filtro en cadena.

El resultado es una ventana como la siguiente:

configuración
Filtro en cadena (Excel + HTML)

Es como decirle a memoQ lo siguiente: «como en mi archivo XLSX hay etiquetas HTML, primero usa el filtro para archivos XLSX y luego el filtro para archivos HTML y, de paso, utiliza la expresión regular que te facilito para señalar todas las etiquetas propias del cliente».

archivo-filtro-cadena
El archivo de origen tras importarlo en memoQ con el filtro en cadena

memoQ se ha ganado un hueco como una de las herramientas más competitivas del mercado de la traducción. Y no es para menos, ya que se guarda más de un as bajo la manga:

Anímate a conocer los filtros en cadena de memoQ (y todos sus entresijos) y no habrá contenido traducible ni código que se te escape. Notarás la diferencia.

Aunque para notarla primero tienes que aprender a buscarla. ¿Cómo te suena un curso online de memoQ en el que tú eliges el número de horas de formación y el profesor prepara una clase a medida para ti y solo para ti?

Nos vemos en el próximo #QATAOtip.

 

 

#QATAOtip 10 – Revisa la ortografía de tus memorias con ApSIC Xbench

#QATAOtip 10 – Revisa la ortografía de tus memorias con ApSIC Xbench

Cualquier herramienta de traducción asistida (nuestras queridas TAO) que se precie utiliza memorias de traducción para gestionar y reciclar segmentos de traducciones anteriores. Pero esto ya lo sabes.

A menudo, recibimos encargos de agencias o clientes que gestionan proyectos que abarcan meses (¡años!) y en los que participan varios traductores; como es lógico, cada uno realiza aportes a la memoria de traducción y a los glosarios de proyecto. Y esto también lo sabes.

¿Cuántas veces hemos trabajado en un proyecto utilizando una memoria de traducción o un glosario «heredado» en el que hemos detectado errores? ¿Cuántas veces hemos visto inconsistencias en fragmentos reciclados o en listas de términos «de solo lectura», es decir, traducciones diferentes para un mismo término o segmento en el mismo contexto? ¿Cuántas veces hemos detectado, impotentes, errores ortográficos o tipográficos en la TM, sabiendo que poco podemos hacer para evitar que ese error se nos presente cada vez que el término vuelva a aparecer en nuestro texto?

Por lo general, editar manualmente una memoria de traducción o un glosario es un proceso manual extremadamente tedioso ya que, aunque SDL Trados, Wordfast, memoQ y las TAO principales poseen un editor, no cuentan con herramientas eficaces para detectar estos tipos de fallos. Por no mencionar que el corrector ortográfico, tanto el integrado que llevan las herramientas como el complemento de Microsoft Word, no funciona en el modo de edición de las TM.

¿Cómo resolver este desaguisado? ¡Con ApSIC Xbench!

 

Seleccionar el idioma del corrector ortográfico de ApSIC Xbench

Esta valiosísima herramienta, además de permitirnos hacer controles de calidad sobre prácticamente cualquier tipo de archivo bilingüe existente en el mercado, posee una función menos conocida: un corrector ortográfico muy potente que (¡SÍ!) se puede utilizar con memorias de traducción y glosarios terminológicos.

Para empezar a utilizarlo, basta con descargar e instalar el idioma que deseemos desde el menú «Tools».

Cargar la memoria de traducción y comprobar errores ortográficos y de consistencia

Para poner a punto nuestros recursos y hacerles una buena «depuración», el proceso es bastante sencillo: tras abrir Xbench, cargamos la memoria de traducción en el formato en que la tengamos (SDL Trados, DéjàVu, WordFast, TMX, etc.) desde las Propiedades del proyecto. A continuación, marcamos el proyecto como «Ongoing Translation» para que nos permita realizar los controles de calidad (QA).

Después, tan solo tenemos que ejecutar una comprobación estándar pulsando «Check Ongoing Translation»…

Et voilà!

Nos aparecerá una lista con todos los errores, primero ortográficos y después de consistencia (que podremos personalizar a nuestro gusto) para, después, abrir la aplicación nativa que utilice ese formato y, localizando el segmento que nos indica Xbench, arreglar los errores.

Esta es tan solo una de entre las tantas características útiles de Xbench con las que podemos hacer nuestro día a día como traductores un poquito más fácil, garantizando que tanto los proyectos que entregamos como el material de referencia que manejamos esté completamente libre de errores.

Y como es solo una de antas, ¿por qué no pruebas a conocer a fondo interesantísima herramienta?

Si quieres que en tus traducciones no quede ningún hilo suelto, aprende a utilizar esta potente herramienta de revisión con nuestro curso online de Xbench.

Tu nuevo profe está listo para empezar, ¿y tú? 🙂

Nos vemos en el próximo #QATAOtip

 

 

Cómo utilizar programas de Windows en Mac para nuestros cursos

Cómo utilizar programas de Windows en Mac para nuestros cursos

Uno de los requisitos para hacer algunos de nuestros cursos, entre ellos el curso de subtitulación para traductores o el curso de localización de software, es utilizar el sistema operativo Windows en vez de Mac.

El motivo es que en los cursos explicamos el uso de algunos programas necesarios para hacer los ejercicios prácticos, que solo se pueden instalar en el sistema operativo Windows y no tienen su versión para Mac. Cuando es posible, damos alternativas similares, pero en la mayoría de los casos no hay otra opción.

Recibimos muchas consultas preguntando cómo se pueden utilizar esas herramientas si tienes un Mac y vamos a utilizar esta entrada de blog para explicar dos opciones diferentes.

 

Dos opciones para utilizar programas de Windows en Mac

Primera opción: Boot Camp

Una de las opciones consiste en hacer una partición del disco duro en tu Mac e instalar en una de ellas Windows.

Esto, que puede parecer sencillo, no lo es tanto si nuestras habilidades tecnológicas no son muy avanzadas, ya que hay que utilizar la herramienta Boot Camp.

Si no se te dan nada bien estos temas, recomendamos contactar con un técnico de Apple para que haga la partición y con otro técnico para la instalación de Windows (a no ser que te veas capaz de hacer alguna de ellas).

 

Segunda opción: Parallels

La otra opción es comprar un programa que instala una máquina virtual en tu Mac y hace todo esto por ti por solo 70-80 €.

Este programa no solo te servirá para instalar y usar los programas recomendados mientras hacer nuestros curso, sino también para utilizar cualquier otro programa de Windows en Mac.

El programa en cuestión se llama Parallels.

Además, con esta herramienta, si ya tienes una partición partición de Windows en Boot Camp puedes convertirla a una nueva máquina virtual de Parallels Desktop.

 

La alternativa sencilla

Si estás leyendo esto porque quieres hacer o estás haciendo alguno de nuestros cursos, existe otra opción más sencilla y temporal: utilizar otro ordenador con Windows para hacer el curso.

Si tienes algún ordenador que no usas o alguien puede prestarte uno, es una buena opción para decidir más tarde si deseas instalar Boot Camp o Parallels en tu Mac.

 

Algunos consejos si vas a usar Windows en Mac

Para ayudarte a decidir por una de estas dos opciones, es importante que sepas en qué se diferencian en cuanto a su uso.

Si te decides por Boot Camp, tienes que saber que al encender el ordenador tendrás que elegir qué sistema operativo deseas arrancar y, una vez que estés dentro, no podrás cambiar al otro simultáneamente, sino que tendrás que apagar y volver a encender el ordenador para pasar al otro.

Con Parallels esto no ocurre, ya que esta herramienta se instala en tu ordenador como si fuera una aplicación, de forma que para pasar de uno a otro, solo tienes que minimizar o maximizar Parallels.

De manera adicional, es importante que el problema que plantea Parallels frente a la partición con Boot Camp es que al utilizar dos sistemas operativos a la vez consume más recursos y el ordenador puede funcionar más lentamente.

Por otro lado, el problema que plantea Boot Camp frente a Parallels es que va a consumir más espacio en tu ordenador debido a la partición.

 

Nadie dijo que fuera fácil, pero es posible

Como ves, no es misión imposible. Aunque tengas un Mac, aún puedes sobrevivir como traductor y utilizar todas las herramientas que utilizarías con cualquier otro ordenador Windows.

Es cuestión de preferencias. 🙂

Por supuesto, si conoces alguna otra alternativa, puedes mencionarla en los comentarios y la añadiremos a este artículo.

No podemos evitar volver al eterno debate: ¿Mac o Windows? ¿Es mejor que un traductor use Mac o que use Windows?

 

 

#QATAOtip 9 – Utiliza los filtros de Trados Studio y olvídate de buscar y reemplazar

#QATAOtip 9 – Utiliza los filtros de Trados Studio y olvídate de buscar y reemplazar

Estamos seguros de que te ha ocurrido alguna vez que mientras estabas revisando tu traducción, encontraste un artículo que te explicaba perfectamente el tema sobre el que trataba tu proyecto y decidiste cambiar unos términos por otros.

En esas ocasiones, lo primero que piensas es en la opción «Buscar y reemplazar», pero ¿y si existiera una forma aún más rápida de hacer estas correcciones?

Bien, ¿has oído hablar de los filtros de Trados Studio? ¿No?

Pues vamos a remediarlo ;).

 

Filtrar segmentos

Los filtros de Trados Studio son muy útiles cuando necesitas buscar algún término tanto en los segmentos de origen como en los de destino.

También podemos hacer esto con la función «Buscar y reemplazar», pero mientras que esta función te muestra uno a uno los resultados, los filtros te los muestran todos a la vez y de un simple vistazo identificas los segmentos en los que tienes que hacer los cambios.

Vamos a ver dónde se encuentran estos filtros.

Para utilizar esta fantástica función, tienes que irte a la pestaña «Revisión». Encontrarás los filtros en la parte derecha de la barra de herramientas, junto a las opciones de «Control de calidad».

Son muy fáciles de utilizar. Lo único que tienes que hacer es escribir en la barra de búsqueda el término que quieres buscar y seleccionar si quieres que Trados Studio lo busque en los segmentos de origen o en los de destino.

Además, si quieres que Trados distinga entre mayúsculas o minúsculas, puedes seleccionar esta opción. Esto es bastante útil si estás buscando siglas o nombres propios.

 

Restablecer filtros

Una vez que Trados te muestra todos los resultados, solo tienes que hacer los cambios necesarios y hacer clic en «Restablecer filtros» para que te muestre de nuevo todos los segmentos.

Como verás, esta función te ahorra muchísimo tiempo, ya que no tienes que ir de segmento en segmento reemplazando el término que hayas buscado con la función «Buscar y reemplazar», algo muy tedioso si el término aparece en numerosas ocasiones.

Otros «trucos» de Trados Studio que te permitirán aprovechar mejor tu tiempo consisten en controlar los caracteres de marca registrada o en aprovechar los complementos y funciones que tenemos a nuestro alcance.

Recuerda que en nuestra profesión la rapidez es vital (y la productividad, casi obligatoria), pero siempre hay que entregar un trabajo de calidad, por lo que te recomendamos que aprendas a utilizar todas las funciones de las herramientas TAO que supongan un ahorro de tiempo.

Para asegurarte de que dominas todas las funciones de esta herramienta y que tus traducciones son de diez, échale un vistazo a nuestro curso online de Trados Studio y conviértete en un traductor más que eficiente.

Nos vemos en el próximo #QATAOtip

 

 

#QATAOtip 8 – Controla los caracteres de marca registrada con Trados Studio

#QATAOtip 8 – Controla los caracteres de marca registrada con Trados Studio

Seguro que ya te ha pasado más de una vez que, cuando has tenido que revisar alguna traducción con caracteres de marca registrada, te has pasado horas buscando el carácter en cada uno de los segmentos de destino, bien a mano o bien con la función de «Buscar y reemplazar», pero ¿a que no sabías que Trados Studio puede hacer ese proceso por ti?

Sí, amigo mío, ya no tienes que perder tu valioso tiempo en hacer esas comprobaciones, de ahí la importancia de traducir y revisar con una herramienta de traducción asistida como Trados Studio.

Veamos cómo hacerlo, ¿te parece?

 

Comprobar caracteres de marca registrada

Estos son los pasos para configurar el proceso de verificación. Lo primero que tienes que hacer es irte a la pestaña «Revisión» y hacer clic en «Configuración de proyecto de verificación».

En la ventana que te aparece, haces clic en «QA Checker 3.0» y posteriormente en «Comprobación de marcas registradas», donde tendrás que marcar la opción «Comprobar caracteres de marca registrada».

A continuación, añades el carácter que quieres comprobar, seleccionas cómo quieres que Trados te muestre el resultado (como un error, como un aviso o como una nota) y haces clic en «Aceptar».

 

Solo queda verificar que el carácter se ha transferido correctamente

Una vez tienes preparada la configuración, haces clic en «Verificar documento» (F8) y Trados te mostrará un mensaje con los errores encontrados.

Ya tan solo tienes que ir al segmento que te indica Trados e insertar el carácter (puedes hacerlo copiando y pegado el carácter o bien con la combinación ALT + 0174). De esta forma es mucho más rápido y fiable saber si se te ha escapado algún carácter.

Puesto que trabajamos en un sector en el que todo es para ayer, no está de más conocer todas las ventajas que nos ofrecen los programas de traducción asistida, como la que te acabamos de mostrar.

Porque esto es solo una de las muchas ventajas de Trados Studio. En otras ocasiones te hemos hablado de filtros y complementos, de memorias de traducción e incluso de traducir archivos PDF con esta herramienta.

Lo que está claro es que Trados Studio tiene mucho que ofrecerte… si sabes cómo sacarle provecho.

Así que si quieres saberlo todo sobre Trados Studio, matricúlate en nuestro curso online de Trados Studio y conviértete en un experto.

Puedes «robarnos» a nuestro profesor durante las horas que quieras para recibir una formación totalmente personalizada. 🙂

Nos vemos en el próximo #QATAOtip.

 

 

#QATAOtip 7 – Cómo traducir archivos PDF con Wordfast Pro

#QATAOtip 7 – Cómo traducir archivos PDF con Wordfast Pro

Desde que el mundo es mundo y el traductor es traductor, uno de los mayores quebraderos de cabeza a los que nos enfrentamos son los documentos que no podemos editar directamente.

A menudo, los clientes nos mandan encargos con archivos en formatos cómodos para su distribución, como, por ejemplo, imágenes, tablas incrustadas o los temidos PDF.

Se trata de un tipo de archivo extremadamente popular pero que, sin embargo, plantea no pocas dificultades a la hora de extraer el texto para poder trabajar sobre él, editarlo y traducirlo.

 

Opciones para traducir un archivo PDF

Hasta hace poco, cuando necesitábamos trabajar con un archivo PDF, y después de haber comprobado, consternados, que el cliente no podía mandarnos el documento editable con el que se había creado, teníamos tres alternativas «profesionales» (y una no tanto):

 

#1. Con Adobe Acrobat

Podemos utilizar la edición profesional de Adobe Acrobat para tratar de editar el archivo sin problemas. Sin problemas, aparte del importante desembolso que supone la licencia completa de este programa, claro.

 

#3. Con OCR

Podemos utilizar un programa de OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres) para extraer el texto y los gráficos, como OmniPage, Able2Doc y otros menos conocidos.

Si el texto es simple y las fuentes claras, puede funcionar bien, pero ¡ay, amigo! Si el documento utiliza fuentes, ajustes de línea o gráficos que se salen de lo común, empieza para nosotros el verdadero calvario para poder crear un texto mínimamente decente que nos permitiese utilizar nuestra herramienta TAO preferida, ya sea Wordfast o cualquier otra.

 

#3. Con otras herramientas TAO

Al igual que Wordfast Pro, existen otras herramientas TAO para traducir un archivo PDF. Es otra opción que merece la pena tener en mente, ya que a lo mejor prefieres trabajar con Trados Studio o memoQ.

Aunque puede ser una cuestión de gustos, lo ideal es que te limites a la opción que menos tiempo te quite y menos complicaciones te de. En caso contrario, solo te queda una cuarta posibilidad.

 

#4. La rendición

La último opción, llamada «bandera blanca, me rindo», consiste en abandonar toda esperanza de extraer el texto, tras decenas de intentos frustrados, y hacer la traducción de forma completamente «artesanal», creando un documento de texto en blanco para ir escribiendo la traducción según leamos a quemarropa el PDF de origen. No resulta de lo más productivo, sinceramente.

Pero ¿esto no va de Wordfast Pro? ¿Nos servirá para traducir un PDF?

Pues, mira, ahora que preguntas: gracias a una nueva tecnología de extracción de texto, Wordfast Pro 5 te permite trabajar directamente con archivos PDF y crear proyectos de traducción editables sin necesidad de recurrir a herramientas de terceros.

 

Pasos para traducir un archivo PDF con Wordfast Pro

Nada más fácil: en la pantalla de bienvenida de Wordfast Pro (la lista de proyectos), es suficiente con arrastrar a cualquier parte de la pantalla el archivo PDF desde nuestro Explorador.

Inmediatamente, Wordfast reconocerá el archivo y nos aparecerá la ventana emergente para crear un Nuevo Proyecto, en la que definiremos el par de idiomas y el resto de detalles relativos a la TM, glosarios y recursos adicionales.

El editor de traducción nos mostrará directamente el texto, listo para editar, y al terminar nuestro trabajo podremos guardar el documento traducido, que mantendrá el formato del PDF original.

Fácil, ¿verdad?

Dada la diversidad de formatos y estándares PDF, el sistema no es infalible, pero se puede decir que Wordfast Pro 5 es capaz de trabajar con la gran mayoría de archivos PDF compuestos de texto, tablas y gráficos sin necesidad de complicarnos con conversiones, extracciones y reconversiones.

Se acabaron las complicaciones a la hora de trabajar con archivos PDF, ¿por qué no lo compruebas con la versión de prueba gratuita de Wordfast Pro 5?

Y, si te has quedado con ganas de más y quieres controlar Wordfast Pro al 100 %, matricúlate en nuestro curso online de Wordfast Pro y conviértete en un experto en pocas horas.

Tan poquitas como tú quieras, porque en este curso podrás elegir cuánto tiempo dedicará el profesor completamente a ti y a nadie más.

¿Te suena bien?

Nos vemos en el próximo #QATAOtip

 

 

#QATAOtip 6 – Controla tus términos y dominarás la traducción con QA Distiller

#QATAOtip 6 – Controla tus términos y dominarás la traducción con QA Distiller

Seguro que todos coincidimos en que una de las partes más importantes y más difíciles de dominar en nuestra profesión son los términos.

Y no hablo solo de la ardua tarea de formación e investigación que hay detrás de todo buen traductor especializado, sino también de la importancia de elegir los términos adecuados y de ser capaces de mantenerlos a lo largo de todo un proyecto.

Y es que, aunque estemos seguros de que nuestros términos sean correctos, nunca viene mal tener la opinión de los expertos: algún Ministerio, del FMI, etc.

 

Con QA Distiller podrás comprobar tus términos con los de las grandes instituciones

¿Cómo podemos revisar de forma rápida que escogemos y mantenemos los términos correctos?

Una de las grandes ventajas que ofrece QA Distiller es poder comparar tus traducciones con glosarios para revisar que utilizas los términos del glosario. Esta función se suele utilizar para comprobar que en nuestra traducción utilizamos los mismos términos que los dados previamente por el cliente. Pero, ¿y si vamos un paso más allá?

Existe una infinidad de organismos oficiales que ofrecen glosarios bilingües gratuitos en sus páginas web. Son de gran utilidad para términos con los que dudemos porque están preparados por profesionales del sector y avalados por la notoriedad de la institución que los publica.

Sin embargo, suelen ser demasiado grandes, lo que nos quita mucho tiempo al consultarlos.

¿Ya te has dado cuenta de por dónde vamos?

Es tan fácil como meter la base de datos en QA Distiller, darle a analizar y… ¡tachán! Por arte de magia tendrás un informe con los términos que no aparecen en esos glosarios. Además, esta funcionalidad se puede utilizar para revisar que hayas mantenido los mismos términos durante todo un proyecto.

 

¿Y si trabajamos varios traductores en el mismo proyecto?

Lo anterior puede parecer fácil, pero ¿qué pasa si el proyecto dura varios años o si trabajáis varios traductores a la vez?

Con QA Distiller es tan sencillo como importar un glosario de Excel y darle a analizar. En dos minutos podrás revisar todos tus términos, sin importar la cantidad de archivos o palabras.

Y lo mejor para el final… Lo que nos gusta personalmente de QA Distiller: puedes cambiar los textos desde el programa. No tienes que abrir y cerrar archivos, todo en una misma interfaz.

En definitiva, QA Distiller ofrece un sinfín de oportunidades para revisar los términos de tus traducciones. Desde utilizar glosarios externos, hasta comprobar la coherencia de tus textos. Los clientes agradecen que el uso de los términos sea coherente y preciso (y ya si además te aseguras de que todo está tal y como a tu cliente le gusta, mejor).

Y por experiencia podemos asegurar que un cliente contento es un cliente que vuelve.

¿Quieres aprender a manejar QA Distiller en horas?

Echa un vistazo a nuestro curso online de QA Distiller por videoconferencia. Te sorprenderás del tiempo que ahorras revisando la calidad de tus traducciones y lo bien que puede sentarle eso a tu bolsillo.

Nos vemos en el próximo #QATAOtip.

 

 

#QATAOtip 5 – Recicla y reaprovecha tu trabajo con los LiveDocs de memoQ

#QATAOtip 5 – Recicla y reaprovecha tu trabajo con los LiveDocs de memoQ

Ya tengas más o menos experiencia profesional, seguro que en tu disco duro tienes trabajos previos de los que estás orgulloso (y no es para menos).

¿No es una pena que se queden ahí, desapercibidos, y que no les saques un mayor partido?

Los LiveDocs de memoQ pueden darle una nueva vida a esos recursos que tienes guardados en alguna subcarpeta, lejos del mundanal ruido.

 

¿Qué son los LiveDocs de memoQ?

Si estás familiarizado con el concepto de «corpus», enseguida te harás una idea de lo que son los LiveDocs.

Dicho en pocas palabras, los LiveDocs son contenedores de archivos a los que puedes añadir documentos con la finalidad de reaprovechar ese trabajo de proyectos antiguos para que los nuevos también tengan tu toque personal.

Al igual que las memorias de traducción o glosarios, puedes crear un corpus por cliente, por campo de especialidad o siguiendo cualquier otro criterio.

Si vinculas un LiveDocs a uno de los proyectos en los que estés inmerso, memoQ buceará en ese mar de archivos e intentará dar con sugerencias que no solamente agilizarán tus traducciones y correcciones, sino que garantizarán que seas coherente contigo mismo (¡con lo que cuesta!).

 

¿Qué diferencia hay entre los LiveDocs y una memoria de traducción?

A diferencia de una memoria de traducción, en los LiveDocs puedes incluir no solamente archivos bilingües, sino también monolingües, ya sea en forma de originales, traducciones existentes o material de referencia.

Además, si dispones de pares de documentos de proyectos previos, pero no cuentas con una memoria de traducción, usa LiveDocs para alinear dichos pares y así tu trabajo no caerá en saco roto.

Como no podía ser de otra forma, memoQ no decepciona: cuando no son sus vistas, son sus filtros, por ejemplo los filtros en cadena o de texto delimitado. Y eso por mencionar algunos

Ahora con LiveDocs te permite compartir con otros profesionales la totalidad del corpus o solo los archivos que quieras, de modo que todos contarán con las mismas herramientas en esos proyectos, grandes o pequeños, en los cuales es un factor determinante que todos trabajen en equipo en las mejores condiciones.

Si quieres aprender a utilizarlos o, simplemente, quieres aprender desde cero a manejar esta herramienta de traducción, echa un vistazo a nuestro curso online de memoQ por videoconferencia.

Gracias a los bonos de horas, aprenderás memoQ en un plis y sin apenas esfuerzo (pondrás toda tu atención en las clases en directo y en realizar los ejercicios que te ponga el profesor para practicar lo aprendido).

¿Qué? ¿Te animas?

Nos vemos en el próximo #QATAOtip.

 

 

#QATAOtip 4 – ¿Para qué sirven los complementos de Trados Studio?

#QATAOtip 4 – ¿Para qué sirven los complementos de Trados Studio?

Por si no fuera bastante con todas las funciones que Trados Studio trae de serie, en la AppStore de SDL tienes complementos para dar y tomar.

Si echas algo en falta en Studio, es muy probable que ya exista un complemento que solvente esa necesidad. Y lo mejor de todo es que la gran mayoría de ellos son gratuitos. Inicia sesión con tu cuenta y explora el catálogo hasta encontrar lo que busques.

 

Haz de todo con los complementos de Studio

Bookmarks

¿Alguna vez te has quedado estancado en un segmento y has decidido traducirlo más tarde? ¿O quizás hay un juego de palabras que quieres revisar más adelante? ¿O simplemente has acabado de trabajar por hoy y quieres saber en qué segmento te has quedado?

Todas estas situaciones se pueden solucionar si usas el complemento Bookmarks, que crea marcadores en los segmentos que quieras, como si estuvieras utilizando un marcapáginas.

Ya no necesitas recurrir al papel y al bolígrafo o a otro tipo de recordatorios.

 

Glossary Converter

Seguro que también hay veces en que has pensado que podrías gestionar la terminología de un modo más eficaz. La licencia de Studio incluye Multiterm, pero no es el programa más intuitivo del mundo.

El complemento Glossary Converter pone fin a los quebraderos de cabeza, al mismo tiempo que convierte tus viejos glosarios en bases de datos terminológicas que podrás actualizar y mejorar a medida que vayas traduciendo.

 

TermExcelerator

¿Y si no quieres decir adiós a tus fieles hojas de Excel?

No hay problema.

Gracias al complemento TermExcelerator, podrás usar tus glosarios sin tener que preocuparte de conversiones entre formatos, al tiempo que los actualizas con los nuevos términos que salgan al paso.

 

SDLXLIFF Toolkit

Todos sabemos lo frustrante que puede llegar a ser hacer cambios de estado de varios segmentos o buscar y reemplazar la traducción de un término en un proyecto compuesto de varios archivos, ya que tenemos que ir uno a uno.

Sin embargo, el complemento SDLXLIFF Toolkit permite hacer dichas operaciones en bloque, lo que asegura que todos esos cambios lleguen a los archivos que necesitemos.

Estos complementos solo son una pequeña muestra de lo que seremos capaces de hacer en la Appstore de SDL. Atrévete a adentrarte en ella y descubrirás funciones nuevas de Studio que no estaban ni en tu imaginación.

Aunque hablando de funciones… No todo van a ser complementos, ¿no?

 

Actualiza tus traducciones con los cambios más recientes con Retrofit

¿Cuántas veces has hecho cambios en una traducción directamente en Microsoft Word tras haber exportado el archivo de destino?

Es muy habitual que nos topemos con erratas, frases o términos que queramos enmendar tras leer y revisar la traducción en su contexto, o puede que el cliente haya añadido algunas variaciones a nuestro trabajo.

Está claro que copiar los segmentos corregidos y pegarlos de vuelta en el archivo SDLXLIFF uno a uno no es una opción, ya que es un proceso tedioso y no libre de errores.

Sin embargo, ¿verdad que sería útil que pudiéramos aprovechar esos cambios para que queden guardados en el archivo bilingüe y en nuestra memoria de traducción?

En estas situaciones es donde la función Retrofit de Trados Studio viene que ni pintada.

Siguiendo unos sencillos pasos, podremos incorporar todos estos cambios a los archivos bilingües SDLXLIFF incluso después de haber entregado la traducción.

Tras importar el archivo de destino actualizado, Studio nos dejará decidir si queremos actualizar el archivo bilingüe y después incorporará los cambios según nuestro criterio, los cuales señalará utilizando el control de cambios, tal y como se haría normalmente en Microsoft Word.

Como no todas las modificaciones tienen por qué ser válidas ni tampoco de nuestro agrado, podremos decidir si las aceptamos o las rechazamos, bien sea de una en una o bien en bloque.

De esta forma, al final del proceso todos nuestros archivos bilingües quedarán actualizados según convenga y podremos enviar las nuevas traducciones a nuestra memoria de traducción.

Gracias a Retrofit, siempre estaremos seguros de que todas las traducciones, incluso las de ultimísima hora, se hallan en nuestro poder.

Ya no tendremos que perder tiempo y desesperarnos buceando entre decenas de archivos de destino en búsqueda de esos cambios inesperados que llegaron en el último momento si en el futuro queremos consultar esos cambios.

Y para no perder el hilo, esto es todo lo que puedes hacer con otras de las funciones de Trados Studio:

 

¿Te parece poco?

Pero, ¿cómo? ¿Después de todo esto no utilizas Trados Studio en tus proyectos de traducción?

¿Es porque no quieres o porque no sabes?

Si has respondido lo primero, pues no tenemos excusa. Para gustos, los colores. Será por herramientas TAO. 🙂

Aunque si has respondido la segunda, te presentamos nuestro curso online de Trados totalmente personalizado y por videoconferencia.

Sí, lo que oyes, tú y el profesor solos: explicaciones en directo, grabación de las clases, ejercicios prácticos, etc.

Ya no hay excusas: no dejes pasar ni un día más sin aprender esta herramienta TAO y aprovecha todo lo que ofrece Trados Studio en tu trabajo.

Nos vemos en el próximo #QATAOtip

 

 

#QATAOtip 3 – Crea tus propios glosarios personalizados con Wordfast Pro

#QATAOtip 3 – Crea tus propios glosarios personalizados con Wordfast Pro

En otras ocasiones te hemos contado cómo sacarle partido a Wordfast Pro para traducir archivos PDF (además de otras herramientas TAO).

Hoy hablaremos de cómo crear tus propios glosarios personalizados con esta herramienta y olvidarnos de tener un sinfín de ventanas abierta para consultar términos.

Todas las versiones de Wordfast Pro son capaces de trabajar con glosarios personalizados, lo que facilita enormemente la tarea de búsqueda de terminología adecuada a los traductores, especialmente cuando tratamos con textos especializados en los que el uso de los términos adecuados, aprobados por el cliente o bien por la norma general en el sector, resulta esencial para producir un trabajo de calidad.

 

Cómo crear un glosario personalizado con Wordfast Pro

Con la nueva versión de Wordfast Pro 5 podemos crear sobre la marcha un glosario a partir de cualquier documento, e ir enriqueciéndolo, añadiendo o modificando términos, según vayan apareciendo.

¡¿Cómo?!

¿Ya no es necesario tener abierto un documento separado con el glosario para ir consultándolo cada vez que nos surge una duda?

Pues no, nunca más.

El glosario nos aparecerá, de forma predeterminada, en la esquina inferior derecha de nuestro ambiente de trabajo.

Así, cada vez que abramos un segmento para traducirlo, además de las sugerencias de la TM que aparecerán debajo de la clásica pantalla dividida, veremos al lado los términos presentes en todo el segmento y podremos añadirlos a nuestra traducción directamente haciendo doble clic en el propio término dentro del recuadro del glosario.

Cuando nos aparezcan varios términos en un mismo segmento, podemos navegar entre ellos con la barra de desplazamiento, o bien usar los atajos de teclado para elegirlos e incluso añadirlos sin necesidad de movernos del segmento que estamos traduciendo.

Cómodo, ¿verdad?

 

¿Cómo añadir o modificar términos de un glosario personalizado en Wordfast Pro?

Como todos los traductores sabemos por experiencia, ningún glosario es completamente exhaustivo.

Por eso es más que probable que, a medida que traducimos un nuevo documento, nos aparezcan términos nuevos, o bien necesitemos modificar la traducción que aparece en el glosario.

Ningún problema.

Para añadir o modificar términos nuevos, nada más fácil que seleccionar con el ratón el término en el idioma de origen, la traducción que le hayamos dado en el segmento de nuestro idioma y, pulsando CTRL+ALT+T, se nos abrirá la ventana de edición de términos para crear o modificar nuestra aportación al glosario.

 

Vaya, ¿algo más que deba saber sobre Wordfast Pro y glosarios?

¿Esto es todo?

¡No! Podemos hacer nuestro trabajo aún más cómodo y práctico.

Como en toda herramienta TAO que se precie, Wordfast Pro posee una función de Auto-Suggest, que nos permite ver las palabras que podemos introducir según vamos traduciendo.

Las sugerencias se pueden personalizar completamente, y entre los elementos que Wordfast Pro nos sugerirá, además de segmentos de la TM, aparecerán también los términos del glosario siempre que hayamos marcado la opción en la configuración correspondiente.

Por si fuera poco, en las Preferencias (F9) de Wordfast Pro podremos marcar una opción para que los términos presentes en cualquiera de los segmentos activos se nos muestren resaltados respecto al resto.

De esta forma, será prácticamente imposible que se nos escape alguno.

Gracias a la gestión ágil e intuitiva de la terminología que nos ofrece Wordfast Pro, nos resultará muy fácil mantener en orden y aplicar correctamente todos los vocablos especializados en cualquier proyecto de traducción, por complicado que sea.

¿La mejor manera de gestionar el uso de estos glosarios? Ir probando combinaciones de todas las opciones para ver cuál se ajusta mejor a tu método de trabajo.

Esperamos que este #QATAOtip te haya resultado interesante y, si quieres saber más y aprender a manejar Wordfast Pro 5 como un profesional, te invitamos a echarle un vistazo a nuestro curso online de Wordfast Pro.

Más que nada porque no es un curso cualquiera, no. Es tu curso, es decir, un curso totalmente personalizado a lo que necesitas aprender y por videoconferencia para que nos pongamos cara. 🙂

Nos vemos en el próximo #QATAOtip.

 

 

#QATAOtip 2 – Cambia de perfil como de pijama con QA Distiller

#QATAOtip 2 – Cambia de perfil como de pijama con QA Distiller

Si llevas un tiempo dedicándote al mundo de la traducción, ya te habrás dado cuenta de que cada cliente tiene sus particularidades.

A unos les gusta organizar reuniones continuamente y a otros no les gusta salir del mundo electrónico.

Lo mismo pasa con las preferencias lingüísticas de sus encargos. La variedad puede ir tanto de puristas que quieren que sigas las normas de la RAE estrictamente, hasta pragmáticos que no quieren oír hablar de las academias lingüísticas, pasando por esos clientes que utilizan una guía de estilo propia de 200 páginas.

Pero, ¿cómo podemos asegurarnos de que todo está a gusto del cliente?

 

Utiliza varios perfiles en QA Distiller para revisar las preferencias específicas de cada cliente

Con QA Distiller es muy fácil revisar las preferencias específicas de cada cliente.

Simplemente tendremos que crear un perfil para el cliente y cambiar los ajustes de la herramienta para que revise estas particularidades.

Imagina que tu cliente quiere que utilices un tipo de comillas en particular o una forma concreta de escribir los números. Con QA Distiller puedes revisar que no se te pase nada de esto, entre otras muchas opciones.

Una vez conozcas los ajustes de QA Distiller, no tardarás más de 10 minutos en ajustar el perfil al cliente (todos sabemos lo importante que es aprovechar tu tiempo) y podrás guardarlo para futuros proyectos.

 

¿Qué pasa si tengo varios clientes que me envían proyectos de forma regular?

Muy fácil, con tan solo tres clics podrás cambiar de perfil.

Así de rápido.

Además, podrás guardar tantos perfiles como necesites. No tendrás que volver a leer las guías de estilo para recordar las preferencias de tus clientes, QA Distiller las guarda para ti.

 

¿En resumen?

Si ya QA distiller nos brindaba la posibilidad de tomar el control de nuestros términos en una revisión, ahora es el turno de dominar los gustos de nuestros clientes como si fueran los nuestros.

Cada cliente tiene sus preferencias y QA Distiller te permite tener perfiles ilimitados que podrás cambiar fácilmente. Con esta herramienta podrás ahorrar tiempo y asegurarte de que no se te pasa ningún detalle. Esto ofrece un valor añadido a nuestras traducciones, ya que los pequeños detalles son a veces los que marcan la diferencia.

Y es que, como dice el refrán: «para gustos, los colores».

Ahora llega la pregunta importante: ¿quieres aprender a utilizar QA Distiller como herramienta de control de calidad en tus traducciones?

A través de nuestros bonos de formación por horas, puedes formarte con un curso online de QA Distiller totalmente personalizado para ti y acorde a tus necesidades. Solo tienes que escribirnos para explicarnos qué necesitas y nosotros te contamos el resto.

Nos vemos en el próximo #QATAOtip

 

 

#QATAOtip 1 – Toma el control de tus archivos con las vistas de memoQ

#QATAOtip 1 – Toma el control de tus archivos con las vistas de memoQ

Comenzamos una serie de entradas en las que compartiremos curiosidades y comentaremos algunas ventajas de usar herramientas de traducción asistida o de gestión terminológica y control de calidad dentro del proceso de traducción.

Allá vamos con el primer #QATAOtip: las vistas de memoQ.

 

¿Cómo funcionan las vistas de memoQ?

Gracias a las vistas de memoQ, tienes a tu disposición un sinfín de filtros avanzados aplicables no solo a cada uno de los archivos de un proyecto, sino también a varios o a todos a la vez según tus necesidades (o incluso a un rango de segmentos determinado). Así ahorrarás un tiempo valioso que podrás emplear en otras tareas más importantes.

Con las vistas de memoQ es posible filtrar segmentos según su estado, así como hacer búsquedas y sustituciones en bloque, pasar el control de calidad y solucionar de un plumazo todos los problemas del proyecto.

 

¿Qué se puede hacer con las vistas de memoQ?

  • Si en tus archivos hay muchos segmentos repetidos, ¿por qué no creas una vista de memoQ para que solamente los veas una única vez y que así puedas centrarte en tu trabajo? La propagación automática de memoQ hará los cambios en todos los segmentos repetidos y acabará con cualquier problema de coherencia en tus traducciones.
  • ¿Que tienes docenas de archivos diminutos? Fusiónalos en uno solo con una vista de memoQ y di adiós a los quebraderos de cabeza. Tener menos archivos equivale a una mayor agilidad en tu trabajo.
  • Las vistas de memoQ también facilitan la gestión y el trabajo en equipo en proyectos de traducción y de revisión. Si sientes que el proyecto es enorme y que el plazo de entrega se te echa encima, las vistas te ayudarán a agilizar esa carga. Puedes dividir los archivos más grandes en múltiples vistas según el número de segmentos o de palabras y repartirlas entre varios profesionales. De esta forma, todos trabajarán al mismo tiempo, sin estorbarse ni solaparse.
  • Además, dado que las vistas de memoQ se pueden exportar al formato MQXLIFF, compatible con otras herramientas TAO como SDL Trados Studio, no es necesario que todos los integrantes del equipo tengan memoQ. Cuando todas las vistas estén terminadas, memoQ las une directamente para que tengas un problema menos del que preocuparte. Rápido, fácil y para toda la familia.

Si quieres aprender todo esto y otras muchas funcionalidades de esta herramienta de traducción asistida, te invitamos a echar un vistazo a nuestro curso online de memoQ para traductores totalmente personalizado.

Donde y cuando quieras, tú y el profesor solos por videoconferencia. Más rápido y eficaz, imposible. 🙂

Ahora sí, aprovecha las vistas de memoQ y toma el control de tus proyectos de traducción.

Nos vemos en el próximo #QATAOtip.

 

 

Aprende a usar Trados Studio desde cero por Skype

Aprende a usar Trados Studio desde cero por Skype

Autor: José Manuel Manteca Merino (tutor de los cursos online de SDL Trados Studio y memoQ de Trágora Formación).

Hace menos de un año llegó al mercado la nueva versión de la herramienta TAO creada por SDL: SDL Trados Studio 2019.

Aparte de las habituales mejoras estéticas que suelen darse entre versión y versión, ahora se han añadido algunas funciones que, en combinación con otras ya existentes, nos ayudan a mejorar en la gestión de proyectos y en el intercambio de archivos entre varios colegas, incluso aunque no utilicen ninguna herramienta TAO.

 

¿En qué consisten estas mejoras?

Creación de proyectos simplificada

Una de las funciones menos atractivas de Trados Studio es la creación de proyectos, con demasiados pasos y opciones que en la mayoría de proyectos se descartan.

Por suerte, la versión 2019 trae de serie un asistente de creación de proyectos simplificado, el cual permite crear un proyecto con tan solo proporcionar los datos básicos (combinación de idiomas, archivos de origen y el nombre y la ruta del proyecto).

 

Actualización del archivo de origen a mitad de proyecto

No son pocos los casos de proyectos en que el cliente nos envía una versión actualizada o enmendada de nuestro archivo de origen a mitad de un proyecto o incluso al final, para que lo traduzcamos en vez del archivo de origen inicial.

Antes de la versión 2019 de Trados Studio, el proceso que había que seguir en estos casos no era todo lo claro que cabría esperar. Sin embargo, Trados Studio 2019 incluye una función para actualizar nuestro archivo de origen sin perder el trabajo que llevemos hecho.

 

Selección de todos los segmentos

Hasta la versión 2019, seleccionar varios segmentos para hacer cambios en Trados Studio no era lo más intuitivo del mundo. Ahora podemos marcar todos los segmentos de un archivo o que cumplan un criterio determinado con una simple combinación de teclas o con un botón.

Además de las funciones nuevas que incluye la versión de Trados Studio, aprenderás otras funciones avanzadas. ¿Hablamos de ellas?

 

Intercambio de archivos con un revisor

Trados Studio permite exportar nuestro archivo bilingüe como un archivo DOCX a dos columnas que podemos enviar a un revisor que no trabaje con Trados Studio. Asimismo, Trados Studio puede recuperar los cambios que hagamos directamente en el archivo de destino (por una revisión de estilo, por ejemplo).

En ambos casos, Trados Studio muestra los cambios en el respectivo archivo bilingüe usando el control de cambios, y nosotros decidimos si los aceptamos o los rechazamos. Así nos aseguramos de que nuestros archivos bilingües y memorias estén siempre actualizados.

 

Creación de bases terminológicas a partir de glosarios de Excel y alineación de archivos

Si vas a empezar un proyecto en Trados Studio para el que tengas material de referencia (traducciones previas en formato monolingüe, glosarios en formato de Excel, etc.), conviene que sepas llevar a cabo unos procesos de conversión para que puedas adaptar dicho material a tu proyecto de Trados Studio, de forma que solo trabajes en un programa y no tengas que estar constantemente consultando otras ventas.

 

Traducción y revisión de archivos procedentes de otras herramientas TAO

Si tu colega trabaja con memoQ, Wordfast u otra herramienta TAO, no te preocupes: te enseñaremos a lidiar con esas situaciones en SDL Trados Studio para que el proyecto llegue a buen puerto.

 

Gestión de memorias de traducción

Si un cliente te indica que se va a modificar la traducción asentada de un término o expresión para sus traducciones a partir de ahora, es recomendable que hagas el cambio en la memoria maestra de dicho cliente, pues así no habrá confusiones cada vez que Trados Studio te muestre una sugerencia de la memoria que contenga ese término.

 

Y no acaba aquí

No es la primera vez que le dedicamos un hueco a Trados Studio en nuestro blog para analizar cómo puede ayudarnos en nuestro trabajo. Echemos un vistazo:

Visto así, igual parece que vas a necesitar mapa y brújula para moverte con soltura al utilizar esta herramienta.

En realidad no hace falta tanto. Solo necesitas sacar unas horas, algo de atención y muchas ganas de aprender.

Con nuestro curso online de SDL Trados Studio puedes matricularte solo las horas que necesites. De esta forma, el tutor se centra en preparar las clases según los contenidos que tú quieras aprender.

Si quieres aprender a dominar Trados Studio desde cero, te esperamos en este curso.

 

 

XBench 2.9. Tu compañero de profesión infalible (y gratuito)

XBench 2.9. Tu compañero de profesión infalible (y gratuito)

Autora del artículo: Tamara Torrecillas

Imagina que tienes un texto para traducir y, como muchas veces ocurre, es para ayer.

No hay tiempo, hay que terminar a la velocidad de la luz y lo tenemos que enviar antes de que nos coma el plazo de entrega. Traducimos… y enviamos a tiempo.

¡Fiu…!

Pero nos da por abrir nuestra traducción y ¡ups!, nos encontramos conq ue se nos han colado in par de de erratas: hemos traducido la misma frase de dos formas distintas, se nos ha escapado algún doble espacio, nos hemos equivocado en algún numerito, nos hemos dejado alguna palabra (o frase) sin traducir…

Ah, sí, y las benditas etiquetas, que cuando utilizas una herramienta de traducción asistida, ojo como te hayas comido alguna.

Si la traducción es para un cliente directo, a lo mejor confía en ti y publica una traducción llena (exagerando o no) de fallos, o a lo mejor le echa un vistazo y… te quedas sin cliente.

Si es para una empresa de traducción, es muy probable que pasen su propio control de calidad, y aquí no hay más que hablar. Con lo difícil que es encontrar buenos clientes, estarás de acuerdo conmigo en que conservarlos (y tenerles contentos) es fundamental.

Pues bien, como dirían en La tienda en Casa:

«XBench ha llegado a vuestros ordenadores para haceros la vida más fácil. Con muy poco esfuerzo y sin afectar para nada a vuestros bolsillos, haréis que vuestras traducciones queden libres de erratas. XBench no engaña.»

Sin exagerar: XBench no es la solución definitiva a todos nuestros problemas, ya que, lógicamente, no piensa. No va a corregir cuestiones de estilo ni diferenciará entre más y mas, pero en muy poco tiempo te ayudará a detectar muchas de esas cosillas que se escapan a nuestros ojos cuando estamos ante un texto largo y denso y, además, tenemos prisa.

¿No prefieres enviar unos minutos más tarde y entregar una traducción limpia?

Tal vez pienses «yo no lo necesito; trabajo muy bien y leo y releo lo que escribo mil veces».

Pues desde aquí, querido lector, mi respuesta es de lo más obvio: no somos máquinas y a veces, con la presión, nos olvidamos hasta de lo más básico (como pasar el corrector ortográfico).

¿Esto quiere decir que no soy tan bueno como pensaba?

Claro que no. Quiere decir que la realidad no siempre es ideal. Por eso (y por mucho más), no hay razón para subestimar la ayuda de una herramienta que, a cambio de nada, nos ayudará a ofrecer un trabajo mejor.

Si quieres aprender a usar esta herramienta en un tiempo récord y asegurar que tus traducciones no espantan clientes, ¿por qué no le echas un ojo al curso online de Xbench?

Trabajarás mano a mano con tu profesor utilizando la versión gratuita, que da para mucho, hasta que domines esta herramienta con maña y soltura. El resto es ponerle ganas. 🙂

 

 

Ventajas de revisar una traducción con QA Distiller

Ventajas de revisar una traducción con QA Distiller

Autor del artículo: David Calero (profesor del curso online QA Distiller)

QA Distiller es uno de los programas indispensables para el traductor profesional.

Este programa forma parte de las llamadas herramientas de control de calidad (o herramientas QA), con las que podemos analizar nuestras traducciones de forma rápida para asegurarnos de que no contienen ningún error.

Esta herramienta ha sido desarrollado por Yamagata, una empresa creada en Japón en 1906 que actualmente tiene una importante presencia en Asia, Estados Unidos y Europa, y cuya tecnología se utiliza en las agencias de traducción de todo el mundo.

 

¿Para qué se utiliza exactamente QA Distiller?

Las posibilidades de esta herramienta son enormes, nos permite analizar una traducción en diferentes niveles para detectar los errores y asegurar así su calidad.

Los errores que nos ayuda a detectar son muy variados, pero cabe destacar su capacidad para analizar incoherencias en las traducciones, algo especialmente útil para grandes proyectos.

Además, también nos permite detectar segmentos no traducidos, números incorrectos, dobles espacios, paréntesis sin cerrar o incluso errores de formato, entre otros muchos.

 

¿Qué lo diferencia de otros programas de control de calidad?

QA Distiller es, sin duda, la herramienta de revisión de traducciones más avanzada del mercado.

Son muchas las características que la diferencian de sus competidores, pero lo más destacable es la capacidad de adaptación a tus proyectos. Se puede configurar el programa de forma que los análisis sean más precisos para el proyecto en el que estamos trabajando.

Por ejemplo, podemos añadir palabras que no se deberían traducir, definir la extensión de las palabras clave o determinar formatos predeterminados para los números. Esta característica minimiza el número de falsos errores, solucionando así uno de los problemas de las primeras versiones de estos programas.

Además, se pueden crear varios perfiles para guardar diferentes configuraciones del programa. Esto nos permite ahorrar mucho tiempo, puesto que podremos personalizar el programa para cada uno de nuestros proyectos y seguir utilizándolo hasta finalizar el proyecto.

Otra característica destacable de QA Distiller es la posibilidad de editar los textos directamente desde la interfaz del propio programa. Una funcionalidad muy útil, puesto que no tendrás que molestarte en abrir los archivos y buscar los errores en el programa de origen para corregirlos. La interfaz es muy sencilla y con un simple clic podrás corregir un error concreto o incluso varios errores de la misma categoría a la vez.

Con la configuración adecuada, se podrán incluso corregir varios errores en múltiples archivos de forma automática. Por ejemplo, si varios números aparecen separados por espacios (1 000) y queremos separarlos por puntos (1.000), podremos corregir todos los errores en un solo clic.

Por último, QA Distiller dispone de uno de los sistemas de reconocimiento de archivos más completo. Reconoce archivos bilingües tanto creados de una simple alineación, en formato TMX, como creados con los diferentes programas de traducción (SDL Trados Studio, memoQ, Déjà Vu…) y, además, analiza archivos en más de 70 idiomas.

En resumen, QA Distiller nos aporta un valor añadido a nuestro trabajo.

Como traductores profesionales, tenemos que trabajar rápido para aumentar nuestra rentabilidad, pero no nos podemos permitir que se nos escape ningún detalle que ponga en duda la calidad de las traducciones.

QA Distiller te ayudará a analizar las traducciones de forma rápida y eficaz. De esta forma, podrás ahorrar tiempo en la última fase de revisión y te asegurarás de entregar tus traducciones con la máxima calidad.

Si quieres aprender sobre esta herramienta te invitamos a echarle un vistazo al curso online de QA Distiller donde te explicaremos, paso a paso y por Skype, cómo utilizarla y sacarle el máximo partido posible.

 

 

memoQ como herramienta de traducción

memoQ como herramienta de traducción

En el mercado existen varias herramientas de traducción y a la hora de invertir en una de ellas (o en formación sobre alguna en concreto) siempre nos asalta la duda de cuál cubrirá mejor nuestras necesidades.

Una de estas herramientas es memoQ. Desde el lanzamiento de la primera versión en 2005 hasta la actualidad, la popularidad de memoQ no ha dejado de crecer y actualmente es una de las herramientas de traducción más usadas del mundo.

El éxito de memoQ radica en las ventajas que aporta a la hora de traducir, que permiten aumentar tanto nuestra productividad como la calidad de nuestro trabajo.

En primer lugar, memoQ ofrece compatibilidad con archivos bilingües y paquetes de otras herramientas de traducción. De este modo, podremos traducir o revisar paquetes o archivos de SDL Trados Studio, Wordfast o Transit.

Además, es una herramienta muy intuitiva, que nos permite trabajar más rápido y obtener grandes ventajas.

Algunas de las principales funciones que ofrece son las siguientes:

 

Mejor aprovechamiento del material ya traducido

No solo podremos consultar la TM de traducción, también podremos crear un corpus con textos traducidos anteriormente y material de referencia (LiveDocs) para consultarlo a medida que trabajamos o configurar uno de los motores de traducción automática que integra memoQ.

 

Mayor coherencia terminológica y un mejor control de calidad

Es muy fácil y rápido importar nuestros glosarios en formato Excel, CSV o Multiterm a memoQ y más rápido es aún introducir términos en el glosario a medida que traducimos.

memoQ controla la calidad de la traducción cada vez que confirmamos un segmento y nos avisa si hay errores de números, dobles espacios, errores de puntuación, términos que no siguen el glosario, errores ortográficos, etc.

La configuración de los controles de calidad puede personalizarse y podremos comprobar nuestra traducción en cualquier fase del proceso, incluso podemos generar informes de control de calidad.

 

Proceso de traducción más ágil

Tanto la creación de proyectos como la importación de paquetes de proyectos pueden realizarse con unos pocos clics.

memoQ nos permite también crear plantillas de proyectos, con las que podremos automatizar tareas (como analizar archivos o pretraducir).

Aparte de esta función, contamos con otras muchas características que nos facilitarán nuestro trabajo (filtros, texto predictivo, función de búsqueda en Internet, comentarios, vistas) y si tenemos una licencia de memoQ podremos usar de forma gratuita Language Terminal, donde podremos llevar un seguimiento de nuestros proyectos.

 

Control de cambios e historial de versiones

Es muy fácil ver los cambios que se hayan realizado tanto en el archivo original como en la traducción (a partir de las revisiones). Y podremos ver para cada segmento un historial de las distintas versiones.

 

Gestión de los recursos terminológicos

En la misma herramienta podremos crear, editar, exportar o importar memorias de traducción o bases de terminológicas y alinear archivos ya traducidos para crear memorias de traducción.

 

¿Y por qué memoQ y no otra herramienta?

Hay muchos motivos por los que este software se ha abierto un hueco por derecho propio en el competitivo mercado de los entornos de traducción asistida. Por nombrar algunas, aquí tienes las que nos parecen más importantes:

 

Mayor productividad

En un mismo equipo y configuración, memoQ se ejecuta con mayor rapidez y soltura que las herramientas de la competencia.

Además, cuenta con un diseño que permite la incorporación de las sugerencias procedentes de diferentes recursos (memorias de traducción, bases terminológicas, complementos de traducción asistida, etc.) con tan solo un clic o una combinación de teclado.

O dicho de una forma que todos entendemos mejor: más palabras por hora con la misma calidad.

 

Menor coste

Podemos conseguir memoQ Translator Pro por solo 620 €, frente a los 895 € de su competidor directo, SDL Trados Studio 2014 Freelance Plus. El precio incluye 4 horas de soporte gratuito y actualizaciones gratuitas durante el primer año.

Además, podremos instalar dos copias del mismo software utilizando la misma licencia, sin que sea necesario adquirir una actualización para ello.

 

Que las musas nos inspiren

Si tuviéramos que quedarnos con alguna de las funciones de memoQ, elegiría Musas. Se trata de una característica de autocompletado que podemos configurar según nuestras necesidades.

Gracias a la función de Musas, a medida que traduzcamos, memoQ nos ofrecerá una serie de sugerencias entre las que podemos elegir, lo que nos permitirá reducir el tiempo que dedicamos a teclear.

 

Language Terminal

Esta plataforma de gestión asociada a memoQ es el complemento ideal para trabajar con el software, ya que nos permite, entre otras tareas, contar con un registro de los proyectos que hemos realizado, elaborar presupuestos y enviarlos a clientes, así como realizar copias de seguridad del trabajo que tenemos entre manos. Todo ello de forma gratuita.

 

Ommmmmmmmmmmm

Si estáis en mitad de un proyecto inacabable y el estrés está acabando con vuestros nervios, Kilgray ha pensado en todo: pulsad el botón Z en y una música oriental os ayudará a concentraros y a meditar. ¡No es broma!

En definitiva, gracias a las funciones de memoQ podremos agilizar cada fase del proceso de traducción, desde la recepción y organización del trabajo hasta la entrega final al cliente.

Si deseas sacarle el máximo partido a memoQ, aprovecha el curso online de memoQ de Trágora Formación y aprende a usar las funciones y características que más necesites.

 

 

20 + 1 herramientas de productividad para traductores

20 + 1 herramientas de productividad para traductores

El tiempo es oro y ahora más que nunca.

Cuando trabajas desde casa, es difícil separar el trabajo de tu vida diaria. Incluso, a veces, se solapan y no distinguimos las horas que dedicamos a cada uno.

El problema es que, cuando eso ocurre, nuestras horas de trabajo se alargan, pero nuestra productividad se desploma.

Imagínate que te dieran 5 horas para hacer algo que podrías terminar en 1 y por el mismo precio. No sería muy buena idea perder tanto tiempo, ¿no?

Precisamente por eso la productividad es una de las tareas pendientes de muchos trabajadores autónomos. Quizás es tu caso.

¿Cuánto tiempo sueles pasar traduciendo al día? ¿Lo sabes? ¿Ese tiempo te resulta rentable realmente?

El tiempo es nuestro mejor recurso. Por suerte, hay aplicaciones y herramientas que nos ayudan a aprovecharlo al máximo.

Hoy te traemos una lista con nuestras 20 herramientas de productividad para traductores favoritas (¡y una de regalo!).

Si no quieres perder más el tiempo y quieres apuntarte los mejores recursos para ser un traductor más productivo, empezamos.

 

Herramientas de productividad para traductores:

#01. Any.do

Any.do es un potente gestor de tareas con un diseño muy claro y sencillo. Aunque diríamos que gestor de tareas se le queda algo corto, ya que esta herramienta incluye calendarios, listas, recordatorios, agenda y planificadores diarios, etc.

Cuenta con reconocimiento de voz y con una lista de tareas comunes que te ahorrarán un buen rato. Es una herramienta completísima, por lo que te recomendamos que le eches un vistazo, la pruebes y juegues un poco con ella. Es muy fácil cogerle cariño.

Es gratuita y está disponible para la mayoría de dispositivos.

Como dicen en su página web, «nunca ha sido tan fácil organizar tu vida».

 

#02. Todoist

Aquí tienes otro recurso para crear listas y gestionar tus tareas diarias: Todoist.

Se asemeja mucho a Any.do, aunque es un algo menos intuitiva.

Te permite diferenciar tus tareas por colores y prioridad, así como crear gráficas y estadísticas de tu productividad (algo que te va a tentar más de lo que te gustaría).

 

#03. StayFocusd

Bonito nombre para una herramienta de productividad, ¿verdad?

StayFocusd es una extensión para Chrome que te ayuda a bloquear las páginas web que tú especifiques para evitar el mayor número de distracciones posible mientras trabajas.

Si te cuesta decirle que no a las redes sociales, esta herramienta les declara la guerra por ti.

 

#04. Rescue Time

Vale, Rescue Time es el dedo acusador de la productividad, como una pequeña Señorita Rottenmeier cuando no te portas bien.

Esta herramienta analiza el tiempo que pasas en cada página web y crea gráficas con esos datos.

Es muy útil a la hora de comprobar cuánto tiempo le dedicas a distintas tareas de tu día a día, como puede ser revisar el correo electrónico o simplemente echarle un ojo a tus redes sociales.

Así que, si estás pasando mucho tiempo en Twitter últimamente, recuerda que Rescue Time te vigila.

 

#05. Toggl

Toggl es otra herramienta para medir tu uso del tiempo, aunque de esta puedes sacar mucho más partido.

Mientras Rescue Time se limita a medir el uso que haces de tu tiempo en internet, Toggl pide un poquito más de implicación por tu parte.

Con esta herramienta puedes registrar las tareas en las que trabajas y controlar el tiempo que le dedicas con su cronómetro. Además, te permite asignar proyectos, clientes y un valor económico a cada tarea.

El objetivo no es otro que ayudarte a conocer la rentabilidad de tu tiempo y tu trabajo.

¿Sabes cuánto vale una hora de tu tiempo? Pues igual deberías empezar por averiguarlo.

Es gratuita y, por supuesto, puedes utilizarla en tu dispositivo móvil.

 

#06. Trello

Trello es el gestor de proyectos por excelencia. En cualquier artículo sobre productividad que leas, lo mencionarán.

Es muy sencilla de utilizar y cuenta con una interfaz muy visual y flexible. Te permite tener controlado cualquier proyecto de un vistazo rápido.

Incluye muchas funcionalidades (listas, notas y comentarios, documentos adjuntos, fechas de vencimiento, etc.), de las que destacaríamos la posibilidad de integrarlo con otras herramientas, como Google Calendar (la combinación perfecta).

 

#07. Kanban Flow

Kanvan Flow es muy similar a Trello. Se trata de una herramienta de gestión de proyectos simplificada y la mencionamos porque tiene un añadido muy interesante.

Esta herramienta cuenta con un reloj Pomodoro, basado en la técnica Pomodoro, que te ayuda a controlar mejor tu productividad con lapsos de tiempo recurrentes de trabajo y descansos.

 

#08. MindMeister

Si a la hora de organizarte, te van más lo mapas mentales que las listas, MindMeister es lo tuyo.

En su versión gratuita, puedes crear hasta 3 mapas mentales y ofrece bastantes plantillas prediseñadas por si quieres ahorrar algo de tiempo (de eso va la historia, ¿no?).

 

#09. Google Calendar

Esto es una lección que hay que grabarse a fuego: nunca dejes de usar Google Calendar.

Puedes añadir eventos a tu calendario desde el correo, recibes notificaciones y recordatorios, te facilita la tarea de añadir eventos recurrentes y tantas, tantas cosas más.

Google Calendar es como tener a una personita detrás de la pantalla dispuesta a echarte una mano con todo.

 

#10. Notion

Notion es una potente herramienta con una increíble cantidad de funciones que no sabríamos empezar a describir. Es como tener Google Drive, Trello, Google Calendar y Dropbox en el mismo sitio. Todo en uno.

Digamos que es un gestor de tareas extremadamente eficiente. Con Notion puedes crear bases de datos, calendarios, notas, galerías, equipos compartidos y mucho más.

Todo lo que te expliquemos se quedará corto, así que lo mejor es que saques 5 minutos de tu día y pruebes la herramienta en la práctica. Cuidado, que engancha. 🙂

 

#11. Mailtrack

Esta te vendrá bien cuando te toque perseguir a algún cliente pasota.

Mailtrack es una herramienta para Gmail que sirve para comprobar la actividad de los mensajes que envías por correo electrónico. Es decir, te avisa de si tus correos se han abierto o no.

¿Y lo mejor? Es gratis.

 

#12. Boomerang

Otra más para correos electrónicos.

Boomerang te será útil para programar que un mensaje se envíe a una hora determinada de manera automática. Algo muy útil si no quieres llevarte todo el día recibiendo y respondiendo correos.

Ya sabes que la bandeja de entrada es un agujero negro de tiempo perdido. 🙂

 

#13. LastPass

En cuestiones de seguridad, LastPass tiene muchas papeletas para llevarse el premio gordo.

Este gestor de contraseñas te ayudará para almacenar tus claves de forma segura y para detectar tus cuentas rápidamente y autorellenar los datos de inicio de cada web.

Algo muy interesante es que te permite compartir contraseñas cifradas con otra persona sin que esta deba conocerla.

 

#14. Dropbox

Aunque para el caso vale lo mismo Dropbox que cualquiera de las mejores herramientas de almacenamiento gratuito disponibles para ti.

Es una herramienta indispensable cuando necesitas guardar tus documentos en un lugar seguro, compartir archivos de mucho tamaño o simplemente tener todo tu trabajo sincronizado para acceder a él desde distintos dispositivos.

 

#15. Google Drive

De esta no hace falta contarte mucho, ¿no? 🙂

Como ya sabes, es otra herramienta más de almacenamiento en la nube. Aunque si eres de los que prefiere trabajar con otras herramientas de la G Suite, como Google Docs, probablemente prefieras optar por esta.

 

#16. Evernote

Evernote ha dejado clara su propuesta y, por eso, lo primero que ves al entrar en su web es «Recuérdalo todo».

Esta herramienta, entre otras muchas funciones, te permite capturar y guardar páginas webs, capturas de pantalla, imágenes y notas (seguro que algo más se nos escapa) en el mismo lugar.

Es un cajón digital donde guardar ideas.

 

#17. Pocket

Siempre viene bien tener Pocket a mano cuando encuentras un artículo o noticia y quieres guardarlo para leerlo más tarde.

Además de guardar publicaciones, esta herramienta te permite crear tu propia colección de fuentes y acceder a su contenido incluso sin conexión.

Te vendrá bien si buscas otra manera de aprender leyendo. 🙂

 

#18. Pushbullet

Esta es una aplicación que muchos llevábamos tiempo esperando, así que no podemos resistirnos a colarla en la lista.

Pushbullet te permite enviarte cualquier archivo o enlace que estés viendo en tu móvil directamente a tu ordenador (y viceversa).

Por ejemplo, si estás leyendo un artículo desde tu móvil y quieres pasarte al ordenador, te envías el enlace a través de Pushbullet y se abre una pestaña automáticamente en tu navegador web.

 

#19. Buffer

No podemos pasar por alto las herramientas para gestionar redes sociales sin perder horas innecesarias en ellas.

Un buen ejemplo es Buffer, que te permite publicar, programar tus publicaciones e incluso responder a mensajes y comentarios desde la misma herramienta.

Es sorprendente cómoda en comparación a otras aplicaciones similares.

 

#20. Zapier

Cuando tienes claro en qué orden tienes que hacer las cosas y hay procesos que tienes que repetir día sí, día también, te planteas si habrá una maravillosa herramienta que te ahorre esa parte del trabajo.

Pues sí, la hay y se llama Zapier.

Con Zapier puedes crear automatizaciones entre distintas aplicaciones que utilices todos los días para dejar de repetir las mismas acciones una y otra vez. Que se hagan solas, que tú tienes mejores cosas en las que ocupar el tiempo. 🙂

 

Y de regalo…

#21. Respuestas predefinidas de Gmail

Este es un consejo muy interesante que nos deja Tess Whitty en su blog Marketing Tips For Translators.

Se trata de una función de Gmail que muchos pasamos desapercibido, aunque una vez que la descubrimos nos cuesta mucho volver a trabajar sin ella: las respuestas predefinidas

Con las respuestas predefinidas, puedes tener preparadas tus respuestas más habituales e insertarlas con un simple botón en los mensajes que estés escribiendo. Por ejemplo, te puede ser muy útil a la hora de responder sobre plazos, presupuestos, etc.

En este vídeo te explican al detalle cómo programarlas para que puedas empezar a utilizarlas ya mismo.

 

¿Esto es todo?

Podríamos llevarnos horas y horas escribiendo sobre productividad para traductores, pero… ¡Hay que ser productivos! 😉

Esperamos que esta lista de 20 +1 herramientas de productividad gratuitas para traductores sea suficiente por hoy y puedas empezar a sacarle partido ya mismo.

¿Crees que falta alguna importante? ¿Qué aplicación añadiríais a la lista orientadas a la productividad en traducción?

 

 

Herramientas de almacenamiento en la nube: ¿cuál recomiendas?

Herramientas de almacenamiento en la nube: ¿cuál recomiendas?

El azar puede jugarnos muy malas pasadas. Bueno, el azar y la tecnología.

Hemos perdido la cuenta de los casos, pero seguro que tú conoces más de uno. Esperemos que no te haya tocado vivirlo en tus propias carnes.

¿A cuánta gente conoces que haya perdido los archivos con los que estaba trabajando?

Aunque tampoco hay que ponerse en lo peor. Puede ser tan simple como tener que estar peleándote con tu ordenador constantemente por falta de espacio en el disco duro.

También son muchas las ocasiones en las que debemos compartir con un cliente o compañero un archivo muy pesado que no es posible enviar por correo electrónico bien por la capacidad de cada servidor, o bien por no saturar sus bandejas de entrada. Entonces hay que buscar otra salida para compartir el archivo en cuestión de forma fiable.

Para todo, la solución más sencilla y eficiente es la misma: las herramientas de almacenamiento en la nube.

No estamos descubriendo nada nuevo, pero a veces se nos olvida que debemos tener un plan B a la hora de almacenar y asegurar nuestros archivos con el paso del tiempo.

Puedes ir acumulando pendrives por tu casa que nunca encuentras cuando hacen falta o puedes ir a lo sencillo: guardar todos tus documentos en un lugar seguro, accesible y, además, ¡gratis!

Si no sabes por cuál decantarte, no te preocupes. Hemos hecho una selección de las 9 mejores herramientas de almacenamiento gratuitas con sus más y con sus menos para que decidirte por una sea pan comido.

 

Las populares:

 

#01. Google Drive

Google Drive es otra de las herramientas de Google y, como tal, se ha convertido en una de las más utilizadas con diferencia. Quizás sea por la popularidad de la marca o más bien por la increíble utilidad que tiene, ya que su mayor ventaja es que puedes sincronizarlo con las demás herramientas de G Suite, como Google Docs, Google Sheets, Google Calendar, etc.

Ofrece la friolera de 15 GB de almacenamiento gratis.

 

#02. Dropbox

Dropbox se ha coronado como uno de las herramientas favoritas de almacenamiento en la nube y sigue manteniendo su puesto, aunque no por ello es la mejor de esta lista.

Es increíblemente fácil de utilizar y esa sencillez se ha convertido en su seña de identidad. Ofrece un gran servicio de sincronización y 2 GB de almacenamiento gratuito, aunque puedes conseguir 500 MB por cada amigo al que invites hasta alcanzar 16 GB de almacenamiento.

 

#03. OneDrive

Es la herramienta de almacenamiento de Microsoft. Para utilizarla solo tienes que tener una cuenta de correo en Outlook (o Hotmail).

Microsoft sigue el ejemplo de Google y te permite utilizar todas las funcionalidades de Office en su versión online y gratuita, además de sincronizar tus documentos para que tengas todo lo que necesitas en un mismo lugar.

OneDrive nos permite compartir hasta 5 GB de forma totalmente gratuita.

Aquí viene un llamado especial a los estudiantes. Como bien sabes (y si no lo sabes nos lo agradecerás en un instante), Microsoft te brinda muchas facilidades con su servicio de Office 365 Educación. Solo necesitas una dirección de correo académica (el correo de tu universidad) y podrás utilizar muchas de sus herramientas de forma gratuita. Por ejemplo, si estás estudiando, OneDrive ofrece hasta 1 TB de almacenamiento gratuito. Sí, has leído bien, 1 TB.

 

Las generosas:

 

#04. MediaFire

Si lo que buscas es mucho espacio para almacenar tus archivos y documentos, no deberías pasar por alto MediaFire.

Dispones de 10 GB de almacenamiento gratuitos para empezar, aunque puedes aumentarlos hasta 50 GB. Solo tienes que invitar a tus amigos (1 GB por cada recomendación) o descargarte la APP en tu móvil para que te asignen 2 GB más.

 

#05. MEGA

MEGA ha pasado hasta ahora un poco más desapercibida que sus principales competidores. Sin embargo, ha demostrado ser una potente alternativa.

El tema de la capacidad de almacenamiento es algo más enrevesado. Será mejor que saques la calculadora, tenemos que hacer cuentas.

Cuando registras tu cuenta en MEGA, te regalan 50 GB de almacenamiento gratuito, pero tiene un poco de trampa. La curiosa cantidad de 35 GB (de esos 50 GB iniciales) expirarán a los 30 días.

MEGA ofrece la posibilidad de ampliar la capacidad de tu cuenta completando varias tareas, como descargarse el software o la APP para tu móvil. Además, por cada amigo que invites, te brindará otros 10 GB.

Quizás no es la mejor manera de mejorar su servicio, pero está claro que ofrece uno de los mayores planes de almacenamiento de esta lista.

 

Las que nunca están de más:

 

#06. iCloud

No podía faltar una de las herramientas de la gran manzana. iCloud es la herramienta de almacenamiento gratuita de Apple que ofrece unos 5 GB de espacio.

La sincronización entre dispositivos y la organización de archivos es una de sus mayores ventajas y, si eres uno de los que lleva Apple hasta en el carnet de identidad, lo sabrás mejor que nadie.

 

#07. Amazon Drive

La herramienta de Amazon es digna de mención. Te ofrece 5 GB de almacenamiento gratuito, pero aquí viene la parte que interesante: si eres cliente de Amazon Prime puedes almacenar todas tus fotos sin ningún límite de espacio.

Quizás esto no tiene mucho que ver con tus proyectos de traducción, pero para tus infinitas fotos de viajes y mascotas seguro que viene de perlas. 🙂

 

Y nuestras favoritas:

 

#08. Sync

Sync se ha ganado a pulso uno de los mejores puestos de esta lista.

En cuanto te registras, obtienes 5 GB de almacenamiento gratuito. Pero no se queda ahí, porque Sync te regala 1 GB por cada amigo al que invites hasta llegar a un máximo de 20 GB.

Hay que destacar sin ninguna duda que la versión gratuita de esta herramienta también incluye la función de «privacidad de conocimiento cero». Eso significa que tus archivos quedan encriptados y cifrados antes de ser almacenados, de manera que solamente tú tienes total acceso a tus datos.

 

#09. pCloud

Esta es la herramienta de almacenamiento gratuitas más recomendada por los usuarios.

pCloud sigue el ejemplo de MEGA en cuanto al sistema de recompensas. Comienzas con 2 GB de almacenamiento gratuito que puedes aumentar con 8 GB más completando pequeñas tareas.

Tiene funcionalidades muy interesantes, como la sincronización o el cambio el tamaño de tus archivos sin la necesidad de otras herramientas o programas.

Aunque tiene una pega: a la traducción de su página web no lo vendría mal un repaso, igual les puedes echar una mano. 😉

 

¿Con cuál te quedas?

Hay una infinidad de herramientas de almacenamiento gratuitas, pero si las incluyéramos todas esta lista no terminaría nunca.

Por eso solo hemos incluido las que ofrecen mejores funcionalidades y características. Aunque no olvides que lo importante es elegir una que se adapte a todas tus necesidades.

Eso ya depende de ti. 🙂 Aunque esperamos que esta lista de haya ayudado para aclarar tus dudas.

¿Y tú? ¿Qué otras «nubes» nos recomiendas?

 

 

17167

Looking for 

Retirement Advice?

FREE

Download free eBook with advice from experts

17167

¿Quiere ahorrarle dinero al Estado?

FREE

Descárgate este eBook para suicidarte a los 60 años y que no tengan que pagarte la jubilación.

¡Nos encantan las personas con esta iniciativa!

¿A qué correo electrónico te lo enviamos?

Responsable: Trágora S.C.A. 

Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. 

Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo

(spam, promociones, no deseado...)