Para empezar respondiendo a la pregunta del título, a nosotros, como formadores y a todos los intérpretes profesionales, como representantes de esta profesión que exige tantísimo esfuerzo y preparación, nos importa y mucho.

Los traductores e intérpretes estamos ya más que acostumbrados a escuchar críticas negativas sobre nuestra profesión, principalmente originadas por la mala praxis de pseudotraductores sin formación ni respeto hacia lo que supone trasmitir las palabras de una persona. Pero ello no implica que no nos indignemos cada vez que algún medio de comunicación carga las tintas contra nosotros.

En Trágora Formación no estimamos oportuno quedarnos de brazos cruzados ante un ataque que ha dado la vuelta al mundo por la repercusión del evento en cuestión y porque ningún medio de comunicación ha corrido para rectificar su información. Y es que esta vez, no ha sido error del “intérprete” venezolano de la cadena Tves en la apertura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Ahora explicamos por qué.

Este es el vídeo que ha circulado por todo el mundo:

Como destacó nuestro invitado en el #HangoutsTrágora que celebramos sobre la traducción deportiva, Juan Pablo Sans, NO se trata de un intérprete profesional, sino del propio comentarista del programa de la televisión estatal venezolana que estaba retransmitiendo la apertura de los Juegos y al llegar el momento del discurso del presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, decidió hacer por sí mismo la interpretación simultánea con este vergonzoso resultado:

Frase original: “The selfishness is gaining ground”.

Interpretación no profesional: “Los selfies están por todos lados”.

Lo que habría hecho un intérprete profesional: “el egoísmo está ganando terreno”.

Sin embargo, nuestra compañera de profesión, Danielys P. Fernández, nos sopla que esta cadena de televisión ya tiene un largo historial de meteduras de pata que no se acompaña de rectificaciones ni de notas de prensa en las que pidan perdón.

Durante los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres, el comentarista gritó «unga, unga»  mientras desfilaba la delegación del país africano Benín y cuando llegó el turno de Madagascar, el presentador se despachó a gusto así: «No se crean que solo viven animales, también hay personas en Madagascar». Y, por si fuera poco, durante las Olimpiadas de Beijing 2008, el periodista Willie Oviedo, de la misma cadena, aseguró que Michael Phelps había ganado ocho medallas de oro en Munich 1972, pero en esa época el nadador estadounidense no había nacido. Además, afirmó que esos Juegos habían sido los de Adolf Hitler, a pesar de que el genocida alemán falleció en 1945.

Desde Trágora Formación, que cuidamos de la preparación de nuestros alumnos exigiéndoles el mayor de los esfuerzos y poniendo a su disposición los profesores más cualificados, rogamos a los responsables de Tves que contraten traductores e intérpretes profesionales para mejorar su propia imagen y la de nuestra profesión.

¿Y por qué no? Les invitamos también a disfrutar de esta entrevista que realizamos a un traductor profesional venezolano sobre las dificultades de la traducción de eventos deportivos.