Entregas la traducción.

Esperas el feedback del cliente.

Recibes un «Muchas gracias».

«Cri, cri».

¿Qué ha pasado? ¿Le parece bien? ¿Le ha gustado? ¿Quiere cambiar algo?

Es muy posible que llegue el momento en el que te plantees consultarle a tu cliente su opinión sobre tu trabajo. Pero, ¿cómo hacerlo sin parecer poco profesional?

Bien, ¿has pensado en hacer una encuesta de satisfacción?

Quizá no te lo has planteado hasta ahora, pero suponen una gran fuente de información para crecer profesionalmente y asegurarte de que tus clientes no tienen planes de cambiar de proveedor.

Si eso te ha parecido interesante, espera a ver el resto.

 

Por qué usar encuestas de satisfacción si eres traductor autónomo

Puede que tengas un flujo de proyectos bastante aceptable o puede que quieras tomar medidas para aumentar tu cartera de clientes. En cualquier caso, utilizar encuestas de satisfacción siempre va a ser positivo para tu negocio porque dejas de estar en tu sitio para ponerte en la piel de tu cliente y conocer su opinión sobre tu forma de trabajar y de tratarle.

Especialmente cuando estás empezando, te das cuenta de lo bien que te vendría una opinión externa de vez en cuando para asegurarte de que estás avanzando hacia el camino correcto.

Sí, normalmente tendrás a mano los consejos de colegas de profesión y compañeros con los que colabores a menudo. Incluso irás aprendiendo a adaptarte a tus clientes a medida que pase el tiempo (y más cuando hay herramientas que te ayudan a lograrlo casi sin esfuerzo).

En cualquier caso, la encuesta de satisfacción es una forma de ver tu trabajo con más claridad y objetividad.

Entre otras cosas, te permitirá conocer mejor a tus clientes y, si ofreces distintas especialidades, te ayudará a detectar cuál de ellas es más rentable, cuál es la que mejor funciona o la más solicitada, etc.

Puede que te lleves alguna sorpresa. Quizás tus clientes están hablando maravillas de ti a tus espaldas. O, quizá, entre las respuestas encuentres algún detalle recurrente que pueda convertirse en un problema que solucionar. Por ejemplo, las formas de pago, los plazos, la rapidez de tus respuestas, etc.

En resumen, las encuestas de satisfacción te obligan a ponerte en la piel de aquellos clientes que trabajan contigo y a evaluar tu propio trabajo.

 

¿Cómo se hace una encuesta de satisfacción?

Tras mucho investigar y probar herramientas gratuitas para hacer encuestas, las que más nos han gustado son las siguientes:

Además de estas opciones, existe Le Sphinx Declic, una herramienta que te permite preparar encuestas muy atractivas para tus clientes. En esta herramienta puedes elegir entre infinidad de plantillas, todas ellas personalizables, para que tus clientes disfruten con su diseño mientras evalúan tu trabajo. Al salir de la monotonía del binomio pregunta-respuesta o «seleccione la opción que corresponda», tus clientes te verán como un profesional que cuida cada detalle.

Esta herramienta incluye una función totalmente gratuita para analizar los datos obtenidos y presentarlos como tú prefieras: de forma numérica, con una gráfica, etc. Así podrás ver las respuestas de las 50 encuestas que te permite enviar la versión gratuita de este programa.

De todas formas, puedes investigar y elegir la que más se adapte a tus necesidades.

Ahora veamos, algunos consejos para hacer una encuesta de satisfacción a nuestros clientes de traducción o interpretación.

 

Determina para qué la vas a usar

¿Vas a enviar esta encuesta a todos y cada uno de tus clientes?

Puedes crear una encuesta para enviar a todos tus clientes y pedirles que dediquen unos minutos a rellenarla. Con esto tendrás una visión global de tu trabajo y la repercusión en ellos.

Quizá solo debas enviarla a aquellos con los que has trabajado este último año para que tengan fresca la colaboración y puedan opinar.

¿Prefieres enviar la encuesta a partir de este momento al terminar cada encargo o solo tras el primero de ellos?

Te recomendaríamos enviarla tras la primera colaboración, a modo de comprobación de la satisfacción y primera impresión. No obstante, puedes hacerlo con cada proyecto que termines.

Todo esto es algo que deberías plantearte antes de lanzar tu encuesta al aire.

Segmentar al público que participará en la encuesta te dará ideas para elegir bien las preguntas.

 

Lo bueno, si breve, dos veces bueno

Ten en cuenta que cada vez que envías una encuesta estás pidiendo a esa persona que te dedique unos minutos de su valioso tiempo.

Se muy breve. Ve al grano y no compliques la forma de hacerlo.

 

Elige cómo quieres que respondan

¿Prefieres que escriban texto en sus respuestas o que califiquen del 1 al 5 su satisfacción?

Para ellos será más fácil calificar del 1 al 5, por supuesto, menos tiempo que emplean, pero para ti quizá sea más complicado de interpretar porque si te ponen un 1 en algún ítem, ¿por qué ha sido?

Piensa que, si limitas a tu cliente a responder simplemente con «sí» o «no, te arriesgas a dejar detalles importantes fuera del tintero.

En tal caso, tendrás que volver a escribirle y preguntarle por su insatisfacción.

También puedes dejar una pregunta de texto abierta al final para que pongan sus comentarios e invitarles claramente a sugerir mejoras.

 

Selecciona las preguntas

Antes de empezar, deberás tener claro cuáles son los objetivos de tu encuesta.

Lo ideal es que sepas de antemano qué tipo de preguntas te gustaría hacer a tu cliente y qué conclusiones podrías sacar de ellas.

Porque si no analizamos las respuestas no podremos tomar medidas ni proyectos de mejora.

Hay 3 preguntas que, según nuestra opinión, no deberías pasar por alto:

  • La calidad del servicio prestado.
  • Si se ha cumplido el plazo acordado.
  • Si la comunicación ha sido fluida.

Si te das cuenta, son cuestiones básicas y primordiales a partir de las cuales puedes ir desarrollando el resto de tu encuesta y añadir:

  • La relación calidad/precio.
  • Las formas de pago ofrecidas.
  • Los plazos de entrega ofrecidos.

 

Cuida los detalles

Fíjate en algunos de los aspectos que deberías tener en cuenta:

  • Intenta que tus preguntas sean concisas y claras para que se entiendan a primera vista.
  • Centra tu pregunta en un único elemento. Es decir, no preguntes a la vez por la velocidad de tus respuestas y por la de tus plazos de entrega, ya que tu cliente los valorará de forma distinta.
  • Procura que las respuestas que propones (si son a elegir) sean lo más representativas posible.
  • Antes de preparar tu encuesta, investiga las herramientas que puedes utilizar y quédate con la que más se ajuste a tus necesidades.

 

Ideas para aprovechar las encuestas de satisfacción

Creemos que las encuestas de satisfacción pueden aprovecharse un poco más a nivel de promoción y de fidelización de clientes.

Como traductores autónomos, deberíamos tener siempre en mente la forma de promocionar nuestros servicios y de llegar al mayor número de potenciales clientes posibles.

Para ello, compartimos contigo unas ideas para mejorar tus encuestas de satisfacción a nivel de marketing.

 

Consigue opiniones para tu web

Si tu encuesta es muy breve, podrás dejar un espacio para solicitar una opinión o testimonio que te sirva para tu página web.

Crea una pregunta de texto y pide a tus clientes que compartan lo que más destacarían de colaborar contigo. No te olvides de dejar una para que marquen si te dejan usarlo como opinión en tu página web.

 

Consigue más flujo de trabajo de ese cliente

Una buena idea que aplicamos en nuestra empresa de traducción es incluir al final de la encuesta un recordatorio de los servicios que ofrecemos.

El motivo no es otro que informar al cliente de otros servicios que ofrecemos y que puede que no conozca. Por ejemplo, si alguien nos ha contratado para realizar una subtitulación, aprovechamos y le informamos de que también hacemos traducción para doblaje.

El final de la encuesta, justo antes del botón «Enviar», es ideal para agradecer al cliente su tiempo y recordarle tus especialidades de trabajo e informarle de que también trabajas en otras combinaciones de idiomas (¡seguramente no lo sepa!).

 

Consigue ideas interesantes para tu negocio

Quizá podrías añadir una pregunta del tipo: «¿Qué otros servicios crees que sería interesante que ofreciera?». Y dirás, ¿para qué voy a preguntar eso?

Preguntando se llega Roma. Un cliente puede darte una buena idea sobre un servicio complementario que puedas ofrecerle o incluso puede sugerirte un servicio que ya ofreces, con lo que aprovechas para escribirle y decirle que lo tiene a su disposición.

Prueba y verás los resultados.

 

¿Qué pasa si el cliente no responde la encuesta?

Hay que ser realistas. Es muy posible que mandes tu encuesta a una buena cantidad de clientes, pero debes ser consciente de que muchos no se tomarán la molestia de rellenarla.

En lugar de quedarte de brazos cruzados, siempre puedes hacer un pequeño seguimiento.

Que no te de pánico enviar algún que otro recordatorio (¡aunque tampoco hace falta inundarle a nadie la bandeja de entrada!).

Explícale a tu cliente de forma clara, breve y sencilla por qué te gustaría que participara en esa encuesta.

Así tendrás más posibilidades de recibir un buen índice de respuestas y recabar más información.

 

¿Qué hacer con los datos recabados en la encuesta de satisfacción?

Vale, ya has enviado tu encuesta, has recopilado unas cuantas respuestas interesantes… ¿Ahora qué?

El siguiente paso no es otro que estudiar todas las respuestas con lupa, analizar los resultados y sacar tus propias conclusiones.

Vuelve al punto de partida, recuerda los objetivos que te planteaste cuando decidiste lanzar esta encuesta y compáralos con los resultados.

Al final, tendrás una idea clara de qué acciones deberías tomar o si deberías mejorar algún aspecto de tu negocio como traductor autónomo.

Ahora sí, ponte manos a la obra y prepara tu encuesta de satisfacción. Es un buen momento para descubrir lo contentos que están tus clientes contigo. 🙂

 

 

¿Quieres que te avisemos de los próximos artículos?

Responsable: Trágora S.C.A. Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Recibe contenido exclusivo antes que nadie.

Solo queda un paso. 

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección. ¡Te esperamos!

 

 

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo (spam, promociones, no deseado...).

¡Nos encantan las personas con esta iniciativa!

¿A qué correo electrónico te lo enviamos?

Responsable: Trágora S.C.A. 

Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. 

Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo

(spam, promociones, no deseado...)