La traducción de textos médicos, así como la interpretación de eventos relacionados con la medicina, puede ser un claro ejemplo de un trabajo que normalmente realizamos de oídas, traducimos conceptos de un campo que solo unos pocos elegidos tienen la oportunidad de pisar, tocar, oler y, lo que más nos gusta, comentar con los profesionales del ramo.

Sabemos que hay eminencias de la traducción médica que fueron médicos antes que traductores, como Fernando A. Navarro, pero si antes de frailes no fuimos cocineros, son pocas las ocasiones en las que tenemos la oportunidad de entrar en un quirófano y conocer de primera mano cómo es realmente ese mundo.

En esta ocasión hemos colado a un traductor en un quirófano. Tranquilos, que no le hemos dado el cambiazo a otro paciente y no le van a extirpar nada, ni trócares, cánulas y endoscopios andarán por su cuerpo… aún. Pero sí le hemos pedido que se fije en cuáles son las posturas más habituales en las que el personal sanitario coloca a los enfermos para la intervención.

Este es el mensaje que nos ha enviado y compartimos con vosotros:

«Queridos amigos de Trágora y traductores de todo el mundo:

Siguiendo vuestras peticiones he conseguido colarme en el quirófano del hospital de referencia de Bovidae donde, en un solo día, he visto más posturas sobre la camilla que en todo el Kamasutra. Las distintas posturas en las que se coloca al paciente sirven para facilitar la técnica quirúrgica y evitar complicaciones. La elección de la posición más adecuada requiere un profundo conocimiento de la anatomía humana, las consecuencias de cada posición, manejo del instrumental que se vaya a utilizar durante la intervención, saberse las funciones que desempeñarán los distintos miembros que componen el equipo de cirugía y tener muy en cuenta en qué estado se encuentra el paciente. 

He podido ver que el posicionamiento del paciente se puede llevar a cabo antes o después de la anestesia; por lo que puede ser necesaria la intervención de un intérprete para explicar al paciente, aún consciente, cómo debe colocarse en la mesa de operaciones. Según me comentó una enfermera, suelen preferir colocar al enfermo una vez anestesiado (al parecer no es porque quieran evitarnos a los intérpretes) pero ello entraña algunos riesgos porque el paciente no puede informar sobre dolores o posible malestar que la postura pueda causar, como fracturas por decúbito, úlceras, lesiones nerviosas…).

 1. Posición decúbito prono (o ventral). [Prone position] 

En esta posición el paciente descansa sobre la mesa boca abajo, con la cabeza ladeada o apoyada sobre un sistema de apoyo que se añade a la mesa. Es la posición que supone más problemas por su difícil colocación y por los efectos fisiológicos que puede conllevar, además de que imposibilita el manejo de las vías respiratorias para el anestesista. 

1 decubito pronoLas principales intervenciones que se realizan con el paciente en esta posición son en el recto [rectum] y la columna vertebral [acantila, backbone, spinal column, dorsal column, dorsal spine, spine]. 

Puede sernos útil para los traductores saber que los motivos por los que se tiende a evitar esta posición son:

* El riesgo que supone el propio peso del paciente, que puede provocar una insuficiencia respiratoria grave.

* El diafragma queda atrapado por el contenido abdominal y por el peso del tórax.

* Compresión de la vena cava inferior, por lo que se puede retener el agente anestésico en la zona peritoneal.

* Congestión en la zona de la cabeza.

2. Decúbito supino. [Supine position]

En este caso era para una cirugía de abdomen y pude ver cómo colocaban al paciente boca arriba, le ataban los brazos (imagino que para que no los moviera si se despierta de la anestesia), las piernas estaban rectas y alineadas con la columna y la espalda del paciente. Esta es la posición preferida por los cirujanos y la que se utiliza para la cirugía abdominal, vascular, facial, de cuello y abordajes [approach] tanto axilares como inguinales. 

2 decubito supino

Aunque sea la más fisiológica, también tiene sus posibles complicaciones:

* El abdomen comprime el diafragma y puede reducir la ventilación.

* Riesgo de atelectasia, disminución del volumen pulmonar, a causa de una obstrucción de las vías aéreas (bronquios o bronquiolos).

* En enfermos con obesidad, ascitis, tumoración abdominal o en el caso de las embarazadas, se comprime la vena cava [vena cava] y puede terminar en una hipotensión [low blood pressure]. 

3. Kraske o de navaja. [Kraske position]

Al principio puede parecer una posición un poco ortopédica pero tiene su utilidad, es una posición decúbito prono pero la mesa se cierra a nivel de la cadera del enfermo en un ángulo que varía según la intervención, también hay que colocar una almohada a la altura de la cadera y la ingle, y proteger los pies, las rodillas y las piernas con cojines. En los brazos se colocan unos soportes para los codos. 

3 kraske o navaja

Se utiliza esta posición para:

* Cirugía rectal.

* Cirugía en la zona sacra [sacrum region]. 

4. Laminectomía. [Laminectomy position]

En principio se coloca al paciente en decúbito prono pero con un soporte para elevar el tronco por encima de la mesa, con los brazos hacia la cabeza y un poco flexionados. Hay que colocar una almohada debajo de la axila, otra flexionando las piernas y sujeciones en muslos y muñecas.

4 laminectomia

Se utiliza para:

* Cirugía torácica [thoracic surgery].

* Cirugía lumbar [lumbar surgery].

5. Posición de Fowler o sedente. [Fowler position]

En esta posición, el paciente está sentado con mayor o menor inclinación de la espalda y con las rodillas flexionadas o no con la ayuda de una almohada. 

5 Fowler o sedente

Aunque parezca una posición muy cómoda, no está exenta de riesgos, las principales complicaciones que puede presentar son:

* Hipotensión postural [postural hypotension].

* Embolia gaseosa [gas embolism].

* Edema [oedema] de lengua, cara, cuello o vías respiratorias.

* Estasis venosa [venous stasis] en extremidades inferiores.

Se utiliza para:

* Cirugía de columna vertebral.

* Craniectomía [Craniectomy]

* Procesos en la cara.

Según pude ver, el paciente permanece tumbado sobre su espalda, como en la posición de decúbito supino, pero inclinan la mesa para que la cabeza quede por debajo de la línea de los talones sin arquear la estructura. 

Esta posición está indicada para intervenciones en la parte inferior del abdomen o de la pelvis gracias al desplazamiento cefálico del contenido abdominal.

6. Decúbito lateral o SISM. [Lateral recumbent]

En esta ocasión colocaron al paciente sobre un costado, de lado. Acomodar al paciente es más difícil debido a que la alineación del organismo queda alterada. Se busca la rectitud en el eje cabeza-tórax-cadera.

6 decubito lateral

Es una posición indicada para:

* Cirugía torácica.

* Cirugía renal.

* Cirugía ortopédica (prótesis de cadera).

7. Posición de Trendelenburg. [Trendelenburg position] 

Se coloca al paciente en decúbito supino pero la cabeza debe estar más baja que las piernas de manera que se facilita, por el efecto de la gravedad, el retorno de un gran volumen de sangre desde el sistema de la vena cava inferior al corazón.

7 Trendelenburg

Es una de las primeras medidas para:

* El tratamiento de la hipotensión en el shock hipovolémico [hypovolemic shock] y neurogénico.

* Intervenciones de abdomen inferior [lower abdomen] y pelvis.

 8. Posición de Trendelenburg invertido. [Teverse Trendelenburg position]

 Para esta posición, se coloca al paciente de modo que las piernas deben estar más bajas que la cabeza.

8 Trendelenburg invertido

 Útil para:

* Intervenciones de cabeza.

* Intervenciones en el cuello.

* Embolismos aéreos venosos [venous air embolisms].

 9. Posición de litotomía (es la posición ginecológica por excelencia). [lithotomy position]

 El paciente está en decúbito supino con las piernas levantadas, flexionadas y apoyadas en los estribos de la mesa de operaciones o de la camilla de exploración.

9 litotomia

Es la posición más indicada para:

* Cirugía vaginal.

* Cirugía urológica.

* Cirugía rectal.

Espero que toda esta información resulte útil para el resto de traductores que se enfrentan a textos médicos en los que simplemente se cita la posición del paciente, con esta humilde ayuda resultará más fácil entender el porqué de la posición, de las precauciones del personal y hasta se podrá adivinar qué tipo de cirugía es la que se va a practicar. 

Me despido hasta que logre infiltrarme en otro rincón del hospital y os pueda contar más cosas que se cuecen por aquí.

Abrazos. 

Fdo. Un traductor en el quirófano»

 ¡Muchas gracias a este traductor infiltrado! Esperamos recibir más mensajes suyos pronto.