Usa la alineación de archivos para reaprovechar traducciones antiguas a partir de documentos monolingües.

Pongámonos en situación: un cliente te pide que traduzcas una versión actualizada de uno de sus manuales de una forma coherente con la versión anterior. Sin embargo, como la versión antigua de ese manual se tradujo cuando Cristo pegó las tres voces, no solo no dispone de una memoria, sino tampoco dispone de  un archivo bilingüe que te permita recuperar las traducciones. Lo único que puede facilitarte son dos archivos monolingües, uno en el idioma de origen y otro en el idioma de destino.

¿Significa que tienes que darte por vencido y traducir el nuevo manual desde cero, con el engorro de tener que consultar constantemente las traducciones de la versión anterior? 

Por suerte para nosotros, podemos recurrir a la alineación de archivos de SDL Trados Studio o memoQ para reaprovechar las traducciones.

¿Y qué en qué consiste la alineación? En pocas palabras, al alinear archivos, colocas cada monolingüe en paralelo para que el programa intente saber qué segmento es la traducción del original a la vez que corriges los posibles errores. Al terminar, puedes enviar las traducciones a la memoria de traducción que quieras y no tendrás que empezar desde cero.

Si todo esto te suena a chino, aprende a utilizar una de estas herramientas de traducción en un tiempo récord, siempre que tengas claro qué herramienta elegir.

Cómo alinear archivos en Trados Studio

Si queremos alinear archivos en Studio, lo primero será asegurarnos de que el contenido se parezca lo máximo posible (es decir, que no haya contenido añadido o borrado en uno de los idiomas con respecto al otro), ya que el proceso se puede alargar en caso contrario.

Una vez abierto Studio, hay que ir al panel Memorias y hacer clic en Alinear documentos, donde podemos elegir si queremos alinear una o varias parejas de archivos o abrir una alineación que ya hubiéramos comenzado antes. En nuestro caso, seleccionaremos Alinear varios archivos, ya que así podremos guardar una copia de la alineación (archivo sdlalign) por si queremos terminarla o repasarla más tarde.

alineación-studio

Botón Alinear documentos

En el asistente que se abre, el primer paso es indicarle a Studio si queremos que las traducciones se incluyan en una memoria existente o en una nueva que creemos solo para este propósito, así como la combinación de idiomas. En el segundo paso, añadimos los archivos de origen como se ve en la captura. Luego podremos hacer lo mismo con los archivos correspondientes en el idioma de destino. Si el nombre de los archivos es similar, Studio identifica que uno es el equivalente del otro de forma automática.

alinear-archivo-studio

Elegimos los archivos de origen y destino que queremos alinear

Tras Finalizar, Studio lleva a cabo una alineación inicial que podemos enmendar a continuación si es necesario abriendo el archivo sdlalign que nos muestra Studio. Llegamos entonces a la siguiente ventana:

alinear-archivos

Edición de la alineación

Vemos una columna por idioma y otra central con enlaces entre segmentos de diferentes colores, que sirven para que Studio muestre la confianza que tiene en su propia alineación previa (siendo el rojo el nivel más bajo y el verde el más alto). 

Ahora podemos usar los botones de la sección superior para confirmar o rechazar la alineación previa, ya sea en un par de segmentos o en todos a la vez o bien para unir un segmento con otro diferente (o varios). 

Si confirmamos un segmento alineado, Studio cambia el color a verde y el trazo pasa a ser continuo (como ocurre en el segmento 1 en esta captura), porque ha sido confirmado por nosotros mismos y no por una máquina.

alinear-segmento-studio

La columna central tras confirmar un segmento alineado

Por último, solo tenemos que enviar los segmentos a la memoria que queramos usando el botón Importar a memoria de traducción. Podemos elegir entre la importación rápida o la importación avanzada (si queremos cambiar algún criterio). De esta forma, podremos reutilizar las traducciones antiguas en proyectos futuros.

alineación-segmento-studio

Botón Importar a memoria de traducción

Cómo alinear archivos en memoQ

Si nuestro objetivo es alinear archivos en MemoQ, primero tendremos que asegurarnos de que el contenido sea lo más parecido posible (es decir, que no haya contenido añadido o borrado en uno de los idiomas con respecto al otro), ya que el proceso se puede alargar en caso contrario.

Una vez abierto MemoQ, si no lo hemos hecho ya, tendremos que crear un LiveDocs, que es un corpus donde podemos añadir archivos monolingües de referencia y alineaciones. Para hacerlo, pulsamos el botón Consola de recursos situado en la esquina superior izquierda, luego iremos a la sección LiveDocs y haremos clic en Crear nuevo, como se ve en la captura de pantalla.

Nuevo corpus o LiveDocs de memoQ

Tras indicar los datos básicos del corpus, añadimos los pares de archivos que queremos alinear mediante el botón Agregar pares de alineación. En la siguiente ventana, elegimos el par de idiomas de la alineación y buscamos los archivos de origen y de destino. Si el nombre de los archivos es similar, MemoQ identifica que uno es el equivalente del otro de forma automática, como se aprecia en la captura de pantalla.

alinear-memoq-idiomas

Elegimos los idiomas y los archivos de origen y destino que queremos alinear

Tras pulsar en Aceptar, memoQ lleva a cabo una alineación inicial que podemos enmendar a continuación si es necesario seleccionando el par de archivos en la lista de archivos del corpus y haciendo clic en el botón Ver/editar. 

Nos lleva entonces a una ventana similar a la siguiente.

editar-alineación-memoq

Edición de la alineación

Vemos una columna por idioma y otra central con enlaces entre segmentos de diferentes colores, los cuales sirven para que memoQ muestre la calidad de su propia alineación previa (siendo el verde claro el nivel más bajo y el verde oscuro el más alto). 

Ahora podemos usar los botones de la sección superior para confirmar o rechazar la alineación previa, ya sea en un par de segmentos o en todos a la vez o bien para unir un segmento con otro diferente (o varios). 

Si creamos un vínculo sincronizado con el botón derecho del ratón, confirmamos un segmento alineado. memoQ cambiará el color a morado (como ocurre en el segmento 1 en esta captura), ya que ha sido confirmado por nosotros mismos y no por una máquina.

alineación-segmento-memoq

La columna central tras confirmar un segmento alineado

La ventaja de los LiveDocs de memoQ es que podemos añadirlos a cualquier proyecto como si fuera una memoria (como se ve en la captura) y, a diferencia de esta última, es posible consultar el contexto de la alineación mientras traducimos, por lo que es de gran ayuda y hace innecesario enviar los segmentos a una memoria.

alineación-livedocs-memoq

Nuestro LiveDocs vinculado a un proyecto

No obstante, si quisiéramos exportar los segmentos a una memoria, primero tenemos que añadirlas al proyecto. Luego vamos al LiveDocs y, por último, pulsamos el botón Exportar a memoria y cambiamos las opciones que queramos. Entonces podremos reutilizar las traducciones antiguas en proyectos futuros.

importar-memoria-memoq

Botón Importar a memoria de traducción

De esta forma, podrás utilizar tus traducciones antiguas y alinearlas para no tener que volver a traducir.

Y hasta aquí nuestro artículo #QATAOTIP de esta semana.

¿Por qué no practicas con lo que has aprendido?

¿Quieres que te avisemos de los próximos artículos?

Responsable: Trágora S.C.A. Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Recibe contenido exclusivo antes que nadie.

Solo queda un paso. 

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección. ¡Te esperamos!

 

 

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo (spam, promociones, no deseado...).

¡Nos encantan las personas con esta iniciativa!

¿A qué correo electrónico te lo enviamos?

Responsable: Trágora S.C.A. 

Finalidad: Gestionar tu suscripción a nuestras listas. 

Legitimación: Tu consentimiento. 

Destinatarios: Servidores de Mailchimp. 

Tus derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

¡Solo queda un paso más!

Revisa tu correo electrónico para confirmar tu dirección.

 

 

 

 

¡Te esperamos!

IMPORTANTE: Revisa todas las carpetas de tu correo

(spam, promociones, no deseado...)